_
_
_
_
_
Deuda

UBS se sacude la resaca de Credit Suisse: avalancha de demanda en los cocos, el producto que el rescate volatilizó

Las órdenes de compra superan los 36.000 millones para una operación de 3.500 millones en dos tramos

El mercado de bonos contingentes convertibles se olvida de la conmoción sufrida con el rescate de Credit Suisse. Cinco meses después de que entidades como BBVA o BNP Paribas efectuaran las primeras emisiones de este tipo de deuda, hoy es el turno de UBS, la entidad que rescató a su rival. Desde la apertura de libros el apetito de los inversores está siendo una constante. Para una operación de 3.500 millones de dólares en dos tramos (unos 3.267 millones de euros) las órdenes de compra superan los 36.000 millones de dólares. Es decir, los inversores consiguen dejar atrás la desconfianza y aprovechan la escasez de oferta que impera en el primario ahora que muchas emisores están inmersos en la campaña de resultados y en meses anteriores aprovecharon para acelerar las colocaciones antes de que los bancos centrales prolongaran la subida de tipos. Este interés contrasta con las pérdidas experimentadas por el mercado de cocos en marzo. La eliminación de 17.000 millones de dólares en Credit Suisse disparó los rendimientos de este tipo de emisiones por encima del 15% por primera vez en su historia. La oferta de este miércoles reafirma la recuperación de este tipo de activos cuyos rendimientos han caído casi 500 puntos básicos desde los máximos registrados a comienzos de año.

La nueve emisión está destinada a reforzar el capital AT1 de UBS. Para el tramo con opción de amortización a cinco años la rentabilidad rondaba el 9,25%, inferior al 10% con el que comenzó la operación. En el tramo a 10 años el rendimiento se movía entorno al 9,25%, inferior a la deuda de este tipo de UBS que cotiza con un rendimiento promedio del 9,7% hasta su próxima ventana de amortización. La deuda que ofrece la entidad contienen un mecanismo que permitirían la conversión de los bonos en acciones una vez que se modifiquen los estatutos del banco para proporcionar suficiente capital.

Los cocos, el tipo de deuda de más riesgo, son instrumentos híbridos que tienen elementos de deuda -pagan un interés al comprador- y de capital -pueden absorber pérdidas-. La característica principal es que pueden convertirse en acciones si la ratio de capital de máxima calidad CET1 cae por debajo del 5,125%. La decisión de que los tenedores de cocos perdieran toda su inversión frente a los 3.000 millones que iba a recibir los accionistas puso en jaque el denominado sistema de rescate interno (bail-in, en la jerga) puesto en marcha después de la crisis financiera. Después de la caída Lehman Brothers, que el pasado septiembre cumplió 15 años, los reguladores impulsaron la construcción por parte de las entidades de colchones anticrisis para que en casos de problemas asumieran las pérdidas.

Ugo Lagrotta, asesor de gestión de activo y pasivos que trabajó para UBS, señala a Bloomberg que la oferta de este miércoles es un intento de restaurar la confianza en el mercado de cocos. “No esperaría ver otro evento como el que ocurrió en marzo”, destaca.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

G.E.
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_