La inesperada decisión de la Fed sorprende a los inversores
Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal (Fed)
Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal (Fed)

Cómo moverse en los mercados al ‘nuevo’ paso de Bernanke

La decisión de posponer la retirada gradual del programa de estímulos por parte de la Reserva Federal estadounidense (Fed, según sus siglas en inglés) ha sorprendido a los mercados, que ya se habían hecho a la idea de que la entidad presidida por Ben Bernanke empezaría a cerrar el grifo este mes. Desde que el presidente de la Fed anunció en mayo que la política expansiva del banco central estadounidense tocaba a su fin, los inversoresmanejaban un escenario que ahora se ha desbaratado y que saludan con optimismo, pero también con incertidumbre sobre el calendario futuro. Los expertos coinciden en señalar que los efectos del reciente anuncio de Bernanke serán a corto plazo. Las próximas reuniones del órgano de gobierno de la Fed serán el 30 de octubre y el 18 de diciembre.

¿Por qué el mercado ha reaccionado con euforia al anuncio?

Las Bolsas mundiales han recibido con subidas generalizadas la noticia de que la Fed mantiene tal cual su programa de compra de bonos. La primera reacción en los mercados es positiva porque supone mantener ese extra de liquidez que la Fed lleva años inyectando, aunque algunos analistas creen que, a medio plazo, el impacto puede no ser tan bueno. “No olvidemos que la Fed toma esta decisión porque no ve una recuperación económica fuerte y sostenida”, destaca Natalia Aguirre, analista de Renta 4. Que el programa de estímulos se mantenga intacto es bien recibido por los mercados, pero no deja de responder a una mala noticia, que la economía no se recupera al ritmo esperado. Por eso, como afirma Juan Fernández Figares, analista de Link Securities, “está por ver si los inversores llevarán a cabo una segunda lectura no tan positiva sobre esta decisión de la Fed y ello termina provocando ventas en las bolsa”.

¿Cómo puede seguir alimentando la Fed la subida de la Bolsa española?

A medio plazo, la mayoría de los expertos prevé una tendencia alcista del Ibex. Para Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, el selectivo español “es uno de los mejores índices bursátiles del mundo durante los tres últimos meses, y la decisión de la FED prolonga la fase en la que estamos inmersos. En ausencia de tensiones, el Ibex seguirá destacando en positivo”.

Con todo, algunos analistas creen que las últimas alzas del Ibex han sido demasiado aceleradas. “Seguimos siendo optimistas, pero creemos que el mercado debe tomarse un respiro”, cree Aguirre.

Además, como señala Fernández Figares “aunque en los próximos meses la elevada liquidez pesará más en el comportamiento de los mercados que la realidad macroeconómica, si esta no mejora, llegarán las revisiones a la baja de las estimaciones de resultados así como de las valoraciones y, por tanto, los recortes en las bolsas”.

En el mercado de deuda, los analistas creen que la prima de riesgo puede seguir bajando.Aguirre recuerda que para ello España debe cumplir sus objetivos de déficit y realizar las reformas pendientes. Pingarrón cree que el potencial de mejora no es demasiado amplio, “pero debería considerase como algo muy positivo el que se mantenga sobre niveles actuales”. Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable del centro de inversiones de Deutsche Bank, añade que “las incertidumbres sobre el futuro político de Italia, las dificultades de Portugal para volver a los mercados y el nuevo rescate a Grecia aumentan el interés de los inversores por activos españoles”. Prueba de ese atractivo es que el banco de inversión estadounidense Morgan Stanley recomendó esta semana, en un informe titulado “Viva España”, comprar deuda pública española.

¿Hay continuidad para los máximos de WallStreet?

Los expertos consideran que la Bolsa estadounidense podrá seguir con su tendencia alcista. “Creemos que los índices de Wall Street todavía tienen recorrido. Estimamos que la economía americana crecerá por encima del 3% el próximo año y la fortaleza de la demanda doméstica impulsara las cuentas de las grandes empresas estadounidenses”, explica Jiménez-Albarracín.

En cuanto a valores estadounidenses recomendados, para Marian Fernández, directora de estrategia de Inversis, esta decisión de la Fed beneficia en un primer momento a empresas de EE UU vinculadas con el sector inmobiliario y a eléctricas, muy ligadas al bono.

¿Cómo invertir en el nuevo escenario de incertidumbre que plantea la Fed?

Los analistas creen, de manera unánime, que el último anuncio de Bernanke no es un cambio de estrategia, tan solo un aplazamiento de la retirada de estímulos. Por eso, apenas han variado sus recomendaciones de inversión.

