Entrevista

"La Bolsa europea irá mejor que Wall Street en 2017"

"Si gana Fillon, habrá una gran oportunidad de inversión en Francia"

bolsa europea
Jacobo Blanquer, consejero delegado de Tressis Gestión

Tressis Gestión comenzó su andadura hace cinco años y en ese tiempo ha logrado un patrimonio de 300 millones de euros. Pese a que cerrará el ejercicio sin crecimiento patrimonial, se ha hecho un hueco en la creciente industria de la gestión independiente de fondos de inversión. Su consejero delegado, Jacobo Blanquer, prevé un 2017 aún más complicado e intenso que 2016, en el que habrá que subirse al carro adecuado para aprovechar las ganancias del mercado. Su apuesta para el año nuevo es una continuación de la de la recta final del pasado –los bancos y las compañías automovilísticas–, con la que ha logrado una rentabilidad para su fondo, el Adriza Global, del 8,4% en 2016. Pero el camino estará plagado de obstáculos y la primera parte de 2017 ya estará marcada por la toma de posesión de Donald Trump y la puesta en marcha de sus políticas, la activación del brexit y las presidenciales francesas.

 ¿En qué medida va a influir la política en las decisiones de inversión de 2017?

El año 2016 estuvo muy marcado por la política, pero 2017 lo puede estar aún más. Habrá que ver qué hace Trump, qué pasa con el brexit y con las elecciones europeas. Francia es la primera incertidumbre, con la segunda ronda en mayo. Si gana Fillon, será una de las mejores oportunidades de invertir en Francia en mucho tiempo. Creo que tiene muchas opciones de ganar con el sistema de la segunda vuelta. Si gana Fillon hay que ponerse largo de Francia. El riesgo para el mercado es que gane Le Pen, los populismos. En el referéndum italiano estaba muy claro que iba a salir que no. Pero lo que descuente el mercado sobre Francia no va a ser igual que con Italia.

¿Cree que el riesgo político va a dejar en desventaja a la hora de invertir a la Bolsa europea frente a la estadounidense?

Estoy bastante optimista con Europa. Creo que los resultados empresariales van a mejorar. Llevamos cinco trimestres con resultados bajando, en el último trimestre han sido ya mejores y creo que están cogiendo fondo para tirar hacia arriba. Pese a los condicionantes políticos, el año que viene puede ser mejor para Europa. No tanto porque vaya a haber una corrección en Wall Street, pero sí espero un mejor comportamiento en la Bolsa europea que en la de EE UU. Las valoraciones en Wall Street a estos niveles son ya bastante justas y todo va a depender de la política de Donald Trump.

¿En qué sectores hay que posicionarse de cara a 2017?

Es muy importante el sector en el que estás y en eso seguimos. Creo que los bancos todavía tienen que funcionar. El movimiento que hizo el BCE el pasado día 8 es de apoyo total a la banca, se trata de positivizar la curva de tipos. Quedó la puerta abierta a que en 2018 podamos ver subida de tipos. Los bancos todavía tienen recorrido, en la primera parte del año hay que tener todavía bancos. Son una de las apuestas para la primera parte del año. Y europeos más que estadounidenses. Nuestra visión no cambia dentro del sector bancario español por las cláusulas suelo. Nuestro favorito, Santander, no está afectado.

¿Qué otros sectores pueden ser también interesantes?

Creo que el sector del automóvil puede seguir bien, tiene ratios baratos y niveles de ventas en máximos históricos. En este sector siempre existe el temor por el tirón de la economía china. Sigue creciendo a ritmos del 6% y es probable que continúe así. El riesgo está en la relación con EE UU. Si se complica por el proteccionismo de Trump, puede haber un conflicto comercial que al final afectará más a China. EE UU no es un país exportador, importa mucho más. También creo que lo van a hacer bien las aerolíneas. Tuvieron una caída muy fuerte por el alza del crudo y tienen siempre la amenaza de un atentado, aunque no afectan tanto como antes.

¿Qué posiciones son desaconsejables en Bolsa? ¿Y en deuda?

En materias primas, después de un año espectacular ya no tienen el mismo recorrido. Las valoraciones son más ajustadas. Del sector utilities no queremos nada, de consumo estable, con compañías como Danone o Nestlé, tampoco. Es prácticamente seguro que no vamos a tener deuda soberana de Europa en todo el año, estamos casi seguros de que vamos a estar cortos. Entraremos y saldremos pero siempre con posiciones negativas hacia los Gobiernos. En deuda de Gobiernos tenemos la de EE UU, es razonable que el bono a diez años se vaya al 3% y a esos niveles ya iríamos a otra posición.

Normas
Entra en El País para participar