Breakingviews

El mal gobierno de Volkswagen, otra vez bajo los focos

El supervisor financiero alemán quiere una investigación para determinar si los actos de la antigua dirección del fabricante de coches pueden considerarse manipulación del mercado.

El presidente de Volkswagen, Hans Dieter Pötsch (izquierda) y el consejero delegado, Mathias Müller (derecha).
El presidente de Volkswagen, Hans Dieter Pötsch (izquierda) y el consejero delegado, Mathias Müller (derecha).

El organismo de control financiero alemán BaFin pide una investigación criminal para determinar si la anterior dirección del fabricante de coches Volkswagen esperó demasiado tiempo antes de admitir que lo habían pillado haciendo trampas con las pruebas de emisiones en Estados Unidos. Es particularmente incómodo para el presidente de la compañía, Hans Dieter Pötsch, que en cualquier caso no es el hombre más acertado para ese trabajo.

Volkswagen admitió a los reguladores estadounidenses el 3 de septiembre que había falseado datos de las pruebas, pero no hizo público su mal comportamiento hasta el día 20 de ese mes. A la semana siguiente, la capitalización de mercado de Volkswagen se redujo en casi 24.000 millones de euros. Los accionistas ya han iniciado demandas contra Volkswagen por presuntas violaciones de sus deberes de información. Ahora los fiscales están investigando al antiguo jefe, Martin Winterkorn, y a un segundo ejecutivo no identificado.

La investigación podría alcanzar al presidente de Volkswagen, Hans Dieter Pötsch, y al consejero delegado, Matthias Müller. Ambos eran entonces miembros de la junta directiva. En Alemania, todos los miembros de la junta directiva de una empresa son solidariamente responsables por la mala conducta corporativa. Pötsch podría estar particularmente expuesto. Como director financiero de Volkswagen hasta octubre de 2015, la comunicación con los mercados era una de sus principales tareas.

El riesgo legal en sí podría no ser lo más importante, pero sí es cierto que la decisión del BaFin pone el mal gobierno de Volkswagen de nuevo en entredicho. Como ex miembro del consejo de administración, Pötsch nunca pareció el hombre adecuado para supervisar la investigación y conducir al fabricante en un nuevo comienzo. Introducir a un outsider en la cúpula de Volkswagen parece una teoría que cada vez cobra más fuerza.