Empleo y Direectivos

Plantillas sanas, empresas saludables

Mejorar y gestionar correctamente los servicios de previsión social puede suponer un ahorro importante de los costes de las empresas y reducir el absentismo laboral

Sanos y listos para trabajar. Así quieren las empresas a sus trabajadores. La plantilla es uno de los principales activos de cualquier compañía y los empresarios son conscientes de que cuidar la salud de los suyos es cada vez más importante. Además, el beneficio del cuidado de la salud de la plantilla no se queda ahí: los trabajadores, según diversas encuestas, valoran las ayudas para la salud como uno de los mejores beneficios sociales que les pueden ofrecer sus empleadores.

Varios expertos debatieron sobre estas cuestiones el pasado jueves en Madrid en la jornada La salud en la empresa, organizada por la consultora Mercer. 'Cuando hablamos de la salud en la empresa hacemos referencia a cuestiones como la prevención de riesgos, el absentismo o la baja productividad. Los empresarios están preocupados porque el impacto en el resultado global de las compañías es cada vez mayor', afirma Leo Pesquera, socio mundial responsable del área de salud y beneficios del sur de Europa de Mercer.

En este contexto, el sector privado de salud cobra un papel importante en el entorno empresarial. Ricardo Lozano, director general de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), destaca la necesidad de ajustar las políticas de previsión social al riesgo concreto de los trabajadores de la compañía. 'La previsión social en el ámbito de la empresa abarca ya a seis millones de personas y su mejora y consolidación dependerá en gran medida de la capacidad del sector para ofrecer productos atractivos', apunta Lozano.

El número de asegurados por los planes de salud privada en las empresas se ha duplicado desde 2002

Para comenzar a gestionar el absentismo laboral, lo primero es saber quién falta y por qué

Juan Francisco Gámez, director de estadísticas de ICEA, confirma este importante crecimiento en el sector privado de salud gracias a las iniciativas de seguros colectivos por parte de las firmas. 'Desde 2002 la cifra se ha duplicado. El entorno empresarial es el motor que mueve el número total de asegurados', comenta. Una de las razones que animan a las compañías a dar este paso es también el aspecto fiscal, ya que las primas pagadas a los trabajadores no son consideradas como rendimiento de trabajo en especies y no tributan, siempre y cuando se cumpla una serie de requisitos.

El volumen de las primas de los seguros de salud crecieron durante el pasado año un 10%, según los datos aportados durante las jornadas. Las empresas velan por la salud de los trabajadores. Sin embargo, este esfuerzo supone también que se incrementen los costes, lo que hace imprescindible hallar soluciones que beneficien a todos. Entonces, ¿cómo se controla el gasto que deriva de la salud en el contexto empresarial?

Steve Clements, director de salud y beneficios de Mercer Gran Bretaña, asegura que si se gestiona correctamente, el ahorro es posible. Lo primero, según el directivo, es que las empresas tienen que ser conscientes del impacto tan importante sobre sus costes que representa la salud. En este punto, las claves están, primero, en la información; y luego, en la adaptación de las soluciones a las necesidades concretas de cada compañía. 'Es muy importante el acceso a buenos datos estadísticos. Después, hay que realizar un análisis de los costes de futuro en materia de salud, estudiar si la empresa se los puede permitir y si no, ver cómo se debe actuar', comenta el experto. Otro de los consejos que ofrece Mercer es conocer muy bien a los proveedores de salud y elegir el que más convenga a la organización.

No hay una única solución. Cada empresa debe encontrar el plan de salud que mejor se adapte a sus características. Y es que los diseños son muchos y muy variados, al igual que las iniciativas que se pueden tomar.

Por ejemplo, una de las propuestas que ha tenido más éxito en EE UU y que ya va llegando a Europa es la de animar a los miembros del programa de salud a realizar actividades sanas y recompensarlo de manera que se vea reflejado en las primas que pagan los trabajadores por sus seguros. 'El bienestar de las personas tiene mucha influencia en el coste de las compañías', afirma Steve Clements.

Uno de los principales reflejos de los problemas de salud de los trabajadores es el absentismo laboral, cuyo estudio y análisis también puede suponer el ahorro de grandes sumas de dinero para las empresas. Hasta 600.000 mil euros logró ahorrar en un año una compañía de Reino Unido gracias a la gestión de este problema, según la responsable de programas de salud de Mercer en Gran Bretaña, Sara Brown. La directiva destaca como primer impacto del absentismo en una compañía la baja productividad, ya que 'la gente no cumple con sus objetivos'. Además, ante la falta de personal, muchas empresas se ven obligadas a contratar sustitutos, medida que dispara los costes económicos en gastos salariales y horas extra.

Otro de los problemas radica en los llamados costes ocultos, como el tiempo que la dirección y los recursos humanos necesitan para resolver estos problemas, según señaló la experta. La radiografía es negativa, aunque se puede trabajar en ello. 'El problema es importante, pero la oportunidad de ahorro también lo es si se trabaja de manera adecuada', comenta Brown. En una compañía que emplea a 1.000 personas, con un salario medio de 32.000 euros al año y un absentismo del 4%, el coste salarial es de 1,3 millones de euros. En este caso, una reducción de un punto del absentismo supondría un ahorro de 160.000 euros y si éste se redujese a la mitad, la compañía ahorraría 638.000 euros.

