_
_
_
_

Más de la mitad de los trabajadores españoles está buscando un nuevo empleo

Los trabajadores más cualificados priorizan la salud mental y el equilibrio personal y profesional sobre los salarios o la posibilidad de ascenso

Samuel Pérez
Dos empleados trabajando con un ordenador
Dos empleados trabajando con un ordenadorUNSPLASH (UNSPLASH)

El mercado laboral se encuentra en constante cambio y las empresas se ven obligadas a adaptarse a nuevos contextos. Dos estudios diferentes realizados por las consultoras Michael Page y Great Place to Work indican que más de la mitad de los trabajadores están descontentos con su entorno laboral, bien porque estén buscando activamente empleo, o bien porque creen que no reciben un salario justo.

Según el estudio ‘Talent Trends 2023‘ de Michael Page, consultora de selección de talento cualificado, un 55% de los trabajadores españoles está buscando de forma activa un nuevo empleo. Una cifra que asciende hasta el 92% cuando se trata de trabajadores que están abiertos a escuchar nuevas oportunidades laborales. Esto significa que tan sólo uno de cada diez personas de los 4.000 profesionales entrevistados en España seguirán formando parte de las plantillas de sus empresas.

Este cambio de paradigma se debe a tres factores. Primero, el empleo se entiende de una manera más flexible, tanto en cuanto al horario como al lugar desde donde trabajamos, gracias a la proliferación del teletrabajo y modelos híbridos. El segundo factor es que nos encontramos en “un mundo cada vez más cambiante”. La pandemia, la guerra y la gran subida de la inflación han provocado que la prudencia que reinaba en el mercado laboral ante el riesgo de incertidumbre ya no exista. Esta incertidumbre ya “forma parte de nuestro día a día”, en palabras de Jaime Asnai, Director General de PageGroup España, a Cinco Días.

El tercer factor es el sentimiento de inmediatez que domina en el mundo actual. Si el empleado no consigue un ascenso o un incremento salarial rápido, sale a buscar en el mercado laboral una nueva empresa. Según el estudio de Great Place to Work, más de la mitad de los trabajadores españoles no considera que perciba un pago justo (un 52% de los encuestados), ni tampoco creen que los ascensos sean siempre merecidos (un 54%). Estos datos indican que la mayoría de los empleados está buscando de forma activa un nuevo empleo, principalmente porque no sienten que su trabajo esté siendo bien recompensado.

El poder del talento antes estaba en manos de las empresas, pero actualmente es el empleado quien se pone en valor. “Antes, determinadas organizaciones podrían considerar a las personas de manera un tanto transaccional, si venía una crisis y no las necesitaban, hacían un ERE o las despedía. Hoy el trabajador hace la lectura a la inversa. Ve más a la organización como una empresa transaccional, donde si no consiguen lo que quieren, sienten que pueden cambiarlo”, explica Jaime Asnai.

Actualmente, las personas pueden cambiar al cabo de uno o dos años de trabajo si no son capaces de encontrar un ecosistema que les resulte cómodo en su propia organización. En este sentido, el talento prioriza su salud mental y un equilibrio entre la vida personal y laboral sobre la satisfacción laboral. Para el 59% de los trabajadores, encontrar ese equilibrio es el factor más importante, por delante del salario (54%), las relaciones con sus compañeros (44%), la formación (35%) y el desarrollo profesional (34%). Cuando antes un trabajador podía incluso prescindir de sueño o de la conciliación familiar para conseguir éxito profesional, ahora no renuncia a pasar tiempo con sus familiares, para sus hobbies o para hacer deporte.

Asnai señala en especial que prácticamente no hay diferencia entre las personas que son padres o madres y las que no. Un 60% de los encuestados que tenían hijos priorizaban buscar un equilibrio profesional y personal. En cuanto a los que no tiene hijos por el momento, este dato tan sólo desciende hasta el 58%.

Ante este contexto en el mercado laboral, las empresas se ven obligadas a adaptarse. “Aquellas que no lo hagan van a perder poder competitivo con respecto al resto”, informa Jaime Asnai. Las políticas de flexibilidad y de bienestar poniendo el foco en la salud mental (tan sólo el 55% de los trabajadores encuentran que su lugar de trabajo es “psicológica y emocionalmente saludable”) deben de estar en las hojas de ruta de las áreas de recursos humanos para captar talento. Y es que en esta situación donde la marca y la lealtad organizacional han perdido su papel, el “talento va a seguir teniendo la sartén por el mango de elegir a que tipo de organizaciones quieren ir a trabajar”.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_