Revolución en el sector eléctrico

Aguirre abre la batalla legal del PP contra la opa sobre Endesa

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, encargó ayer al Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) regional un informe sobre la opa de Gas Natural sobre Endesa como primer paso de la ofensiva desplegada por el PP para frenar la operación empresarial. En la dirección del partido se reconoce que dicho dictamen carecerá de validez jurídica, aunque puede servir como vía de presión para el pronunciamiento que haga en su día el Tribunal de Defensa de la Competencia estatal.

El Consejo de Gobierno de la comunidad de Madrid justificó el encargo del informe al organismo que vela por las reglas de la competencia a nivel regional como un intento de medir el impacto que el triunfo de la opa tendría en la prestación de los servicios energéticos en este territorio. El Tribunal de Defensa de la Competencia madrileño está presidido por Carlos Bustelo, hasta marzo pasado al frente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

El vicepresidente primero del Ejecutivo autonómico, Ignacio González, consideró ayer que de tener éxito la operación, 'causaría perjuicios a los madrileños y, en general, a los ciudadanos de toda España', ya que supone 'la concentración de todas las distintas formas de energía en una entidad económica financiera que, a su vez, está controlada por un Gobierno autonómico, en este caso por el catalán y el tripartito'.

El máximo responsable de Economía del PP, Miguel Arias Cañete, avaló ayer públicamente el paso dado por Esperanza Aguirre, aunque admitió que ésta no lo había consultado a la dirección del partido. 'Es normal que las instituciones autonómicas velen por la competencia y podrían dar también el mismo paso otras que se sientan afectadas. No hemos sido informados de ello porque las comunidades son soberanas para tomar sus decisiones', explicó Arias.

ENDESA 18,78 1,79%
NATURGY 16,12 2,45%

Otras fuentes de la dirección del Partido Popular admiten que el informe contrario a la opa que pudiera emitir el TDC regional carecería de validez jurídica para obstruir la operación empresarial, 'aunque sí puede ser un importante método de presión con vistas al pronunciamiento que haga en su día el Tribunal de Defensa de la Competencia estatal'. 'También puede servir para que este último organismo no dilate su dictamen y sea más exigente en sus condiciones', añadieron las mismas fuentes'.

Ignacio González negó ayer que vaya a producirse 'ninguna reunión específica' con el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, para abordar las aristas de esta operación.

La batalla se comienza a librar en el Congreso

Sin que todavía se haya inaugurado formalmente el curso parlamentario, el ministro de Industria, José Montilla, ya tiene pendiente de responder en el Congreso un largo rosario de preguntas que le ha formulado el PP en relación a la opa sobre Endesa. La semana que viene tendrá que hacerlo en la sesión de control al Gobierno que se celebra los miércoles por la tarde y también, ese mismo día, durante su comparecencia previa en la Comisión de Industria y Energía.

Hasta ahora, las principales críticas del Partido Popular a la operación empresarial han sido realizadas por su portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, el más duro de todos, por el responsable de Economía del partido, Miguel Arias Cañete, y, en menor medida, por el líder popular, Mariano Rajoy. Ayer entró también en escena el portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Vicente Martínez-Pujalte, quien calificó de 'increíble' que una operación que resulta 'claramente perjudicial' para los consumidores 'cuente con el beneplácito del Gobierno'.

Con igual símil que el utilizado por Mariano Rajoy en respuesta a algunos de los promotores de la operación tras acentuarle estos el protagonismo que Caja Madrid podría tener en la empresa resultante, Pujalte afirmó ayer que 'esto no es un partido Madrid-Barça, sino un partido contra los consumidores, con la aquiescencia del Gobierno'.

'Esto no es un partido Madrid-Barça'

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ya ha tenido oportunidad de hablar personalmente de la opa con sus principales protagonistas, entre ellos el presidente de Endesa, Manuel Pizarro, el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, el director general de La Caixa, Isidre Fainé y un alto representante de Repsol. Según fuentes del PP, el mensaje trasladado a Rajoy por los promotores de la opa es que Caja Madrid puede tener un 'protagonismo relevante' en la operación, que se traduciría en una importante presencia de consejeros en la empresa resultante. 'Se les ha respondido que es, justamente, lo que no queríamos oír porque esto no puede plantearse en los mismos términos que un partido Madrid-Barça. Eso demuestra el trasfondo político de la operación', aseguran fuentes del PP.