IAG aprecia interferencias políticas en el ajuste

Willie Walsh: “Iberia debe adaptarse para sobrevivir”

Mantiene el ERE de 3.807 empleados y una reducción del 15% en producción

Las pérdidas operativas de Iberia son de 347 millones

Willie Walsh, consejero delegado de IAG.
Willie Walsh, consejero delegado de IAG.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, se ha apoyado en los resultados del ejercicio 2012 para reiterar que Iberia necesita ajustarse a las actuales condiciones del mercado si quiiere seguir adelante y añade que British Airways, la otra gran aerolínea del holding, ya está “viendo el fruto del cambio estructural permanente”. Walsh ha puesto de manifiesto durante la presentación de resultados anuales de IAG que “ambas aerolíneas continúan presentando resultados dispares. British Airways obtuvo un beneficio de las operaciones de 347 millones de euros, incluyendo las pérdidas de bmi, mientras que Iberia registró una pérdida de las operaciones de 351 millones de euros”, ha destacado.

En este contexto, continúa adelante el objetivo de reducción de un 15% de la capacidad de producción de Iberia para 2013, lo que implica un ajuste de plantilla de 3.807 empleados (el 19,6%). Walsh ha lamentado que la dirección y los sindicatos no hayan conseguido acuerdos para amortiguar el impacto del plan de restructuración y aprecia interferencias políticas en el proceso que pueden retrasar la implantación del Plan de Transformación.

“Si quiere competir con otras aerolíneas en todos sus mercados estratégicos, mientras prepara las bases para un crecimiento rentable, Iberia deberá detener sus pérdidas de caja y ajustar su base de costes fijos”, aprecia el consejero delegado de IAG. La aerolínera que dirige Rafael Sánchez Lozano financiará su ajuste con caja propia, que al cierre de 2012 tiene unos fondos de 808 millones.

Respecto a la renovación de la flota de Iberia, con la llegada entre 2013 y 2014 de ocho nuevos Airbus 330 para atender el largo radio, IAG señala que todas las entregas de aviones han sido financiadas.

Ya sobre British Airways, IAG habla de cuentas sólidas en 2012 debido a la fortaleza del mercado londinense y que la integración de bmi en la aerolínea británica se gestionó de manera “muy efectiva”, según Walsh, un proceso que calificó de “crucial” para que la compañía se mantuviera centrada en el desempeño de su negocio durante este periodo.

De hecho, prevé que en los próximos años se extraiga “todo el potencial y los beneficios financieros que aporta a BA la adquisición de bmi. Walsh indicó que la compañía vigila “cuidadosamente” la revisión de las tasas aeroportuarias de Heathrow a partir de 2014.

El consejero delegado de IAG valoró que el ejercicio terminó con una tendencia “más positiva”, dado que en el cuarto trimestre la pérdida de las operaciones de 40 millones de euros antes de partidas excepcionales ha sido inferior a la prevista.

“Esto obedeció a los mejores resultados de BA, dado que la aerolínea comenzó a beneficiarse de la integración de bmi antes de lo previsto, aunque esto se vio contrarrestado por el peor comportamiento de Iberia”, concluyó.

Normas