Derivados

Estrategias más baratas con opciones fuera del dinero

Muchas de las personas que se han acercado alguna vez a los mercados de opciones financieras, se preguntan por qué existen y sobretodo porqué se cotizan opciones OTM (out the money o fuera del dinero).

Lo primero será refrescar o explicar la característica de estas opciones. Tanto las opciones call (de compra) como las opciones put (de venta) están OTM cuando la relación entre el precio de ejercicio de la opción y el precio del subyacente es negativa. Es decir, en el caso de las calls cuando el precio de mercado del activo subyacente está por debajo del precio de ejercicio, y en el caso de las puts lo contrario, cuando el precio del activo subyacente está por encima del precio de ejercicio de la opción.

Recordamos que las opciones a vencimiento tienen valor positivo o cero, pero nunca un valor negativo. La probabilidad de que estas opciones OTM terminen con valor en la fecha de vencimiento es inferior a las opciones ATM (at the money, en el dinero) donde el precio del activo está muy cercano al precio de ejercicio de nuestra opción, y las ITM (in the money, dentro del dinero) donde la relación entre ambos precios es positiva.

Precisamente por esta menor probabilidad de terminar con valor a vencimiento, uno de los mayores atractivos de estas opciones es que su prima es bastante más barata, y cuanto más negativa sea esta relación menor será su prima.

Volviendo al punto de partida, que es por qué utilizar estas opciones, hay tres situaciones en las que son muy útiles. La primera es comprar opciones OTM (normalmente puts) como un seguro: pagando un coste relativamente bajo que no deteriore demasiado el rendimiento de la cartera, podemos limitar las pérdidas a partir de un nivel determinado (que estableceremos en función del perfil de riesgo y de lo que se esté dispuestos a gastar en la prima), en caso de una fuerte caída del mercado.

La segunda situación en la que encontramos bastante la utilización de opciones OTM, tanto calls como puts, es a la hora de crear una estrategia con varias opciones (o con otros activos) al mismo tiempo. Por ejemplo, en la estrategia que tanto hemos comentado ya en esta sección de call spread se utilizan las OTM para abaratar la prima total de la posición a cambio de limitar nuestro beneficios a vencimiento a partir de un nivel determinado.

La tercera situación es simplemente comprar las opciones que más OTM estén en un momento casi como un boleto de lotería, pagando muy poco por ellas pero necesitando casi un milagro bursátil para que a vencimiento tengan valor, aunque en estos casos si el mercado va en la dirección por la que hemos apostado la prima de la opción comprada irá siendo cada vez superior, con lo que a través de la reventa de la opción en mercado también se puede obtener un beneficio.

Con todo lo expuesto anteriormente, estas opciones suelen tener bastante menor liquidez en mercado ya que ésta suele concentrarse en las opciones ATM debido a que son las que están más cercanas al precio del activo subyacente que se está cotizando en mercado.