_
_
_
_

Banco Sabadell gana margen para 2024 con el vencimiento de 8.000 millones en préstamos a tipo fijo a empresas

Los ingresos repuntarán en unos 200 millones al repreciar estas líneas de crédito. El grupo espera que esta cartera crezca hasta los 10.000 millones

Hugo Gutiérrez
alquilar comprar vivienda
Varios empleados trabajan en una obra, en Sevilla.PACO PUENTES (EL PAÍS)

Lo que en 2023 ha sido un hándicap, en 2024 será una ventaja para el Banco Sabadell. En el ejercicio que acaba de culminar no ha sido el más beneficiado del sector por las subidas de tipos del BCE, ya que tiene una mayor proporción de créditos a tipo fijo. Sin embargo, este lastre se convertirá ahora en una bombona de oxígeno para las cuentas del grupo con el vencimiento de una cartera en España de préstamos a empresas a tipo fijo por valor de 8.000 millones de euros. Esto le supondrá un alza de ingresos de unos 200 millones.

Para poner en contexto esta cantidad, si se mira el crédito vivo del banco en España, la cartera que vence próximamente supone algo más del 8% del total. Y si se mira solo sobre lo concedido a pymes y grandes empresas, su peso relativo es todavía mayor, de casi el 20%. “Las mandíbulas se van a incrementar el año que viene”, aseguran fuentes de la entidad.

De esos 8.000 millones en cuestión, la previsión es que se renueve en su totalidad al tratarse de líneas de crédito para circulante. Es decir, se trata de una financiación recurrente, firmada normalmente a uno, dos o tres años, que las empresas renuevan siempre que la actividad se mantenga. Es más, la previsión del banco es que esta cartera crezca hasta los 10.000 millones y que una parte se pase a variable.

Es complicado detallar la subida concreta del tipo medio, ya que dependerá mucho de la negociación con cada sociedad y si se mantiene a tipo fijo o no. Eso sí, de media, el repunte será de entre 200 y 300 puntos básicos. Esto es, el incremento de los ingresos rondará los 200 millones.

Ingresos más estables

El tipo de riesgo a asumir y la cartera de clientes y préstamos concedida marca la evolución de las cuentas. Este 2023 ha reflejado de forma nítida como los tres grandes colosos de la banca española (Santander, BBVA y CaixaBank) han sido los más beneficiados por el viraje de la política monetaria. A tipos de interés más altos, más se incrementaban los ingresos del sector, especialmente en los bancos con más peso en préstamos a tipo variable.

El Sabadell, en cambio, se ha anotado un repunte no tan pronunciado. Históricamente se ha centrado en el negocio de empresas. E incluso en el mercado hipotecario ha primado los préstamos a tipo fijo. Esto le ofrece un suelo de ingresos bastante estable (y menos riesgo de impago), pero le priva de un mayor crecimiento en momentos de alzas de tipos. Eso sí, recibe el repunte, aunque más espaciado en el tiempo.

Si se fija la mirada en las cuentas del grupo vallesano hasta final de septiembre, el margen de intereses en España le ha crecido casi un 40%. Un avance notable, aunque por debajo del 58% de CaixaBank, el 56% de Banco Santander, el 54% de Bankinter o el 51% de BBVA. Eso sí, de cara a 2024, estas entidades ya han cosechado la mayor parte de las ganancias posibles. Mientras que al Sabadell todavía le queda algo de margen.

“Tenemos unos 8.000 millones de empresas a tipo fijo que aún no han repreciado y lo hará el año que viene. El coste del pasivo seguirá incrementándose, como a todos, pero nuestro margen seguirá creciendo”, avanzaba Leopoldo Alvear, director financiero de Sabadell, el pasado octubre en la presentación de resultados del tercer trimestre.

Encarecimiento de los costes financieros

La moneda siempre tiene dos caras. Por una parte, el Sabadell ganará margen en 2024 gracias al crecimiento de estos ingresos. Pero esto supone que alguien debe pagar la fiesta. Y los perjudicados serán las empresas que tengan que revisar sus cuotas en este próximo año.

Eso sí, esto tiene otra lectura adicional. Si la revisión no les ha llegado todavía significa que han estado cubiertos el último año y medio de la subida de tipos de interés del BCE. Es decir, mientras que las cuotas de las familias o empresas con préstamos a tipo variable se han incrementado de forma notable en los últimos meses, estas compañías con créditos a tipo fijo no han sufrido este zarpazo. Hasta ahora. En su contra juega que no sea una financiación que puedan elegir. “No es una decisión de inversión a medio o largo plazo, donde sí se puede frenar o acelerar en función del contexto. En su mayoría es circulante que necesitan para el día a día”, aseguran fuentes financieras.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez
Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.

Más información

Archivado En

_
_