_
_
_
_

Un Gobierno sin apenas hipotecas: los ministros solo suman 1,2 millones en deuda

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, debe 61.000 euros, mientras que la líder de Sumar tiene un saldo pendiente de 40.000 euros. El líder popular tiene tres casas en propiedad

El presidente del Gobierno en funciones y diputado socialista, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno en funciones y diputado socialista, Pedro Sánchez.- (EFE)

Los miembros del Gobierno en funciones podrán sortear el encarecimiento del crédito hipotecario a causa de la subida de tipos. Los ministros, sumados al presidente Pedro Sánchez, y la vicepresidenta Yolanda Díaz, apenas tienen un saldo vivo pendiente de 1,2 millones. Así se desprende de la declaración de bienes y actividades que hizo pública el Congreso de los Diputados ayer. En el recuento no figuran Nadia Calviño, ministra de Economía; José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones; y Pilar Llop, ministra de Justicia, todos ellos en funciones, porque no se encuentran en los grupos parlamentarios. Tampoco están los ministros en funciones de Unidas Podemos que no han formado parte de Sumar, como es el caso de Irene Montero.

La deuda del jefe del Gobierno con el banco no supera los 62.000 euros. Su préstamo hipotecario fue concedido en 2008, antes del estallido de la crisis inmobiliaria, y ascendió a 159.300 euros. El saldo pendiente de la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, es todavía más bajo. De los 168.284 euros que le concedió el Banco Santander en 2003, debe menos de 40.000 euros. Se trata de una vivienda en A Coruña que comparte en gananciales con su marido.

Ione Belarra, la única ministra en funciones de Podemos que ha ido en la lista de Sumar, debe prácticamente la totalidad del préstamo que le otorgó en 2019 la Caja de Créditos de los Ingenieros para comprar su casa en Madrid. Debe casi 60.000 de 70.700 euros.

Otras de las ministras más destacadas en esta legislatura, como María Jesús Montero, de Hacienda, o Margarita Robles, de Defensa, no cuentan con ningún préstamo vivo, según consta en los registros. La primera solo tiene un saldo de 88.000 euros por concepto de otro tipo de préstamo que no se especifica, mientras que la segunda no tiene ninguno.

Hay algunos otros nombres con cargos en funciones que tampoco tienen que hacer frente a ningún tipo de crédito. Se trata de Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación de España; María Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico; José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores; y Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación.

En cambio, el ministro que presenta la mayor deuda es el de Sanidad, José Manuel Miñones, debido a que en agosto de 2022 le fue aprobada una hipoteca de 200.000 euros de la que solo ha pagado 8.000 euros. La propiedad, que se encuentra en Madrid, está en gananciales. Le sigue Miquel Iceta, ministro de Cultura y Deporte, quien tiene el crédito más alto de todos: 425.000 euros. De ese dinero adquirido en 2005 todavía debe 174.500 euros. Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, también tiene una deuda alta: Del préstamo hipotecario de 212.000 euros que se le concedió en 2012 debe más de la mitad y se suma a otro saldo de 106.500 euros que no se especifica.

Otros bienes y rentas

Además de atesorar deudas relativamente bajas, los ministros en funciones que han presentado declaración de bienes y rentas disponen de diferentes fuentes de ingresos que les hacen más llevadero el pago de sus obligaciones hipotecarias. De entrada, los salarios que perciben suelen oscilar entre los 70.000 y los 85.000 euros brutos anuales. A estas nóminas, en muchas ocasiones, se les añaden otras rentas y percepciones que engordan sus ingresos.

Este es el caso, por ejemplo, de Miquel Iceta, quien recibe anualmente 30.000 euros en concepto de arrendamiento de vivienda. El político catalán, además de su préstamo hipotecario, tiene pleno dominio de dos viviendas en Barcelona, adquiridas en 1999 y 2005, además de un terreno en Menorca del que es dueño desde 1988. Iceta, en paralelo, dispone de 61.000 euros en cuentas corrientes bancarias, tiene participaciones societarias por valor de 111.500 euros y, como curiosidad, es dueño de un cuadro artístico proveniente de la escuela flamenca, valorado en 10.000 euros.

También percibe rentas inmobiliarias provenientes del alquiler Félix Bolaños, quien ingresa anualmente casi 12.000 euros. En este caso, el también titular de Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática posee dos viviendas en Madrid, adquiridas en 2005 y 2012, y una casa y un garaje en Almería, cuya adquisición se produjo en 2019.

El ministro en funciones con más poder inmobiliario es, sin duda, Luis Planas, titular de Agricultura, Pesca y Alimentación. Según la declaración de bienes y rentas, dispone en un 50% de dos viviendas y una plaza de garaje en Córdoba, de otra casa en Málaga, de un apartamento en Madrid y de otro en Marruecos. A esta lista se suma un terreno de secano también en Córdoba. Planas, en paralelo, compagina su sueldo de 76.355 euros con 4.300 euros en trienios y con una pensión de la Comisión Europea de 45.477 euros, entre otras rentas.

Otra de las ministras con más viviendas es la titular de Hacienda. En su caso, cuenta con el 50% del dominio sobre tres viviendas, un local y un garaje en Sevilla.

El presidente en funciones, por su parte, dispone de la totalidad de una vivienda en Madrid adquirida en 1992, del 50% de otro inmueble en la capital comprado en 2008 y de dos plazas de aparcamiento. Además de 5.100 euros recibidos en concepto de acciones por cotizadas en Bolsa, de 12.800 euros percibidos por arrendamiento de inmuebles y de su sueldo de 87.800 euros anuales como jefe del Ejecutivo, Sánchez obtuvo 42.000 euros por derechos de autor.

Otros diputados

En las cuentas del principal líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, no consta ninguna deuda, pero ha declarado tres viviendas en pleno dominio: una en Madrid, otra en Vigo y la tercera en A Coruña. Esta es la última que adquirió, pues data del 11 de agosto de este año. Las otras dos son de 2001. Además, cuenta con una finca rústica que compró en 1992.

Santiago Abascal, presidente de Vox, tiene una deuda hipotecaria de casi 350.000 euros que adquirió en 2020 con Sabadell. Además, posee un vehículo todo terreno de la marca Jeep y una motocicleta BMW.

Aitor Esteban, portavoz del PNV, tampoco tiene a día de hoy alguna deuda hipotecaria, pero posee dos casas en Soria que datan de 2001 y otra en Bizkaia.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_