_
_
_
_
_

La presencia de mujeres en puestos de liderazgo se retrae a niveles de la pandemia

El Global Gender Gap Report del Foro Económico Mundial sitúa en el 32% el porcentaje de mujeres en cargos directivos

Businesswoman using laptop in textile factory
Morsa Images (Getty Images)

Las mujeres son las primeras perjudicadas cuando vienen momentos complicados para la economía. A esa conclusión se llega teniendo en cuenta los datos del Global Gender Gap Report publicado por el Foro Económico Mundial. Tras ocho años creciendo en torno al 1% anual, el porcentaje de mujeres en puestos de liderazgo se frenó globalmente en el 32% a causa del coronavirus. En 2022, la recesión económica hizo que el tanto por ciento descendieran hasta el nivel registrado en la pandemia, según los datos aportados por LinkedIn para la elaboración del informe. Los servicios del consumo (-0.58%), la sanidad y los servicios asistenciales (-0,42%) y el sector inmobiliario (-0.41%) son los sectores que registraron el mayor descenso en roles directivos globalmente.

“Cada vez que hay una crisis coyuntural, son las mujeres las que sufren sus efectos. La brecha de género aún persiste y en estas circunstancias se ve que los avances se desvanecen”, asegura Rosario Sierra, directora de negocio corporativo de LinkedIn España y Portugal, antes de matizar que, al menos, el retroceso se produce al lugar en el que se estaba, en este caso los niveles de la pandemia, no al origen de la desigualdad. “Se va avanzando poco a poco”, añade.

Otra de las realidades que reflejan los datos aportados al informe por la red social es la todavía escasa presencia de mujeres en el sector STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), donde representan el 34% de la fuerza laboral. A pesar de que cada vez más estudiantes femeninas se gradúan en este tipo de titulaciones, no son tantas las que se incorporan al sector. De hecho, la representación de mujeres desciende un 14% entre la obtención del título y la entrada en el mercado laboral. Y el porcentaje va descendiendo conforme se van subiendo escalones en el organigrama empresarial. Los hombres, además, tienen 1,8 veces más probabilidades de trabajar en puestos STEM que las mujeres.

Aunque este sector es uno de los que más empleados demanda en la actualidad, Sierra no considera que sea un momento decisivo para la incorporación de las mujeres. “Eso fue hace cinco años, cuando se pegó el salto más alto provocado por las voces y movimientos que reclamaban mayor presencia femenina. Estamos en un momento de seguir ampliando el porcentaje, y ahora hay más apoyo social y corporativo en este sentido”, afirma.

Para que los entornos laborales sean más igualitarios, desde LinkedIn abogan por un cambio sistemático en la forma de contratación. Defienden que las organizaciones deben seleccionar a los profesionales en base a sus habilidades, en lugar de tener en cuenta criterios tradicionales como la titulación o la educación. Las investigaciones de la red social muestran que las mujeres tienen casi el doble de probabilidades que los hombres de solicitar un puesto de trabajo cuando se muestra que sus habilidades coinciden con las requeridas para el mismo. Otras de las medidas prácticas que se proponen son la de eliminar los prejuicios de las descripciones de los roles y la de incluir a mujeres en los equipos de selección. “Se tiende a elegir lo más parecido a la persona encargada de la selección, por ello, cuando solo hay hombres, hay más resistencia a los equipos diversos”, sostiene Sierra.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Sobre la firma

Manme Guerra
Redactora de la sección Fortuna, donde escribe de recursos humanos, empresas, sostenibilidad, lujo y estilo de vida. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de la Escuela de Periodismo UAM-El País. Ha trabajado en El País, Vozpópuli, Microsoft News y la revista ¡HOLA! antes de incorporarse a Cinco Días en 2022.

Más información

Archivado En

_
_