Automoción

Una oleada de demandas acucian a la junta de Volkswagen

El organismo regulador del mercado alemán considera que toda la junta de la automovilística tiene responsabilidad en el caso de las emisiones

El expresidente ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn
El expresidente ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn EFE

La automovilística Volkswagen ha recibido durante el día de hoy una oleada de demandas que ponen en riesgo sus previsiones de cara a los accionistas y las provisiones económicas realizadas para hacer frente a los arreglos, compensaciones y acciones judiciales derivadas del escándalo por el fraude de las emisiones de gases contaminantes de sus motores diésel.

A la demanda de la Fiscalía alemana presentada ayer contra el expresidente ejecutivo, Martin Winterkorn y otro alto ejecutivo no desvelado, se suman la querella del Bafin (la CNMV alemana), la firma de abogados Quinn Emmanuel y los fondos de pensiones de los profesores de California y de los empleados públicos de Boston.

El regulador financiero alemán BaFin ha presentado una denuncia ante la fiscalía alemana contra toda la anterior junta de Volkswagen por una posible manipulación de mercado en relación con el escándalo de la manipulación de las emisiones de gases contaminantes de los motores diésel del fabricante de automóviles, según explicó a Reuters una persona del entorno legal del caso. 

Los fiscales alemanes de Braunschweig afirmaron ayer que han comenzado una investigación preliminar contra dos de los miembros de la junta: el ex consejero delegado de VW, Martin Winterkorn, y otro ejecutivo cuyo nombre no desvelaron. Los fiscales afirmaron que tenían "evidencias reales suficientes" de que Volkswagen conocía los hechos y estaba obligado a revelar el posible daño económico de sus manipulaciones desde antes del pasado 22 de septiembre, que fue cuando el fabricante de automóviles admitió públicamente su fraude en EEUU, tras la denuncia de la Agencia de Protección del Medio Ambiente estadounidense. Cinco fuentes diferentes dijeron a Reuters que el segundo ejecutivo investigado por los fiscales era el actual jefe de la marca VW, Herbert Diess.

La fuente de Reuters que el BaFin entiende que la anterior junta al completo ha tenido responsabilidad colectiva en el caso y que los fiscales deben ampliar la investigación para incluir a otros ejecutivos.  

Klaus Ziehe, portavoz de la oficina del fiscal de Brunswick, se negó a decir cuántas personas fueron objeto de la denuncia del BaFin. "El hecho de que la Fiscalía considere sospechosas a dos personas no significa necesariamente que la queja de BaFin se hay centrado en el mismo objetivo", dijo Ziehe. El portavoz no descartó que la investigación se amplie o reduzca: "Este es un procedimiento en curso y el número de sospechosos no es inamovible", dijo.

La junta actual incluye como presidente ejecutivo a Matthias Mueller, que estaba entonces a cargo de la marca Porsche y que sustituyó a Martin Winterkorn, y Hans Dieter Poetsch, que era el director financiero de VW.

BaFin y Volkswagen se negaron a comentar.

Por otro lado, el bufete de abogados Quinn Emanuel ha presentado una de las dos demandas previstas contra Volkswagen en Alemania en nombre de fondos institucionales, demandas que podrían levantar compensaciones de miles de millones de euros por el impacto en la cotización del valor Volkswagen del escándalo de las emisiones de gases contaminantes. "La amplitud de la base de accionistas que se representa por Quinn Emanuel debería ser una llamada de atención a Volkswagen, que tiene que comprometerse con los accionistas ahora, resolver los asuntos y concentrarse en la recuperación de su participación en el mercado," dijo Jeremy Marshall, presidente de inversiones Bentham de Europa, uno de los fondos representados.