EDITORIAL

Cuestión de competencia

La Comunidad de Madrid piensa encargar al Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) regional un informe sobre la opa de Gas Natural sobre Endesa. Un dictamen que técnicamente no tendría ningún efecto, pero que puede ser muy efectista en términos políticos. La operación que propone Gas Natural tiene repercusión sobre el conjunto del mercado nacional, de ahí que exceda las atribuciones del TDC madrileño. Pero el equipo de Esperanza Aguirre considera que debe actuar porque 'causaría perjuicios a los ciudadanos de Madrid y, en general, a los de toda España'. Aguirre se queja, además, de que la opa dejaría una parte importante del mercado energético 'en manos de una entidad controlada por un Gobierno autonómico'. Es decir, que considera lógico, siguiendo su razonamiento, que Caja Madrid, controlada por el Ejecutivo autonómico que ella preside, sea el primer accionista de Endesa, pero no que lo sea Gas Natural (participada por La Caixa). Y para dejar constancia de su malestar encarga un informe a Carlos Bustelo, el ex presidente de la CMT que dimitió porque consideraba que trasladarse a Barcelona era ser 'deportado'.