_
_
_
_

Patrick Nielsen: “Tres rebajas de tipos en EE UU este año es una buena opción; puede haber sorpresas positivas”

El subdirector general de Mapfre AM avisa de los riesgos: “Los grandes problemas vendrían si en el horizonte surge de repente un aumento sustancial de las probabilidades de una recesión”

Patrick Nielsen, responsable de Bolsa de EE UU y estrategias multiactivos de Mapfre AM, en la sede de la compañía en Majadahonda.
Patrick Nielsen, responsable de Bolsa de EE UU y estrategias multiactivos de Mapfre AM, en la sede de la compañía en Majadahonda.Alex Onciu
Nuria Salobral

Patrick Nielsen no ha variado la previsión que manejaba a finales de 2023 sobre las decisiones de la Reserva Federal durante este año. Pese al drástico cambio de expectativas del mercado, mantiene su estimación de tres recortes de tipos en EE UU en 2024 lo que, según el nivel actual de precios de la renta fija, ofrece oportunidades para alargar la duración de la deuda aunque no tanto como para reforzar posiciones. La Bolsa es su activo predilecto, en una cartera con claro sesgo hacia Wall Street.

¿Ha modificado en las últimas semanas su previsión de tipos en EE UU?

El mensaje ha cambiado radicalmente desde finales del año pasado. Creo que es mucho mejor no dejarse llevar por los vaivenes para ser coherente. En diciembre pasado hablar de seis bajadas, empezando en marzo del 2024, era exagerado. Yo entonces apostaba por tres. Ahora se está hablando de que quizás no haya recortes. Me quedo con el término medio, sigo pensando que tres rebajas de momento es una buena opción. En los próximos dos o tres meses también puede haber sorpresas positivas.

La tensión geopolítica bien puede generar más sorpresas negativas...

Cuando Rusia invadió Ucrania hubo una tensión muy grande, pero se rebajó mientras seguía la guerra. Las materias primas se moderaron. Otra sorpresa llegó con el ataque de Hamás a Israel; sí, hubo una tensión inmediata en los precios de la energía, pero se disipó muy rápidamente. Por eso es muy difícil tener una visión clara de lo que podemos valorar como riesgo geopolítico. Lo más acertado es tener un escenario macroeconómico, unas tendencias. Y lo que domina ahora en los mercados es que las economías se han comportado mejor de lo esperado. En particular la estadounidense. La pandemia ha generado muchas olas. Yo creo que ahora mismo todo esto poco a poco se está difuminando y estamos volviendo a tendencias más de fondo. Espero que en los 18 próximos meses podamos dar carpetazo a estas oscilaciones generadas por el choque de la pandemia.

¿Qué opciones ve de que el cambio en las expectativas de tipos termine por causar una corrección en Bolsa?

Después de las subidas vertiginosas que hemos tenido, es lógico que haya tomas de beneficios. Y cuando todo el mundo va en un mismo sentido, hay riesgo de un efecto bola de nieve. Pero yo creo que no hay que paralizarse por este riesgo, hay que tenerlo en mente. Es un riesgo menor porque si la inflación ha sorprendido negativamente es porque la economía está más fuerte. Los grandes problemas vendrían si en el horizonte surge de repente un aumento sustancial de las probabilidades de una recesión.

¿Podría ponerse en duda el aterrizaje suave de la economía?

Hay una hipersensibilidad de los inversores a los tipos de interés, es lo que hemos visto y aprendido estos últimos años. Han pasado de esperar seis bajadas de tipos este año en EE UU a ninguna. Y la primera lección es que la economía ha sido más resiliente de lo esperado ante las subidas. Pero mientras siga habiendo expectativas de recortes de tipos, ya sean uno, dos o tres, sí esperamos estabilidad en el mercado y la economía. Pero si el mercado empieza a apostar por alzas de tipos de la Fed, todo puede cambiar. En todo caso, ese no es el escenario que tenemos ahora.

¿Están siendo más prudentes con la Bolsa de EE UU?

Hasta ahora no, no hemos tenido cambios en las carteras. Los datos han validado la apuesta que hacíamos sobre valores cíclicos. Ahora bien, estamos acercándonos a un punto de ruptura, de rebajar posiciones en valores cíclicos, aunque aún no estamos ahí.

¿Cuál sería ese punto de inflexión, en el que el retraso en bajar los tipos afecta al crecimiento y, por tanto, a los cíclicos?

Creo que el mercado va a tener paciencia. El problema ahora es de valoración, que podría dejar caídas en las Bolsas de entre el 4% y el 5%. Cuando tendríamos problemas y tendríamos que cambiar la cartera es si sigue habiendo sorpresas negativas de la inflación y en el mercado empieza a decirse que hay que subir tipos. Las consecuencias de esto serían una rebaja sustancial de las estimaciones de crecimiento. Y un riesgo sobre los beneficios.

¿Cómo afecta todo esto a los gigantes tecnológicos de EE UU? ¿Van a seguir tirando igual del mercado?

Tesla y Apple ya han tenido una evolución negativa, el proceso por el que el mercado se concentraba en los siete magníficos ha cambiado. Nvidia es un caso específico, con unas cifras de ventas tremendas. Pero desde que está quedando claro que la Fed va a tener dificultades para implementar los recortes de tipos que el mercado esperaba, dentro del sector de tecnología hay una rotación hacia aquellas empresas con un perfil más cíclico, desde aquellas empresas quizás donde la senda de crecimiento a largo plazo está más cuestionada. Un ejemplo de esto lo vemos en Micron. No tiene la exclusividad en la inteligencia artificial de Nvidia ni su liderazgo, pero sus productos sí se benefician directamente de la demanda. Micron tiene un perfil mucho más cíclico y su valoración también lo refleja.

¿Han ajustado la asignación de activos, están rebajando el peso en cartera de la renta fija?

No queremos acortar duración porque ya éramos cautos en cuanto a la capacidad de la Fed de bajar de forma agresiva los tipos. Y a partir de los niveles que estamos tocando ahora, empezamos a ver cierta oportunidad. Como teníamos poca deuda de plazos largos, ahora queremos tener un poco más, la vemos a un precio razonable. En todo caso, estamos en un momento en que hay que dar prioridad a los activos de riesgo, no a cualquier precio ni de manera constante. En renta fija podemos alargar duración y en renta variable, vamos a empezar a incrementar un poco la posición.

¿En qué compañías o geografías quieren elevar esa exposición en Bolsa?

Pensamos que Europa a corto plazo va a tener más capacidad de sorprender positivamente que Estados Unidos. Es el momento de manera táctica, para los próximos tres o seis meses, de buscar sectores que se han visto más castigados en Europa, parte de Asia, incluida China, y emergentes.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Nuria Salobral
Es jefa de la sección de Inversión en el fin de semana y redactora especializada en temas financieros y política monetaria. Trabaja en Cinco Días desde 2006, donde ha cubierto la quiebra de Lehman Brothers, el rescate a la banca española o las decisiones del BCE. Nacida en Madrid, es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_