Conflicto en la aerolínea

Iberia se enfrenta a su segunda semana de huelga a la espera del plan del mediador

El sindicato de pilotos Sepla se suma al paro contra la reestructuración

Aviones de Iberia.
Aviones de Iberia. Reuters

El mediador en el conflicto entre la dirección y los sindicatos de Iberia, el catedrático Gregorio Tudela, ha ido recibiendo en los últimos ocho días y por separado a la dirección y a los sindicatos para recoger sus puntos de vista, y se espera que se pronuncie a principios de semana, según fuentes sindicales. Iberia presentó el pasado 12 de febrero un expediente de regulación de empleo (ERE) para 3.807 personas, el 19% de su plantilla, tras fracasar la negociación del plan de reestructuración presentado en noviembre y que también prevé la reducción del 15% de la capacidad operativa de la aerolínea.

Willie Walsh, consejero delegado de IAG –formado por Iberia y British Airways– dejó claro el pasado jueves, durante la presentación de resultados del grupo, que llevará a cabo el plan y los despidos para rentabilizar la aerolínea española. Iberia arrojó en 2012 unas pérdidas operativas de 351 millones de euros, frente a unos beneficios de Britihs Airways de 347 millones de euros.

Los sindicatos han respondido al plan con la convocatoria de la mayor huelga de la historia de la compañía, 15 días de paros en tres tandas de cinco; a partir de hoy, a los sindicatos de tierra y de tripulantes de cabina (TCP) se suma el Sepla, que no secundó el paro del 18 al 22 de febrero pasados. Para el de hoy al 8 de marzo, el grupo ha cancelado casi 1.300 vuelos, de los que 431 corresponden a la aerolínea de cabecera, 100 a Iberia Express, 316 a Vueling y 434 a Air Nostrum. Hoy están previstas 293 cancelaciones entre Iberia (118), Air Nostrum (85), Vueling (74) e Iberia Express (16).

Iberia ha reubicado a 38.000 de los 40.000 pasajeros afectados por la huelga de esta semana, y los 2.000 que no han podido ser acomodados podrán optar por cambiar la fecha del billete o solicitar el reembolso. Iberia ha habilitado el teléfono gratuito adicional 900 100 480 para agilizar las consultas relativas a la huelga.

Los trabajadores del grupo están llamados a varias manifestaciones durante la semana, la primera hoy por la mañana en la terminal T4 de Barajas.

Al margen del ERE, cuyo periodo de negociación acaba el 14 de marzo, Iberia ha abierto una nueva ronda con todos los sindicatos para negociar la “inaplicación de determinadas condiciones” del convenio. Es decir, el descuelgue de los convenios desde el día 15. Fuentes de los sindicatos de tierra y TCP dicen que este se traduciría en una rebaja salarial en torno al 35 % –entre bajadas de sueldo, congelación, eliminación de días libres y supresión de dietas–, y en el caso de los pilotos sería mayor. Fuentes de la empresa consideran que “lo normal” sería que el mediador “asumiera” esta nueva negociación e hiciera una propuesta al respecto.

Pastor: “La falta de acuerdo, mala para todos”

La ministra de Fomento, Ana Pastor, instó ayer en Pontevedra a la dirección de Iberia y a los representantes sindicales a hacer un “esfuerzo” para “intentar llegar a un acuerdo”, con el fin de no perjudicar a los ciudadanos y a la economía. En vísperas de la segunda semana de huelga que hoy comienza, convocada para protestar contra el ERE que afecta a un 19% de la plantilla, Ana Pastor ha señalado que “cada día que pasa sin acuerdo hay muchos ciudadanos afectados en su movilidad y los intereses económicos del país también resultan afectados”. Por eso, proclamó que “aunque pierdan las partes, ganaremos los españoles”. La ministra ha incidido en que su departamento sigue “hasta el último momento” pendiente de las negociaciones y está “trabajando con las partes y con todos a la vez para lograr ese entendimiento”. El sábado, en Asturias, Pastor ya había reiterado su petición de entendimiento en el conflicto al considerar que “la falta de acuerdo es mala para todos”, viajeros, sector turístico y economía española en general. Pastor, en declaraciones a los periodistas durante una visita en Cudillero (Asturias) a las obras de la Autovía del Cantábrico, recordó “Pido una vez más que se sienten y hasta que haya un acuerdo no se levanten”. “Están obligados a entenderse y, por lo tanto, tienen que avanzar en ese entendimiento”, insistió.

Normas