_
_
_
_
_
Alejandro Lamas. Director de recursos humanos de Philip Morris

"Explicamos a los candidatos los daños del tabaco"

Desde Philip Morris se intenta atraer el talento con transparencia y ofreciendo destinos internacionales.

Este diplomado argentino en relaciones laborales se enfrenta a una compañía en un país que no es el suyo, con alto nivel de desempleo y en un momento de restricciones por el endurecimiento de la Ley Antitabaco, que entra en vigor en enero. Alejandro Lamas (Buenos Aires, 1976), director de recursos humanos de Philip Morris España, una de las firmas líderes en el mercado, cuenta con experiencia en su país y en la sede central de la multinacional en Nueva York. Lleva dos años en el cargo y gestiona una plantilla de 350 personas.

A los futuros profesionales, ¿les importa trabajar en una tabaquera?

Todo futuro empleado debería conocer la situación de la empresa a la que quiere acceder. De la misma forma que tenemos total transparencia con el mercado y con el consumidor en cuanto a los daños que produce el producto que manejamos, lo compartimos con los potenciales candidatos a ser parte de la plantilla de Philip Morris. Esta política de transparencia ha permitido ofrecer una buena información sobre cuál es la posición de la compañía. A cada persona que participa en el proceso de selección se le ha informado. Cuando nos conocen, cuando tienen entrevistas con nosotros, cuando conocen las oficinas y la forma en la que trabajamos, la aceptación es mucho mayor. No hemos tenido un gran rechazo a nuestra empresa; de hecho, la gente queda muy contenta al conocernos.

"La ley antitabaco no va a tener un impacto en la plantilla"

¿En qué consiste esa transparencia respecto a los productos de Philip Morris?

Nosotros siempre aclaramos nuestra posición: explicamos a los candidatos que somos una compañía que trabajamos con un producto que provoca daños, enfermedades y es adictivo. En base a esto, tratamos de manejar el negocio con la mayor responsabilidad posible y nos consideramos que somos una compañía socialmente responsable, de la misma manera que lo compartimos con los consumidores. Pero no todos los que vienen a una entrevista preguntan por el producto.

¿Cuál cree que es la imagen de marca para los futuros empleados?

Es una empresa realmente multinacional y es algo que tratamos de desarrollar permanentemente. Para nosotros es muy importante que los profesionales, en todos los niveles, estén expuestos a diferentes situaciones de negocio y culturas. Por eso, hemos implementado una política de movilidad internacional, tanto de corto plazo, que puede ser a un año, como de expatriaciones. Somos muy exitosos en ese campo. Por ejemplo, cuando vamos a captar a las escuelas de negocios es algo sumamente valorado.

¿Y cómo atraen el talento?

Tiene mucho que ver con los planes de desarrollo, ya que deben ser comprensivos y desafiantes. No tiene que ver solo con la formación, sino con la exposición a distintos ambientes y culturas. Un tema muy importante para nosotros es la experiencia internacional, que sea algo que se respire y se viva en el día a día. Y tenemos políticas estructuradas para poder ofrecer carreras globales.

Desde el punto de vista de compensación, ofrecemos planes atractivos, pero lo que más atrae al profesional es lo que está relacionado con el programa de desarrollo. Nosotros tratamos que la gente crezca, ya sea en su puesto de trabajo o dentro de la estructura organizativa de la compañía. Intentamos desarrollar habilidades y funciones. Todos los años tenemos una evaluación de desempeño, donde cada uno compara sus objetivos y debe evaluarse respecto a sus competencias. Cuando determinamos que éstas pueden mejorar, armamos un plan de desarrollo. Creo que eso, a medida que va avanzando, genera profesionales más sólidos en las diferentes áreas. Es algo que la gente valora.

La tendencia es que haya menos fumadores. ¿Cómo afecta a la plantilla?

No ha afectado. Hemos seguido creciendo. No creo que vaya a ver demasiadas fluctuaciones de la plantilla, porque tratamos de adelantarnos al mercado con mayor anticipación.

¿Cómo ve el futuro del sector en España tras la aprobación de la Ley Antitabaco?

Lo que tiene que ver con plantillas, no creo que vaya a tener demasiado impacto. Al menos, en las compañías que no tenemos fábrica aquí. Por la experiencia que vivimos en otros países de la Unión Europea, la regulación no va a tener un impacto directo en el empleo, con lo cual, no auguro que a corto plazo tengamos fluctuaciones. Lo que tenemos que hacer, cuando llegue este tipo de cambios, es adecuar nuestra plantilla para seguir llevando adelante nuestro negocio de la manera más efectiva.

¿Ha encontrado rigideces en el mercado laboral español?

En mi experiencia en Philip Morris no he encontrado rigideces. Pero sí tengo una opinión de que es un poco rígido en términos de contratación, sin suficiente flexibilidad.

¿En qué aspecto?

Facilitar la entrada y el movimiento de empleados dentro de una compañía. La reforma laboral que se ha hecho tiene ese camino en mente, pero necesita evolucionar un poco más.

"España debe aprovechar sus escuelas de negocios"

En el momento de seleccionar personal, sobre todo trabajan con el IESE. "El país cuenta con un mercado laboral con mucho potencial. Hay un tema al que España le debe sacar un mayor rédito, como es el tener escuelas de negocios top comparado con otros países de la Unión Europea. Eso hace que también se genere una experiencia internacional, porque los directivos conviven con otras personas que vienen a formarse. Es una ventaja importante", cree Lamas. Respecto a la movilidad de los empleados, asegura estar "bastante sorprendido" por la mala fama de los españoles. "A nivel directivo tenemos ocho personas en el exterior. Pero a su vez, durante los últimos años, hemos movido entre ciudades fácilmente 25 personas. No he encontrado demasiados inconvenientes".

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_