Finanzas

EE UU interviene los garantes de su sistema hipotecario

Horas antes de que abrieran los mercados en Asia, el secretario del Tesoro, Henry Paulson, compareció ayer ante la prensa para explicar lo que ya se descontaba desde el cierre del mercado del viernes: EE UU toma el control y rescata a dos de las instituciones financieras más críticas para el mercado de la vivienda del país, las hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac.

EE UU interviene los garantes de su sistema hipotecario
EE UU interviene los garantes de su sistema hipotecario

Los términos económicos de esta intervención, que es un tutelaje similar al que se plantea en un concurso de acreedores, no están cerrados porque dependerá de la necesidad de capital de cada una de las hipotecarias. Pese a esa incógnita, la acción de rescate, muy próxima a una nacionalización, se perfila como una de las mayores en la historia en el país y una nueva carga para los contribuyentes en esta crisis.

El tutelaje (conservatorship), previsto en los estatutos de Fannie y Freddie, es consecuencia del apoyo implícito que el Gobierno de EE UU ha brindado a estas dos entidades de objetivo fijado por el Estado (facilitar la compra de vivienda) pero que cotizan en los mercados. Paulson admitió ayer que el Gobierno nunca había hecho nada por transmitir a los inversores que no iban a apoyar a estas firmas por lo cual ahora se veía en la obligación de hacerlo. Así, según el plan de Paulson, convenido con la Reserva Federal, el Tesoro se convierte en accionista de Freddie y de Fannie.

Ambas entidades emitirán títulos preferentes senior por 1.000 millones de dólares a favor del Estado, que tiene derecho de dividendo del 10% al año que podría incrementarse. Además emitirán opciones de compra de acciones comunes de cada una de las hipotecarias que representen el 79,9% de las acciones comunes. A cambio, el Tesoro inyectará capital con un máximo de 100.000 millones de dólares por entidad cuando sea necesario equilibrar los balances.

Las entidades compran o garantizan la mitad de las hipotecas de EE UU

Al entrar estas acciones en un tutelaje, ninguno de los tenedores, ni el Estado ni los actuales accionistas, tendrá derechos políticos porque todos, incluidos los de los consejeros y directivos, pasan a manos del 'conservador' nombrado por el Gobierno. En este caso, se trata de la Federal Housing Finance Agency (FHFA, en sus siglas en inglés), el nuevo supervisor de estas entidades, el que juegue este papel.

Sin plazo

La misión de la FHFA es 'preservar y conservar los activos y al propiedad de las firmas además de devolverlas a una condición solvente', de manera que se restaure la confianza en ellas, según la documentación que el Tesoro hizo ayer pública. No se ha puesto plazo a este periodo de tutelaje o conservación con el que los accionistas son los últimos en ser protegidos y pierden el dividendo.

Fannie y Freddie han llegado a esta situación porque la crisis de la vivienda se ha agravado. Estas firmas, que no conceden hipotecas pero compran o aseguran las concedidas por las entidades financieras y las titulizan, están sufriendo esta crisis que no supieron ver venir y han acumulado unos 14.000 millones de pérdidas en los últimos trimestres. En la cartera de estas dos entidades están la mitad de las hipotecas de EE UU, unos 5,3 billones de dólares.

Peor que eso era la situación de su capital, casi en el límite de lo obligatorio para mantener la actividad. Los consejeros delegados de Fannie y Freddie, que ayer fueron sustituidos por Herbert Allison (ex consejero delegado del fondo TIAA-cref) y David Moffet (ex vicepresidente de US Bancorp), consiguieron calmar durante unas semanas a los mercados porque pudieron colocar emisiones de deuda. No obstante, el Tesoro, que contrató a Morgan Stanley hace un mes para investigar sus libros, ha recibido un informe en el que se especifica que aunque su contabilidad no es ilegal, se han utilizado trucos contables, sobre todo Freddie, para retrasar la emergencia de los agujeros de ambas, razón por la cual se ha intervenido.

'æpermil;stas son las entidades más expuestas'

Henry Paulson ha mantenido conversaciones con tenedores de deuda de Fannie y Freddie, particularmente con entidades públicas extranjeras, que le han transmitido su inquietud por la posición de las hipotecarias. Ayer, Paulson tuvo que calmar a los inversores a la vez que avanzaba los detalles de la segunda acción de rescate financiera en menos de medio año (la primera fue la de Bear Stearns).

'Quiero dejar claro que estas dos instituciones son únicas y operan sólo en el mercado hipotecario por lo que están más expuestas que otras firmas financieras a la corrección de la vivienda'. Según Paulson, 'ninguna de nuestras acciones de hoy reflejan un cambio de punto de vista sobre la corrección del mercado de la vivienda o la fortaleza de otras instituciones'. Según el titular del Tesoro, Fannie y Freddie son tan grandes y tan claves para el sistema financiero que su caída provocaría una grave crisis 'en casa y en todo el mundo'.

El Sovereign dice estar capitalizado y preparado

Algunas firmas financieras de EE UU poseen en sus carteras una importante cantidad de acciones preferentes de Fannie y Freddie , entre ellas el JP Morgan y un banco mediano como el Sovereign, participado casi en un 25% por el Santander, y que corren el riesgo de perder el valor de esos títulos.

Al mismo tiempo que hablaba ante los medios Henry Paulson, la Fed emitió un comunicado en el que informaba que las agencias federales habían estado estimando la exposición de la banca y otras entidades a Fannie y Freddie y creen 'que un limitado número de entidades tienen holdings que son de significativa importancia comparado con su capital'. La Fed y otras agencias van a trabajar con estas firmas.

Según algunos analistas, Sovereign es uno de los cinco bancos más expuestos a Fannie y Freddie, unos 600 millones de dólares, o el 8,9% a finales del segundo trimestre. Ayer su consejero delegado Joseph Campanelli emitió una nota en la que explicaba que cuando 'hicimos una ampliación de capital de 1.900 millones en mayo, se tomaron en consideración un número de factores incluido una posible caída en nuestras inversiones'. Campanelli afirma que Sovereign está bien capitalizado e incluso en el peor escenario lo seguirá estando porque tiene el colchón adecuado según todos los estándares regulatorios'.

En España, la AEB, la patronal bancaria española, explicó ayer que considera positiva la intervención gubernamental 'porque trata de evitar el contagio de la crisis de las hipotecas basura de EE UU'.

En la campaña, Barack Obama y John McCain consideraron este rescate como necesario pero insistieron que la prioridad era proteger a los contribuyentes.