Pictet apuesta por diversificar la cartera

Cómo seguir ganando un 4% en renta fija con tipos a cero

Inversores en el Palacio de la Bolsa de Madrid
Inversores en el Palacio de la Bolsa de Madrid

El actual entorno de bajos tipos de interés complica la vida a los gestores de fondos de renta fija y pone cada vez más difícil obtener rentabilidad en esta clase de activos. ¿Cómo conseguir un interés del entorno del 4% cuando los tipos están cerca de cero en las principales economías mundiales? Andrés Sánchez, gestor del fondo Pictet Absolute Return Global Fixed Income, explica que “dados los bajos tipos y los bajos diferenciales de crédito entre los distintos activos, es importante que el inversor tenga protección en caso de que esto cambie". Su fondo tiene una rentabilidad hasta noviembre del 4,5% con una volatilidad del entorno del 2%.

Este experto explica algunas de las claves que marcarán el mercado de renta fija en los próximos doce meses. Estos son, en su opinión, los cuatro factores clave por los que deberán regirse los inversores en este tipo de activos.

1. Tipos bajos durante un largo tiempo. Sánchez destaca que el precio del dinero seguirá en niveles bajos durante los próximos meses porque las economías están en pleno proceso de desapalancamiento y por el bajo crecimiento que obliga a los bancos centrales a mantener una política monetaria expansiva. Este gestor de Pictet da un 60% de probabilidades a que el BCE compre deuda soberana el próximo año, pero cree que en la reunión de mañana ya anunciará un programa de compra de deuda corporativa. La compra de bonos públicos, en caso de producirse, se concretaría en función de la participación de cada país en el capital del BCE. "Se comprarían también, por ejemplo, bonos alemanes, lo cual no tiene mucho sentido".

En cuanto a la Reserva Federal estadounidense (Fed, por sus siglas en inglés), Sánchez cree que los tipos de interés seguirán bajos y que el organismo presidido por Janet Yellen solo elevara el precio del dinero un 0,25% y en el último trimestre del próximo año. En base a estas ideas, el mayor peso en la cartera del fondo es de deuda alemana y estadounidense a largo plazo. "No estaría en bonos públicos de estos países entre uno o cinco años por el riesgo de un repentino cambio en la política monetaria de la Fed", explica.

2. La crisis europea continuará. Según este experto, la crisis en la zona euro es política e institucional más que política. Sánchez está corto en deuda soberana de Francia e Italia porque cree que la nula disposición de sus Gobiernos de emprender reformas podría dar sustos a sus bonos soberanos. Por el contrario, sí cree que la deuda española conserva recorrido y que la prima de riesgo caerá de los 100 puntos básicos.

3. Abenomic, el apoyo seguirá. Las políticas monetarias y fiscales expansivas de Japón seguirán en el próximo año y este será otro factor clave del próximo ejercicio en el mercado de renta fija. Según Sánchez, la acción del Banco de Japón da una lección a los bancos centrales que, como el BCE, se planteen adoptar políticas de estímulos. "El QE no puede tener un importe y un horizonte ya definido, porque en ese caso los mercados se ajustan a esas perspectivas y todo lo que esté por debajo no bale". Sánchez cree que es lo que sucede con los inversores europeos y el BCE. Como Draghi situó su objetivo en aumentar el balance del BCE en un trillón de euros, cualquier medida que no cumpla con ese propósito no bastará, indica.

4. Cambio de modelo en China. La transición del gigante asiático a un nuevo modelo económico más basado en el consumo interno que en las exportaciones seguirá condicionando el crecimiento de China.

En base a estas cuatro días, y con el fin de diversificar su cartera, las mayores apuestas de este fondo de renta fija de Pictec son la deuda soberana de EE UU y Alemania, deuda de países emergentes denominada en dólares y deuda de compañías financieras de la zona euro porque "las exigencias a los bancos por mejorar la calidad de su balance han sido tan grandes que la calidad del crédito ha aumentado mucho". En deuda de países emergentes denominada en divisa local, est experto ve valor en países donde sus bancos centrales hayan actuado para proteger su moneda y que sean importadores de crudo como Turquía o Brasil y, en menor medida, México.

Por último, este experto ha alertado de posibles excesos en la valoración de algunos activos de renta fija. En su opinión están sobrevalorados los bonos soberanos de Italia y Francia, la deuda de grado de inversión de EE UU, una parte de la deuda high yield en Europa y, en el corto plazo, el dólar, porque cree que se ha apreciado mucho en muy poco tiempo. Avisa que en algunos de estos activos, que es donde mayoritariamente están los inversores, son ilíquidos y que podrían provocar sustos si los inversores se ponen nerviosos y deciden salir.