A corto plazo, el anuncio de la Fed “supone menos aversión al riesgo; y eso, por el momento, va a favorecer más a mercados emergentes: bolsas emergentes y divisas”, apunta José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi enEspaña.Para Fernández Figares, el escenario base es una recuperación de la economía mundial, pero en un entorno de tipos bajos. “En este escenario la renta variable seguirá siendo la alternativa más atractiva, principalmente la renta variable estadounidense y, sobre todo, europea”.

En cuanto al efecto sobre los mercados del tapering (el fin de la compra de bonos), que la mayoría sitúa ahora tras la reunión de diciembre del organismo presidido por Bernanke, los expertos creen que, “la Fed tiene que hilar muy fino para que la retirada de estímulos no frustre la recuperación económica”, como afirma Aguirre. “La clave es que los mercados se puedan adaptar a ese cambio de escenario, que se vayan acoplando de forma gradual”, añade. En esta línea, Keith Wade, economista jefe de Schroders, piensa que “la Fed ha perdido una gran oportunidad para empezar a eliminar la política de estímulos”.

¿Qué evolución seguirá la deuda soberana de Estados Unidos?

“Donde más trascendencia puede tener la decisión de la Fed es en la renta fija”, asegura Marian Fernández, directora de estrategia de Inversis. Una parte importante de la inyección de liquidez que la Fed aporta al sistema llega en forma de compra de deuda del Tesoro. Es decir, el mantenimiento de los estímulos hace que la rentabilidad del bono estadounidense baje. Cuando Bernanke anunció a finales de mayo que la Fed empezaría a retirar su política de estímulos, el interés del bono estadounidense a diez años estaba en torno al 1,90%. Desde entonces, subió hasta tocar una rentabilidad del 3%, ya que el anuncio causó ventas masivas de renta fija estadounidense. Ahora, el hecho de que la Fed posponga la retirada de su programa de compra de bonos hace que ese nivel del 3% de interés se aleje y pase a ser una barrera para la deuda con vencimiento a diez años, segúnFernández.

En cualquier caso, al igual que ocurre con el resto de activos, el impacto de este anuncio de la Fed sobre la deuda soberana estadounidense debe analizarse teniendo claro que la intención del organismo presidido por Bernanke sigue siendo retirar su programa de estímulos.Es decir, tan solo estamos ante un alivio a corto plazo. Por eso, Aguirre considera que “tal vez unos niveles normalizados para el bono a diez años estén en torno al 3,5% o el 4%”. Pingarrón explica que “la deuda americana continúa siendo un activo con cierto componente de refugio, pero no al nivel de otras deudas como la alemana”.

Junto al bono de EE UU, los más afectados por las perspectivas de un cambio de rumbo de la Fed han sido los mercados emergentes. Desde el mes de mayo, estos mercados han asistido a la salida de grandes flujos de inversión.Ahora, el hecho de que el conocido como tapering se posponga, podría sentar bien, temporalmente, a esos mercados.En opinión de FernándezFigares, “la decisión de la Fed puede ser una buena oportunidad para rotar carteras de forma sosegada desde la renta fija y los mercados emergentes (ya que estos activos volverán a caer cuando la Fed comience a retirar estímulos), aprovechando los repuntes que van a experimentar en precio, hacia la renta variable occidental”.

¿Qué valores se presentan como los más interesantes en la Bolsa española?

Tras la decisión de la Fed, el mercado ve un motivo de peso para mantener el periodo de relajación que ha vivido desde junio. En opinión de Pingarrón, el anuncio de Bernanke ayudará a prolongar esa fase. “No está claro cuándo terminará, pero sí parece probable que en el corto plazo, sigamos subiendo”, explica. Preguntado por los valores más atractivos del Ibex 35 tras la decisión de la Fed, señala a los activos más cíclicos y con mayor componente de riesgo: “recursos básicos, materias primas e inmobiliarias. También los bancos”. En este sentido, HSBC ha elogiado al sector financiero español en un informe de esta semana. Pese a que los bancos han crecido un 30% de media en Bolsa los últimos tres meses, la firma británica considera que el sector conserva un“potencial significativo”.

Jiménez-Albarracín afirma que las recomendaciones de Deutsche Bank en España “incluyen empresas con fuerte exposición y prestigio internacional y con un modelo de negocio consolidado (Amadeus, Ferrovial, OHL, Inditex y Técnicas Reunidas). También apostamos por empresas con alta visibilidad en sus resultados y probada rentabilidad por dividendo (Abertis y Enagás).”

Normas