El trabajo en la gestión del absentismo tiene tres fases fundamentales: crear unas políticas, procesos y estructuras para la gestión del problema, esforzarse por mejorar el compromiso de los empleados con la organización, y la gestión de la salud de la plantilla. 'El retorno de la inversión en este último punto puede ser muy relevante' confirma Brown.

Una importante herramienta informadora de los patrones de absentismo que se empieza a utilizar en Reino Unido es el programa Health Connect, que permite a la compañía, a través de una serie de informes online, saber qué personas están ausentes y por qué. Una vez obtenidos estos datos, la organización puede empezar a hacer frente al problema.

El Estudio paneuropeo de beneficios de salud en la empresa, realizado por Mercer y presentado en Madrid durante la jornada, hace referencia por otra parte a la falta de información existente en la mayoría de las empresas. Y es que a pesar de que el acceso a información sobre el absentismo no resulta demasiado complicado para las compañías, el conocimiento desciende considerablemente cuando se habla de sus causas o del coste que tiene.

De esta manera, los expertos consideran que el esfuerzo de las empresas por controlar la salud de sus empleados, lejos de ser un coste, resulta beneficioso para las compañías. 'Los beneficios de salud resultan positivos para el 82% de las empresas, que creen que con estas iniciativas se puede promover un aumento de la productividad, además de ayudar a atraer y a retener a los mejores profesionales', comenta Marisol Sanz, directora del área de salud de Mercer.

Las cifras

6 millones de personas ya están cubiertas por planes privados de salud a través de organizaciones privadas.

10% es el aumento que ha sufrido el volumen de las primas de los seguros de salud durante el pasado año.

600.000 euros puede llegar a ahorrarse una compañía de 1.000 empleados si reduce su absentismo del 4% al 2%.

En mi opinión...

Juan Francisco Gámez. Director de estadísticas de ICEA. 'La empresa es el motor que mueve hoy en día el número creciente de los asegurados en salud privada'

Antonio Moreno. Director del servicio de prevención de Iberdrola. 'Los trabajadores son uno de los principales activos de las organizaciones y hay que cuidarlos'

Marisol Sanz. Directora del área de salud de Mercer'. La mayoría de las empresas creen que los beneficios en salud para sus empleados mejoran la productividad'

Sara Brown. Responsable de programas de salud de Mercer GB. 'El retorno de la inversión es muy relevante si se gestiona adecuadamente la salud en la empresa'

Leo Pesquera. Responsable de salud de Mercer del Sur de Europa. 'Los empresarios están preocupados porque el impacto de la salud en los resultados globales es cada vez mayor'

Steve Clemets. Director de beneficios y salud de Mercer GB. 'El acceso a buenos datos estadísticos en materia de salud es clave para poder empezar a trabajar en el ahorro'

Ricardo Lozano. Director general de la DGSFP. 'La previsión social en la empresa dependerá en gran parte de la capacidad del sector de ofrecer buenos productos'

Iberdrola, un siglo de dedicación

Iberdrola lleva un siglo preocupada por la salud de su plantilla. Según expuso Antonio Moreno, director del servicio de prevención del grupo, en su intervención en la jornada de Mercer La salud en la empresa, ya era un aspecto primordial desde principios del siglo pasado, cuando la empresa daba sus primeros pasos instalando la red eléctrica por la geografía española. Entonces, también se cuidaba la salud de los familiares de los empleados, dado que en muchas ocasiones viajaban a las obras con ellos.

'Las personas son el principal activo de una compañía, y si esto se cree de verdad hay que cuidarlas. Y qué mejor que empezar por su salud', señaló Moreno. El directivo establece tres etapas fundamentales en el desarrollo de las estrategias de salud en Iberdrola. Desde 1901 hasta los años 60, lo principal para la eléctrica fue crear una cultura de promoción de la salud entre todas las personas de la empresa.

Más adelante, hasta final de siglo, trataron de realizar estrategias concretas en esta materia a través de un sistema de colaboración con la sanidad publica. Y los últimos ocho años, el objetivo ha sido adaptarse a los cambios y crear políticas en este ámbito dentro de una proyección de futuro. Hoy en día, la empresa cuenta con el sector privado como proveedor, a través de un seguro colectivo para los empleados y sus familiares.

Moreno destacó la importante reducción del absentismo registrada el último año gracias a los planes de rejuvenecimiento de la plantilla que está implementando al compañía. Este experto destacó la aparición de los riesgos psicosociales, que han ido ganando terreno en las causas de absentismo de los trabajadores. 'Hasta ahora, las principales patologías eran de carácter osteoarticular. Ahora, los problemas psicosociales generan casi el 20% de todas las bajas de una empresa', afirma el director del servicio de prevención de Iberdrola.

Moreno señaló también la necesidad de que las propias compañías tomen conciencia de la importancia de la salud para el buen desarrollo de su actividad. 'Hay que dedicarse a gestionar el sistema de salud con los servicios propios y con entidades especializadas en vez de lamentarse de las ineficiencias y considerar que no se puede hacer nada', apuntó.