Crisis en la Unión Monetaria

La banca alemana es la más expuesta a la deuda española, con 136.000 millones

Los grandes inversores tienen mucho que perder en la crisis de la deuda soberana. Solo la banca germana tiene préstamos por unos 136.000 millones, y la europea suma 476.000 millones de deuda española, pública y privada.

España no es como Grecia, ni como Irlanda, ni como Portugal. Ni económicamente ni en cuanto a las deudas contraídas con la banca extranjera, que ascendían a unos 951.000 millones de euros a finales de junio (con un tipo de cambio de 1,33 dólares por euro) según los datos de Banco de Pagos Internacionales (BIS).

"El maremoto que provocaría sería formidable. El fondo de rescate europeo no contempla quitas de momento, pero es posible que sí las haya a partir de 2013. Las pérdidas para la banca europea serían cuantiosas", explican un operador de mercado de capitales de una entidad española. Simplemente, cubrir los vencimientos y el déficit de España entre 2011 y 2013 implicaría el desembolso de entre 450.000 y 500.000 millones de euros, explican desde el departamento de estudios de una entidad española.

Los bancos que más tienen que perder son los alemanes, con 136.000 millones de euros en deuda española de todo tipo (de bancos, de empresas no financieras y también estatal). Le siguen los franceses con unos 122.000 millones de euros y los británicos (83.000 millones).

En total, los bancos europeos tienen más de la mitad del volumen total de créditos concedidos a España, 476.000 millones. Una quita (rebaja del préstamo) del 30% implicaría unas pérdidas para ellos de unos 143.000 millones de euros.

La banca española, por su parte, tiene prestados 58.000 millones en Portugal, otro de los países en el punto de mira de los mercados. El primer país, sin embargo, de la lista de deudores de la banca española es Reino Unido, con 290.000 millones, debido a la elevada presencia de Santander en el país. A continuación, se sitúa EE UU, con cerca de 140.000 millones de euros.

La deuda pública de Portugal, Grecia e Irlanda en manos de Santander (Banesto incluido), BBVA, Popular, Sabadell y Bankinter asciende actualmente tan solo a unos 4.200 millones de euros, según los datos facilitados por las propias entidades. La cantidad apenas representa el 3,2% de sus recursos propios.

Renta fija pública en manos francesas

La deuda pública española en circulación se situaba en 518.407 millones de euros a septiembre, según los últimos datos del Tesoro. De esta cantidad, el 49,8% está en manos extranjeras: los inversores del exterior controlan cerca de 260.000 millones en letras, bonos y obligaciones del Estado.

De todos los inversores extranjeros, los franceses son los que más han confiado en la deuda pública española. Contaban al cierre del tercer trimestre con unos 65.000 millones de euros. Después, aparecen Bélgica, Holanda y Luxemburgo (unos 33.000 millones de euros en conjunto) y Alemania (22.000 millones).

Las cifras incluyen a todo tipo de inversores, no solo a las entidades financieras, como ocurre con las estadísticas del BIS. Los datos revelan que los bancos centrales son los principales tenedores de deuda española con el 32,8% de la cantidad total en manos extranjeras. Le siguen los inversores a título individual (27,7%) y las entidades financieras, con el 18,8%.