Sector bursátil

Las Bolsas toman medidas frente a la Mifid

NYSE Euronext lanza una plataforma para negociar bloques, con el objetivo de evitar la pérdida de negocio

Con la Directiva de Mercados de Instrumentos Financieros (Mifid) a las puertas, los operadores bursátiles han comenzado a dar los primeros pasos para evitar que el arraigo del entorno competitivo que propone la nueva norma afecte negativamente a su negocio.

NYSE Euronext anunció ayer la creación de la primera plataforma electrónica europea para la negociación de bloques de acciones, en un intento claro de canalizar a través de ella las operaciones bursátiles de gran tamaño que los grandes bancos realizan entre sí. Las Bolsas tradicionales ya ofrecen estos servicios, pero es un segmento de mercado más expuesto a la competencia.

La entrada en vigor de la Mifid, el próximo 1 de noviembre, suprime la obligación que rige en muchos países europeos -como España- de que las órdenes de compra venta de activos se canalicen a través de un mercado organizado. Es decir, que abre las puertas a una mayor competencia y a lo que se conoce como internalización o la negociación de activos entre entidades financieras sin tener que pasar por la Bolsa.

El nuevo entorno supone un reto para los mercados de valores tradicionales, sobre los que ya pende una amenaza palpable: algunos de los principales bancos de inversión del mundo (Citigroup, Goldman, Deutsche Bank, Merrill Lynch, UBS y Credit Suisse) anunciaron hace un año su intención de crear un sistema de negociación para la compra venta de acciones al margen de las Bolsas.

NYSE Euronext ha contraatacado con el lanzamiento de SmartPool, una plataforma conocida en el sector como MTF (Multilateral Trading Facility) diseñada específicamente para dar servicio a las órdenes de gran tamaño que emanan desde los inversores institucionales.

Smartpool está participado por BNP Paribas y HSBC, dos bancos de inversión que no están en el proyecto que los grandes bancos presentaron el año pasado. La plataforma permitirá que los inversores realicen operaciones sin tener que informar a priori sobre su identidad, el volumen de la operación o el precio al que quieren cruzarla. Esta opacidad es una de las razones por las que los bancos prefieren realizar operaciones fuera de mercado. Aunque la Mifid exige que la información se haga pública después realizar la operación.

Las Bolsas europeas se enfrentan a un mercado más fragmentado, de mayor competencia y menos negocio. 'Pero la Mifid abre oportunidades de negocio en información, acceso al mercado y servicios a clientes', matiza Bolsas y Mercados Españoles, en una presentación sobre Mifid y Bolsa.

Una actividad en auge en Estados Unidos

Las plataformas alternativas de negociación en bloques constituyen una actividad creciente en Estados Unidos. Según datos de NYSE, actualmente el 20% de las operaciones con títulos de empresas listadas en la Bolsa de Nueva York se canalizan a través de plataformas, conocidas en inglés como dark pools. Hace dos años no superaban el 5%. En Estados Unidos se estima que existen más de 35 de estas plataformas, muchas de las cuales pertenecen a los grandes bancos de inversión, como Goldman Sachs (Sigma X) Merrill Lynch (Block Alert) o Citigroup (ACE).

Un estudio realizado por la consultora de Boston Aite Group calcula que las plataformas de negociación en bloques representaron en el segundo trimestre de 2007 el 4,5% del volumen negociado en los mercados de valores estadounidenses, frente al 1,3% del año 2003.

Según esta consultora, las plataformas de negociación alternativas tienen una cuota de mercado del 25%, y un 75% las Bolsas tradicionales. Para 2011, Aite Group estima que la cuota de mercado de las plataformas superará el 38,1%, frente a un 61,9% de las Bolsas de EE UU.

Alternativa Las ventajas de operar fuera del mercado

¦bull;El anonimato es una de las razones que impulsan a los inversores institucionales a hacer uso de las plataformas alternativas de negociación.

¦bull;Estas plataformas preservan el nombre del inversor, el volumen y el precio, con lo que se evita además provocar movimientos en el precio de la acción al trascender la operación.

¦bull;Al no pasar por un mercado organizado, los costes de la transacción son menores.

¦bull;Entre los inconvenientes, destaca el que el inversor no sabe si la operación la está realizando al mejor precio. La falta de transparencia crea también un problema de supervisión.