Las compañías recuperan la alegría

Petroleras al alza, con permiso del crudo barato

Un trabajador bajo un pozo de petróleo en China.
Un trabajador bajo un pozo de petróleo en China. EFE

La caída de los precios del petróleo en más del 50% en la segunda mitad de 2014 pasó factura a las petroleras que en cambio, empiezan a despertar el interés de los analistas. El repunte que muestra el precio del crudo -en lo que llevamos de año recupera 10 dólares por barril- es coyuntural, según explican los expertos. Y es que, según explican las circunstancias que motivaron la caída no han cambiado, tales como la aparición de nuevos actores en EEUUcon las nuevas formas de extracción o las continuas tensiones en Oriente Medio. Didendum EAFI explica que, precisamente, ésta es la razón que convierte al sector petrolero en candidato a protagonizar fusiones. Royal Dutch Shell ya ha movido ficha.

REPSOL: Salta al top de las quince mayores petroleras del mundo

En un contexto de precios del crudo bajos, hay empresas que están sufriendo dificultades y otras que no sólo están aguantando el tipo sino que además están fortaleciéndose en esta situación adversa. En este segundo grupo, los analistas de Didendum EAFi colocan a Repsol. Prueba de esta buena situación por la que atraviesa la compañía está en la subida del 14% que las acciones de la petrolera registran en lo que llevamos de año, por encima de la subida del Ibex que ronda el 10%.

Virginia Pérez Palomino, responsable de Renta Variable de Tressis, destaca que Repsol, al igual que su rival Total, es “una empresa con un modelo integrado (exploración, explotación, marketing y refino), compañía con una amplia diversificación geográfica y de producto y un mix de negocio que contrarresta la caída de los precios del petróleo y su efecto negativo en su división de upstream, además de contar con unos niveles de deuda razonables y estar focalizadas en la eficiencia”, lo que la hace más atractiva de cara al inversor.

Sede de Repsol
Sede de Repsol

Y es que la petrolera “ha conseguido mejorar este trimestre en un 16% el Ebitda (beneficio antes de impuestos, intereses y amortizaciones) con respecto al mismo período del año anterior. Pese a la caída del 18,3% de los ingresos de explotación, la reducción de los gastos de explotación, descontando el efecto de amortizaciones y provisiones, ha sido de un 20,8%. La disminución de facturación se produce tanto en el segmento de downstream como el de upstream, con especial intensidad en éste último. Cabe destacar la brusca caída de casi un 99% de las exploraciones en el Norte de África. Pese a esta disminución de ingresos, el segmento downstream consigue un importante aumento de resultados debido a la mejora en los márgenes de eficiencia”, explican desde Didendum.

Mientras, las perspectivas técnicas son buenas y el valor se cotiza cerca de los máximos del año pasado (19 euros). “Si logra romper esta resistencia y mantenerse por encima de ella el valor podría continuar la tendencia alcista a medio-largo plazo, aunque todavía se encuentra lejos de ese nivel”, explica Adrián Pernas, analista de DCMAsesores. Ahorro Corporación es una de las firmas de análisis que ve más potencial en Repsol ya que tiene un precio objetivo de 23 euros frente a los 17,5 euros actuales.

Repsol también está teniendo un papel importante en la transformación del sector después de que en diciembre lanzara una opa para hacerse con la canadiense Talisman. La operación le permitirá colocarse entre las quince mayores petroleras del mundo con presencia en los cinco continentes, con un riesgo diversificado y generará sinergias por valor de aproximadamente 200 millones de euros.

Además, entre los catalizadores del valor, los analistas destacan, su atractiva política en términos de rentabilidad por dividendo ya que ofrece un retorno superior al 5% con cargo a 2015.

TÉCNICAS REUNIDAS: Cerca de máximos a golpe de contrato

A pesar del efecto negativo de la caída de los precios del petróleo en las inversiones en el sector petroquímico, 2015 será un buen ejercicio para Técnicas Reunidas. Esto, al menos, es lo que esperan los analistas de Ahorro Corporación. Y es que la compañía de ingeniería petroquímica está consiguiendo hacer frente al escenario adverso que se le viene presentado con el petróleo a la baja con la adjudicación de nuevos contratos lo que está permitiendo a la acción acercarse a los máximos históricos de 2007, en 46,38 euros.

Desde su estreno en el parqué bursátil en junio de 2006, las acciones de la compañía, cuyo 40% está en manos de la familia Lladó, han multiplicado por más de tres su precio de estreno, 12,64 euros. En estos cerca de nueve años, Técnicas ha sabido conquistar por igual a inversores y a analistas: el 63% de las firmas de análisis que forman parte del consenso Bloomberg recomienda comprar al tiempo que el 18,5% cree que es momento de mantener y otro 18,5% aconseja vender.

El principal catalizador de Técnicas es la adjudicación de contratos. “En este sentido, esperamos que la confirmación de un contrato de 2.000 millones de dólares en Kuwait en el que la compañía ha sido preseleccionada. Además, podrían registrarse adjudicaciones en Golfo Pérsico, Malasia, Canadá y EEUU”, explican desde Ahorro Corporación que tiene para la compañia un precio objetivo de 56 euros, lo que supone un potencial de 20% respecto a los precios actuales de cotización.

