Andbank confía en que el Ibex suba un 9% en 2015

Las razones por las que el BCE no comprará deuda pública

Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania)
Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania)

¿Terminará aplicando el BCE el programa de compras de bonos soberanos? Según las previsiones de Álex Fuste, economista jefe de Andbank, en contra de la opinión del consenso del resto de analistas, el BCE continuará estando limitado en sus actuaciones. En la presentación de las perspectivas para el próximo año Fusté ha apuntado a seis razones que justificarían la no aplicación del QE.

1. La intención de Mario Drahi se expandir el balance del BCE en un billón adicional hasta alcanzar los tres billones de euros ha despertado las reticencias de algunos de los órganos de gobierno del BCE. A la oposición de Sabine Lautenschläger, Jens Weidmann e Yves Mersch se suma ahora la reciente negativa del francés Benoît Couer, que en los últimos tiempos se ha alineado con la tesis de Berlín con el objetivo de obtener una compensación a la hora de valorar y aprobar el presupuesto que anuncie el presidente francés Fracois Hollande para 2015 y que previsiblemente incumplirá las exigencias de déficit.

2. Existen límites legales a la aplicación del programa de compra de deuda pública. Tal y como indicó Fusté durante su presentación, los estatutos del organismo encargado de la política monetaria de la zona euro no permite financiar a los estados y la ampliación del balance del BCE en esas magnitudes supondría, en última instancia, una financiación a los estados miembros,

3. Alemania, principal opositor al programa de deuda soberana, pesa un 26% en el voto del consejo del BCE y no le resultaría difícil alcanzar el 33% necesario para bloquear las medidas.

4. Aunque el QE ha funcionado en EE UU, en los últimos tiempos se empieza a dudar de la efectividad de su aplicación y más teniendo en cuenta el ejemplo de Japón que pese a haber aprobado un programa de compra de deuda gubernamental al estilo americano, ha recortado las previsiones de crecimiento a la mita y no ha conseguido relanzar la inflación. Solo las grandes corporaciones con fuerte vocación exportadora son las que se ven favorecidas por una moneda débil.

5. Por último Fusté señala que la mejoría de EE UU frente a Europa no se debe única y exclusivamente al QE sino que depende de las burbujas precedentes, la financiación de las mismas y la intensidad de las crisis. El economista jefe de Andbank explicó que si la burbuja afecta a activos improductivos como el oro o los inmuebles, las crisis que las preceden suelen ser más duras. Además Fusté señaló que es muy importante tener en cuenta la financiación de las burbujas si como ha ocurrido en los últimos tiempos están financiadas por la banca, tras el estallido se paralizan los múltiplos bancarios y la velocidad del dinero se hunde. En la crisis de 2007 la participación de la banca europea fue mucho mayor que la estadounidense. De hecho, el balance agregado de la banca alcanzó el 334% del PIB en el Viejo Continente frente al 100% de EE UU y “esa es la verdadera razón que justifica la recuperación de la economía norteamericana y no el uso del QE”, señala Fusté.

Perspectivas para el próximo año

A pesar de todo lo anterior, Andbank se muestra optimista con el próximo año y estima un crecimiento del 1,2% y una inflación del 0,5% para la eurozona. En este entorno, la estrategia de inversión de la casa de análisis apunta a una revalorización del Ibex del 9% frente al 4-6% que prevé para el resto de las plazas europeas. José Luis García Alejo, director de análisis de la entidad considera que una cartera modelo de renta variable española estaría compuesta por Ténicas Reunidas, Liberbank, Abertis, Almirall, Mediaset, IAG, Endesa, Acerinox y la Socimi Merlin Properties.

En cuanto a la renta fija, la firma reitera que aunque en los últimos tiempos existe la corriente de dejar de lado este activo, la evolución de 2014 demuestra que pese a todo debe tenerse presente en la cartera y más en un escenario de boom deflacionista como el que prevé la entidad. Según Fusté, ese término respalda la tesis de apostar por la renta fija ya que la vertiente deflacionista mantendrá soportados esta clase de activos a la vez que hará que la renta variable pueda seguir ofreciendo margen para próximas subidas.

La no aplicación del programa de compras de deuda soberana por parte del BCE llevaría al bono español a 10 a repuntar desde los niveles actuales del 1,8% provocando un incremento de la prima de riesgo y pérdidas en la renta fija. No obstante, este incremento no debería ser alarmante ya que las palabras de Draghi se trasladar los estímulos a marzo de 2015 sirven de colchón y recomienda entrar en este activo a partir del 2,5%. En cuanto al euro, la firma cree que podría recuperar posiciones cercanas a los 1,3 dólares.

Para EE UU, las previsiones de Andbank apuntan un crecimiento del 3%. El aislamiento político de Barack Obama después de que los republicanos se hiciesen con el control de las dos cámaras no presenta una amenaza para Fusté que defiende que el riesgo vendría si hubiera que tomar medidas urgentes. 

En referencia a la subida de tipos de la Fed, el departamento de análisis del banco descarta un ciclo reiterados de subidas.

Con este panorama la Bolsa americana subiría entre un 3% y 5% en 2015. La firma recomienda mantener bonos soberanos a 10 años mientras se sitúen entre el 2% y el 2,5%. Si superan ese último nivel, la entidad de se decanta por comprar.