_
_
_
_

Resurgir de las exportaciones alemanas.

Después de un dato débil en julio, las exportaciones alemanas han batido todas las previsiones al registrar en agosto su mayor repunte en los últimos seis años, alejando así los temores a la posible desaceleración de la mayor economía de Europa. Según los datos publicados ayer por la oficina federal de estadísticas (Destatis), las exportaciones ascendieron a 96.500 mill.€, lo que supone un crecimiento del 9,8% en tasa interanual y del 5,4% frente a julio, la mayor subida desde mayo de 2010. Por su parte, las importaciones alcanzaron los 76.500 mill.€, un 5,3% más que un año antes y un 3% por encima del dato de julio.

Con estos datos, la balanza comercial de Alemania arrojó en agosto un superávit de 20.000 mill.€, frente a los 15.200 millones de agosto de 2015. En datos ajustados estacionalmente y a los efectos de calendario, el saldo positivo en agosto fue algo mayor: 22.200 mill. €. Alemania despeja así las dudas que se cernían sobre un posible debilitamiento de sus exportaciones, y con ello del crecimiento dado que las primeras son su principal motor de crecimiento económico. Hace unos días también hubo buenas noticias del lado de la producción industrial, que subió más de lo esperado en agosto y marcó su mayor incremento desde enero. El gobierno alemán ha elevado sus previsiones de crecimiento del PIB para este año hasta el 1,8% desde el 1,7% previo. De confirmarse, sería el mayor aumento desde 2011.

Alemania, que parecía verse afectada por la caída del comercio exterior como otras zonas económicas, vuelve a quedar al margen. Quizás la infravaloración del EUR, fruto de las políticas de QE del BCE, puedan tener algo que ver en esta situación. Este mismo día se ha conocido la balanza Comercial de Japón y observamos como las exportaciones de Japón a la UME se han estancado en niveles muy por debajo de los existentes en los meses previos a la crisis del 2007, mientras que las importaciones de la zona se ha disparado y vienen a representar prácticamente un valor similar al registrado con los EE.UU. (las exportaciones a éste último han recuperado nivele cercanos a los existentes antes de la crisis del 2007).

Japón y Alemania sería las dos caras de la evolución del comercio exterior. La primera con un fuerte deterioro de sus exportaciones e importaciones mientras que la última todo lo contrario: la zona que no ha visto un crecimiento negativo (o escasamente negativo) de sus importes en ambos epígrafes prácticamente desde el año 2010.

Por otro lado, la producción industrial italiana creció en agosto un 1,7% mensual (4,1% interanual) sorprendiendo al mercado que esperaba una caída del -0,1% (lo que situaría la tasa interanual en el -0,4%). Sin embargo, el Centro de Estudios económicos de la Patronal Cofindustria (la mayor organización empresarial del país) pronostica un retorno a la senda del decrecimiento de la producción industrial en septiembre: "...la situación actual del sector industrial es coherente con un moderado incremento del PIB en los meses de verano, tras el estancamiento en la primavera" y pronostican un retroceso del 0,6% en el cuarto trimestre.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_