Competencia

Bruselas observa impotente la consolidación del mercado español

La Comisión Europea, favorable a las fusiones transfronterizas en el sector energético y mucho más reacia a las locales, observa con casi tanto interés como impotencia el nacimiento de un nuevo gigante nacional en una operación 'sin dimensión comunitaria'.

Bruselas, muy a su pesar, se teme que el proceso de consolidación del mercado energético español escape a su control. 'Si las autoridades nacionales deciden enviarnos el expediente, estaremos encantados de examinarlo', tienta el portavoz de Competencia, Jonathan Todd, al Gobierno español.

Pero el departamento que dirige la comisaria Neelie Kroes sabe que hay muy pocas posibilidades de que esa delegación de funciones se produzca. Máxime cuando la primera decisión importante de la holandesa en el cargo fue prohibir una operación de alcance similar en el mercado portugués.

Kroes abortó el 9 de diciembre de 2004 la fusión de Energias de Portugal y Gás de Portugal, una operación diseñada por el Gobierno de José Manuel Barroso, ahora presidente de la Comisión Europea, para crear un gigante nacional en el supuesto mercado ibérico de la energía. 'Entonces pudimos intervenir porque participaba una empresa italiana en la operación', recuerda Todd.

ENDESA 18,24 0,83%
NATURGY 28,05 2,00%

En el caso español, salvo que entre en liza una tercera empresa (se habla de las alemanas Eon o RWE), la opa hostil de Gas Natural parece que no pasará por las horcas caudinas de la CE.

La descentralización impuesta por el nuevo Reglamento de fusiones, que entró en vigor el 1 de mayo de 2004, reconoce a las autoridades nacionales la competencia exclusiva sobre las operaciones entres empresas cuyo 66% de facturación en la Unión Europea se realice en un sólo Estado miembro.

En el caso de Gas Natural y Endesa ese porcentaje parece superarse con creces. Y Bruselas no puede reclamar a las autoridades nacionales un expediente de esas características, 'aunque la operación', como lamenta un funcionario comunitario, 'tenga un claro impacto en el mercado europeo'.

'En cualquier caso', advierte la Comisión, 'corresponde a los abogados de las empresas evaluar cuidadosamente el carácter comunitario o no de una operación'. Y los errores en ese cálculo se pagan caros. 'La Comisión puede imponer multas de hasta el 10% de la facturación a las empresas que omitan la notificación de una operación de dimensión comunitaria', recuerdan en la dirección de Competencia.

Cada fusión energética que no llega a Bruselas priva a la CE de una oportunidad para intentar impulsar la deficiente liberalización de los mercados energéticos europeos y su progresiva integración. La CE suele aprovechar la revisión de esas operaciones, según un abogado especializado en la materia, 'para imponer condiciones que en muchos casos huelen más a política industrial que a derecho de la competencia'.

Ayer mismo en Londres, el consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca fue tajante al asegurar en su conferencia para analistas e inversores institucionales en Londres que la opa sobre Endesa no precisará de la autorización comunitaria en Bruselas, informa Efe.