Momento de la salida a Bolsa de Técnicas Reunidas en 2006
Momento de la salida a Bolsa de Técnicas Reunidas en 2006

Por su parte, Iñigo Recio, analista de Beka Finance, explicaba hace varias semanas despues de los resultados que “la buena evolución de su cartera de pedidos, en un entorno difícil, las buenas perspectivas de contratación y la recuperación del margen Ebit en el primer trimestre”, les ha llevado a ser más optimistas con los márgenes, revisándolo al alza. La firma de análisis explica además que ha mejorado las previsiones de ventas para el período 2015-2017, en un 3,2% de media, las de Ebit en un 8,1% y el tipo impositivo del 24% al 25,1%.

Pese a las excelentes perspectivas, desde Citi advierten de algunos riesgos que pueden afectar a la cotización de la compañía como puede ser retrasos en los proyectos y los sobrecostos o problemas de ejecución que pueden conducir al significativa erosión de los márgenes. Además, destacan entre los aspectos negativos, la concentración de los proyectos en un pequeño número de clientes y, además los riesgos del tipo de cambio.

CEPSA: Capital árabe bajo dirección española

El 2011 fue el año en el que Cepsa, histórica del parqué bursátil, debaja de cotizar en Bolsa española. La razón, la opa que sobre el 100% lanzaba el fondo de inversión de Abu Dhabi, IPIC(nternational Petroleum Investment Company). Estos inversores árabes eran por aquel entonces viejos conocidos en España. De hecho, ya estaba en el capital de Cepsa desde 1988 con una participación del 10% que fue elevando con el tiempo. El gran salto lo dio en 2009, cuando compró las participaciones que Santander y Unión Fenosa tenían en la petrolera, que eran respectivamente del 32,5% y del 5%.

Gasolinera de Cepsa
Gasolinera de Cepsa

A partir de ese momento, la compañía ha focalizado su objetivo de crecimiento en las áreas de explotación, producción y petroquímica. Su presencia internacional se ha extendido a cerca de 20 países entre los que destacan aquellos en los que tiene actividades comerciales en las áreas de petroquímica (Bégica, Canadá, Italia, Países Bajos o Reino Unido) o aquellos en los que desarrolla actividades en las áreas de exploración y producción como Colombia o Argelia. Una de las últimas operaciones relevantes anunciadas por la compañía en los últimos meses ha sido la inauguración de la nueva planta química de Cepsa, en Shanghái, la primera de la compañía en Asia. Con una capacidad anual de producción de 250.000 toneladas de fenol y 150.000 toneladas de acetona, la nueva factoría convierte a Cepsa en el segundo productor mundial de estos productos.

La compañía, presidida por Pedro Miró, obtuvo un beneficio de 459 millones de euros en 2014, un 24% más que el registrado un año antes. El aumento de los márgenes de refino en los últimos meses del ejercicio y la recuperación de la demanda de combustibles y carburantes en el mercado nacional fueron los dos principales motores de estos resultados anuales.


Sector de gigantes europeos

El sector del petróleo y gas no es precisamente uno de los diez que mejor lo están haciendo en el año en Europa, lejos de los primeros del Stoxx 600 -automóbiles y fabricantes vinculados a la infudustria auxiliar del automóvil (31% en el año), servicios financieros (25%) y Salud (22%)- el sector que agrupa a las compañías energéticas del Viejo Continente sube un 16% en lo que llevamos de año, lo que supone la recuperación de un sector que en 2014 pasó por sus horas más bajas en Bolsa ya que su cotización fue a la par con la caída del precio del petróleo. Este sector perdió cerca de un 20% durante 2014 mientras que el precio del crudo perdió un 48%.

Este año, las petroleras están registrando mejores comportamientos en un momento en el que el sector sigue siendo centro de movimientos corporativos. Entre las representantes del sector en Europa destacan:

royal dutch shell

Este gigante del sector petrolero tiene una capitalización bursátil de 174.907 millones de euros. La compañía angloholandesa ofrece un potencial del 13% respecto al precio objetivo medio. Además, cuenta con muy buenas recomendaciones por parte de los analistas:el 40% de las firmas que forman el consenso de Bloomberg recomienda comprar mientras que el 50% cree que es momento de mantener y sólo el 10% tiene al valor en compra. Se ha convertido además en la última compañía del sector en mover ficha al lanzar en abril una opa sobre la británica BG.

total

Tras el fuerte castigo sufrido por el sector el año pasado, las petroleras empiezan a entrar de nuevo en las carteras de los inversores institucionales. La petrolera francesa, que tiene una capitalización bursátil de 174.907 millones de euros, cuenta con excelentes recomendaciones de los analistas del consenso de Bloomberg. El 43% de los mismos aconseja comprar al tiemp que el 41% cree que es momento de mantener y sólo el 15%, vender. Además, la compañía ofrece una alta rentabilidad por dividendo del 5,21%.

eni

La compañía italiana tiene el honor de ofrecer una de mas mayores rentabilidades por dividendo del sector, cercana al 7%. La percepción de los inversores hacia el sector está cambiando, al igual que la de los analistas. Tanto es así, que en las últimas semanas, tres casas de análisis han mejorado el precio objetivo para Eni. JPMorgan (de 16,3 a 18 euros), HSBC (de 13,5 a 16 euros) e Investc (de 17 a 17,25 euros).

Normas