_
_
_
_

La guerra de los vinos entre Félix Solís y García Carrión: misma estrategia pero salvando distancias ante el juez

Los presidentes de las bodegas declaran como investigados en la Audiencia Nacional y aseguran que las conclusiones policiales se basan en malas interpretaciones

Nuria Morcillo
Los bodegueros José García-Carrión y Félix Solís.
Los bodegueros José García-Carrión y Félix Solís.

Las dos principales bodegas de Valdepeñas (Ciudad Real), Félix Solís y García Carrión, han vivido los últimos años inmersas en un intenso cruce de acusaciones por competencia desleal y publicidad engañosa, si bien su imputación en la Audiencia Nacional ha hecho que coincidan en una estrategia de defensa... pero marcando las distancias. Los presidentes de ambos grupos ya han declarado ante el juez que les investiga por la presunta comercialización de vinos con etiqueta que, supuestamente, no correspondía, entre 2017 y 2019 y han asegurado que las conclusiones de los investigadores, que les acusan de haber falseado el número de litros que habrían cumplido las normas de envejecimiento, se basan en interpretaciones incorrectas.

La investigación en la Audiencia Nacional se inició en abril de 2021, cuando el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, José Luis Calama, admitió a trámite la denuncia de la Fiscalía, que previamente había analizado las advertencias de organizaciones agrarias sobre posibles irregularidades en la contabilidad de los millones de litros de vino comercializados y declarados aptos. Tras más de dos años de pesquisas, la llegada de un importante informe de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (Udev) de la Policía Judicial justificó que el juez otorgara la condición de investigados a las bodegas y a sus máximos responsables, José García-Carrión Jordán y Félix Solís Yáñez.

El documento policial concluyó que los grupos familiares, y con presencia en varias denominaciones de origen, vendieron vinos con el distintivo de Valdepeñas y con las menciones de crianza, reserva y gran reserva sin cumplir los requisitos de elaboración, ni periodo de envejecimiento, ni de permanencia en barrica de roble ni en botella. Así, apuntaron la existencia de un descuadre entre las cifras declaradas a los organismos involucrados en la producción, control y certificación de los vinos y las adquiridas por una decena de comercializadoras españolas, entre ellos grandes cadenas de supermercados. Con todo ello, el juez consideró oportuno iniciar una ronda de declaraciones para aclarar los hechos y conocer las versiones de las bodegas involucradas.

Las declaraciones de los fundadores de los dos gigantes del vino con denominación de origen Valdepeñas han tenido lugar en las dos últimas semanas. El primero en someterse a las preguntas de la Fiscalía y el juez instructor fue José García Carrión, quien compareció el pasado 24 de abril en calidad de imputado y de representante de su bodega, también investigada como persona jurídica. El dueño de Don Simón, Pata Negra o Jaume Sierra, entre otras marcas, afirmó con contundencia que en sus bodegas “todo está en regla” y negó la existencia de desajuste en los litros comercializados, de acuerdo a fuentes jurídicas próximas al procedimiento consultadas por este periódico.

La Policía y el juez Calama señalan que no cuadra el número de barricas comunicadas por García Carrión al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Valdepeñas y recalcan la discrepancia de “más de seis millones” de litros en el caso de los vinos de gran reserva del año 2018, si se comparan las cifras declaradas y las comercializadas. En opinión de la Udev, el grupo hubiese necesitado un número de barricas “desmesuradamente superior al parque de barricas disponible”. En respuesta a esta acusación, José García Carrión indicó que los investigadores, a la hora de analizar sus cifras, no tuvieron en cuenta un excedente de vino que asumieron en 2007 cuando su grupo compró Vinartis, que se sitúa en el epicentro de su investigación. En concreto, y de acuerdo a las fuentes jurídicas consultadas, dicha bodega tenía en esa época unos 43 millones de litros de crianza, reserva y gran reserva envejeciendo en sus barricas.

El turno de Félix Solís Yáñez fue este lunes, 29 de abril, y la línea de defensa fue muy similar a la de su principal competidor. El productor de vinos como Viña Albali y Los Molinos defendió ante el juez de la Audiencia Nacional que a lo largo de “más de 70 años” de historia, la bodega ha cumplido con los requisitos de la denominación de origen y la normativa vigente. Así, también rechazó las conclusiones de la Policía y aseguró que siempre ha realizado correctamente las declaraciones de aptitud de todas las cantidades de vino que destina a su comercialización, según señaló la compañía en un comunicado.

En esta línea, el grupo bodeguero aportó en julio de 2023 (antes de su imputación) un escrito, acompañado de varios documentos, con el que trató demostrar que las conclusiones policiales son “erróneas” y que parten de “unos supuestos equivocados en cuanto a la trazabilidad y comercialización de vinos en el mercado”, tal y como informó este diario. Así, señaló que la unidad policial olvidó determinados datos o no interpretó correctamente las cifras de dicha empresa “hasta el punto de fijar en los cuadros, que se declaraba ‘cero’ ventas, en lugar de haber pedido aclaraciones”.

Colaboración con la justicia

Otra cuestión en la que coinciden García Carrión y Félix Solís es su intención de colaborar con la justicia para esclarecer los hechos investigados. Por un lado, García Carrión comunicó al juez instructor que aportará más documentación y periciales para tratar de acreditar la veracidad de sus afirmaciones. De hecho, la compañía destaca que ellos fueron unos de los primeros en denunciar las irregularidades en Valdepeñas ante organismos oficiales e instituciones y que, en este sentido, se sumaron a la denuncia presentada por las asociaciones agrarias, en la que apuntaron a Félix Solís.

Por su parte, Félix Solís afirma que también está a disposición del juez para aclarar cualquier duda. El juez Calama, en su auto de imputación, indicó que parte de las diligencias que se analizan en la Audiencia Nacional se nutren de una querella que la bodega presentó contra su competidor, García Carrión, y su cúpula directiva, que se iniciaron en el Juzgado de Instrucción número 2 de Valdepeñas, pero que se remitieron a la Audiencia Nacional, al tener relación directa con la investigación que ahora trata de dilucidarse.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Nuria Morcillo
Periodista de Tribunales con más de 10 años de experiencia. Tras dar los primeros pasos en El Mundo y ABC, llegó a la agencia de noticias Europa Press, donde comenzó a profundizar en el mundo jurídico. Después pasó por La Información, donde siguió especializándose en ese área. En CincoDías desde diciembre de 2022.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_