_
_
_
_
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La nueva Edad del Cobre: la transición verde y los metales y minerales raros

La demanda de esta materia prima será clave para el proceso de descarbonización, pero está por ver es si hay oferta suficiente

FILE PHOTO: Cobre Panama mine owned by First Quantum Minerals in Donoso
STRINGER (REUTERS)

La mayoría de las tecnologías que facilitan el cambio hacia la energía verde son muy intensivas en cobre y la transición ecológica disparará el consumo de este metal. Sin embargo, la escasez de agua es el problema principal de la minería y puede tener repercusiones medioambientales y sociales.

La transición a una economía verde va a requerir grandes inversiones en infraestructuras debido a la gran dependencia que aún tenemos de los combustibles fósiles en los sectores de producción de electricidad, la calefacción y la movilidad. El cobre es un metal esencial en el desarrollo de casi todas las nuevas tecnologías.

Lo que está por verse es si la oferta de cobre será suficiente para cubrir el crecimiento que experimentará la demanda de este metal a raíz de la transición hacia la energía verde. Según la AIE, la demanda de este metal será superior a la oferta a partir de 2025, incluso si se excluye la transición a la energía verde.

Nuestras estimaciones, calculando por lo bajo, indican que se dará un aumento total de la demanda del 30% hasta 2035, lo que generará un mayor déficit de oferta. La buena noticia es que existen abundantes yacimientos de cobre, pero es necesario poner en marcha nuevas explotaciones y estos proyectos llevan mucho tiempo. La escasez de agua es el principal problema de la minería, y una mayor concienciación sobre las repercusiones medioambientales y sociales de la minería elevará los cánones a las mineras y los costes de extracción y, en consecuencia, se producirá una subida de los precios. Los cambios geopolíticos son difíciles de predecir, pero la competencia por los minerales raros podría afectar a la producción y provocar nuevas subidas de precios. La descarbonización y el aumento de los precios ofrecen varias oportunidades de inversión.

La transición hacia la energía verde requiere una mayor electrificación y más fuentes renovables de electricidad para reducir las emisiones de carbono. Muchas de las tecnologías necesarias para facilitar este proceso emplean más cobre que las alternativas tradicionales basadas en fuentes fósiles. Las consecuencias que acarrea esto para la demanda dependerán de las iniciativas que se adopten, la combinación de tecnologías utilizadas y la mejora continua de las eficiencias. Las dos tecnologías que más van a impulsar la demanda de cobre son los vehículos eléctricos y la red eléctrica.

Aparte del deterioro de la calidad del mineral y la extensión del plazo de ejecución de los proyectos de nuevas explotaciones de cobre ya mencionados, existen otros factores que podrían afectar la producción de este metal. Las actividades de extracción y procesamiento del cobre en la actualidad se concentran en un número reducido de países, en su mayoría emergentes. Esto quiere decir que la producción de cobre se puede ver afectada por la inestabilidad medioambiental y política, los riesgos geopolíticos y las posibles restricciones a la exportación.

La escasez de agua es un problema medioambiental que crea también tensiones sociales. Una de las tareas más difíciles a las que se enfrentan los Gobiernos de Chile y Perú es asegurar el abastecimiento de agua para cubrir las necesidades no solo de las empresas mineras, sino también de su población indígena y evitar así los problemas sociales.

Las tensiones sociales tienen una repercusión directa en la producción de cobre, como hemos visto en los últimos años en Perú, cuando las comunidades locales bloquearon los principales accesos y rutas de las explotaciones mineras.

A largo plazo, estas tensiones crean dudas sobre la viabilidad de nuevos proyectos mineros en estos países. A los gobiernos les interesa evitar conflictos entre las empresas mineras y la población que puedan poner en peligro el desarrollo económico y del bienestar social del país. Por lo tanto, es previsible que eleven el canon a las empresas mineras y adopten medidas que garanticen un reparto más justo de los ingresos.

Asimismo, cuando la demanda supere la oferta, la competencia por este escaso recurso intensificará la rivalidad geopolítica debido a que las iniciativas de transición ecológica están teniendo lugar en muchos países del mundo al mismo tiempo. La dinámica de poder entre los países ricos en minerales y los ricos en petróleo y gas se revertirá completamente, sobre todo en Sudamérica, África, Asia y Australia. Asimismo, es importante tener en cuenta que ninguna de las superpotencias económicas actuales es rica en cobre y la competencia por asegurar el abastecimiento también aumentará las tensiones.

Los inversores pueden posicionarse en el mercado de minerales mediante contratos a futuro. Estos instrumentos permiten adquirir una cantidad determinada de una materia prima a un precio establecido de antemano en una fecha futura. No obstante, los mercados de futuros están determinados principalmente por tres factores: la demanda actual frente a prevista, la oferta actual frente a la prevista y el volumen actual de existencias. Otra forma de sacarle beneficio a la subida de los precios del cobre es invertir en divisas y bonos de países vinculados a este metal. Por último, también se pueden realizar inversiones en empresas que se beneficien de la producción de cobre y de la transición hacia la energía verde. Aquí se incluirían los productores de cobre y los proveedores del sector, especialmente las empresas de servicios y equipos de ingeniería y minería y las de reciclaje de residuos. Las empresas que procesan el cobre, en particular para baterías y equipos de electrificación, también tienen su atractivo. Lo más importante es centrarse en las que tienen un alto desempeño en sostenibilidad.

Frank Härtel es Jefe de asignación de activos en J. Safra Sarasin Sustainable AM

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_