Deuda

Cellnex emite 750 millones para refinanciar y hacer más compras

El gestor de torres de telefonía se ha lanzado de nuevo al mercado de deuda. Con una demanda de 4.000 millones de euros, ha colocado 750 millones en bonos que vencen en 2024 a un tipo de interés inferior al 2,5%

La filial de Abertis, que salió a Bolsa el 7 de mayo del año pasado, sigue activa en el mercado de deuda. Cellnex, en la que la matriz todavía controla el 33% del capital, ha colocado hoy bonos que vencen en 2024 por 750 millones de euros. La demanda de los títulos ha sido muy fuerte, con un total de 4.000 millones de euros.

La compañía se propuso salir al mercado a un precio de midswap (precio del dinero libre de riesgo) a ocho años –en el 0,11%– más 250 puntos básicos, pero la potente avidez del papel ha permitido rebajar la prima hasta los 245 puntos básicos, según fuentes financieras.

La operación ha sido ejecutada por Banca IMI, ING, MS, Natixis, RBS, Santander, Société Générale, como colocadores principales, y en un segundo escalón también han intervenido Barclays, BNP Paribas, CaixaBank, Goldman Sachs, Mediobanca y UniCredit.

La empresa utilizará los fondos recaudados para refinanciar 625 millones de euros correspondientes a varios créditos con vencimientos entre 2019 y 2021 y vinculados al euríbor a uno y dos meses más diferenciales de alrededor de un punto porcentual.

CELLNEX TELECOM SA 36,98 2,30%

El vencimiento medio de los 1.225 millones de euros de deuda bruta – 872 millones una vez descontada la liquidez– que tenía Cellnex a cierre del pasado junio es de 5,6 años. Este plazo que aumentará considerablemente tras la emisión del bono que ha vendido hoy a ocho años. El tipo de interés medio queda en el 2%, por debajo del 2,1% a cierre de junio.

El 83% se dedicará a amortizar parte de su deuda, pero se guarda en la manga otros 125 millones de euros que servirán para realizar operaciones corporativas a corto y medio plazo. Una vez descartada la compra de la filial dedicada al alquiler de torres de telefonía Inwit, propiedad de Telecom Italia, Cellnex prevé continuar con su expansión en Europa.

Tras esta emisión, la deuda bruta total aumenta hasta los 1.350 millones, lo que da un margen de 300 millones de euros disponibles en caja, teniendo en cuenta las últimas operaciones de compra en Holanda (261 torres a Protelindo Netherlands por 109 millones) y Francia (230 torres en Francia a Bouygues Telecom por 80 millones).

Cellnex, que debutó en Bolsa a 14 euros por acción y hoy ha concluido a 15,86, ya salió al mercado de bonos el verano de 2015, unos meses después de su estreno en la renta variable. Colocó 600 millones de euros a siete años al midswap a ese plazo más un diferencial de 252 puntos básicos. El cupón fue del 3,125%, aunque ahora pagan una rentabilidad del 1,996%.

Cellnex es una de las empresas españolas que está dentro del programa de compra de deuda corporativa que el BCE anunció el pasado marzo y que puso en marcha el 8 de junio. La calificación del grupo es de grado de inversión por parte de Fitch (BBB–), si bien Standard & Poor’s la sitúa a un escalón de considerarse deuda de máxima calidad (le asigna un BB+).

Vodafone lanza deuda a 33 años

Cellnex no ha sido la única empresa que ha sacado partido del favorable entorno. Vodafone ha colocado 800 millones de libras (unos 950 millones de euros) en un bono que expira en agosto de 2049. La operadora, que se sitúa tres escalones por encima del grado de inversión según las tres grandes agencias –Standard & Poor's, Moody's y Fitch), pagará una rentabilidad del 3,4%.

El precio de colocación ha sido el del interés del bono soberano de Reino Unido a 33 años más un diferencial de 190 puntos básicos. Inicialmente, los colocadores (BNP Paribas, Barclays y Royal Bank of Canada) y se ofreció con un spread de 195 a 200 puntos básicos, pero la sobredemanda de 1.600 millones de libras permitió rebajar el precio.

Credit Suisse, por su parte, ha vendido 500 millones de libras (cerca de 600 millones de euros) a nueva años de deuda sénior con un diferencial de 217 puntos básicos respecto al bono británico a ese vencimiento, después de plantear un precio de 220 a 225 puntos básicos y colocarlo con 217 gracias a la demanda final por un total de 1.150 millones de libras (cerca de 1.400 millones de euros). El rendimiento final es del  2,825%.

Normas