_
_
_
_
_

El desplome de la inmobiliaria china Country Garden agrava las alarmas en el país

Las acciones de la promotora cayeron un 18% hasta mínimos históricos. La compañía intenta negociar la restructuración de su deuda

Unos edificios residenciales construidos por Country Garden en Beijing, China.
Unos edificios residenciales construidos por Country Garden en Beijing, China.WU HAO (EFE)

Los inversores no despegan los ojos de China. Para los mercados, el abandono de la política covid cero del gigante asiático iba a suponer una recuperación del país. Sin embargo, la economía no reaccionó como se esperaba y se encuentra ahora en plena desaceleración. Y las malas noticias se acaban ahí.

El mercado inmobiliario, uno de los factores que generan más preocupación, se ha visto sacudido una vez más por la noticia del desplome en Bolsa de la mayor promotora de China, Country Garden, que se hundió un 18% este lunes, y sus acciones cayeron por debajo de los 10 céntimos. La compañía encadena ya ocho sesiones de graves pérdidas –el pasado 8 de agosto ya cedió un 14%– y cae un 70% en lo que va de año.

La promotora, que cotiza en la Bolsa de Hong Kong, adelantó el pasado 11 de agosto unas pérdidas de entre 45.000 y 55.000 millones de yuanes (entre 5.700 y 7.000 millones de euros) en el primer semestre del año. La compañía advirtió que este resultado se debe a la caída de los márgenes y al aumento de las provisiones por deterioro sobre sus promociones inmobiliarias, debido a la caída de las ventas.

Sin embargo, las alarmas ya saltaron unos días antes, cuando se conoció que la promotora había incumplido el pago del cupón de algunos bonos en mercados internacionales, por alrededor de 22 millones de euros, síntoma de un problema de liquidez.

Los problemas del mercado inmobiliario chino vienen de lejos. Este nuevo terremoto, de hecho, recuerda la crisis de la inmobiliaria Evergrande, que en 2021 empezó a revelar las primeras grietas del sector después de que el gobierno endureciera el acceso a la financiación bancaria a las promotoras que habían acumulado un alto nivel de deuda. Pablo Gil, estratega jefe de XTB, explica que el sector tiene un peso directo de en torno al 15% sobre el PIB chino, pero de forma indirecta aporta más de un 30%. “Desde el colapso de Evergrande en 2021 el mercado de bienes raíces ha entrado en una fase de deterioro continuo, con dudas sobre la viabilidad de proyectos inmobiliarios, la necesidad de reestructurar la deuda de muchas promotoras y una situación complicada para los gobiernos locales muy endeudados, que obtenían su principal fuente de ingresos de la venta de suelo para la promoción de nuevas viviendas”.

Louis Kuijs, economista jefe para Asia de S&P Global Ratings, coincide con esta lectura. “Muchos promotores carecen de liquidez y un debilitamiento adicional de las ventas de viviendas aumentaría la presión”, considera.

Country Garden tiene ahora un plazo de gracia de 30 días para el pago del cupón. Si no lo logra, podría caer suspensión de pagos en septiembre. Sin embargo, la compañía está intentando negociar una restructuración de su deuda y extender el pago de un bono de 3.900 millones de yuanes (unos 492 millones de euros) que vence el día 2 del próximo mes.

Reestructuración

La compañía busca proceder a siete pagos amortizados durante 36 meses. Tras conocerse el impago de la compañía, la agencia Moody’s rebajó la semana pasada la calificación de la deuda de Country Garden a bono basura o de muy alto riesgo, desde B1 a Caa1.

Los analistas de Bankinter recuerdan que el tamaño de Country Garden es cuatro veces el de Evergrande. “Como en ese caso, gran parte de la deuda está en manos de acreedores chinos y en caso de caer en suspensión de pagos probablemente intervendría el gobierno”, explican. Por este motivo destacan que el impacto fuera de sus fronteras sería limitado, aunque pone de relieve las dudas sobre la economía china y el crecimiento global, extremadamente dependiente del país.

El temor de los inversores es que se provoque un efecto contagio en un sector ya muy débil. Desde hace meses los mercados esperan medidas más ambiciosas del gobierno chino para dar soporte al sector inmobiliario y a la economía, pero todavía no han llegado.

Cifras macroeconómicas

Crecimiento débil. Los últimos datos sobre el Producto Interior Bruto de China muestran una desaceleración de la economía del gigánte asiático. El PIB creció un 0,8% intertrimestral de abril a junio, según los datos divulgados de la Oficina Nacional de Estadística (ONE), debido al enfriamento de la demanda interna y externa. En términos anuales, la economía creció un 6,3%. 
 
Posible deflación. El Índice de precios al consumidor (IPC) cayó un 0,3% interanual en julio, según los datos de ONE.La tasa de julio queda 0,3 puntos por debajo de la del mes anterior, y supone la primera contracción del IPC desde febrero de 2021. El índice de precios a la producción (IPP), en cambio, cayó en julio un 4,4% interanual, un punto menos que el mes anterior. 

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_