_
_
_
_

Renault analiza hacer coches eléctricos en España a partir de 2025

El consejero delegado del grupo francés, Luca de Meo, señala que aún hay que estudiar aspectos como la cuota de mercado de este tipo de vehículos, que sigue siendo muy baja

El consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo, durante el Salón del Automóvil de Múnich 2023.
El consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo, durante el Salón del Automóvil de Múnich 2023.ANGELIKA WARMUTH (REUTERS)
Manu Granda

El grupo automovilístico francés Renault estudia la posibilidad de comenzar a producir coches eléctricos en España cuando se acabe el actual Plan Industrial de la empresa para nuestro país que dura hasta 2024. Así lo ha confirmado el consejero delegado de la compañía, Luca de Meo, a este periódico en un encuentro con un reducido grupo de periodistas en el Salón del Automóvil de Múnich este lunes. “Estamos pensando en eso [hacer vehículos eléctricos en Palencia y Valladolid], pero hay que tener mucho cuidado. Cuando anuncié los cinco modelos híbridos para España, los políticos me pedían eléctricos, pero ¿para qué? No hay ningún español que compre vehículos eléctricos”, ha explicado De Meo.

“Entiendo que es por asegurar el futuro, pero hay que ir paso a paso. España siempre ha funcionado. Yo no tengo ninguna duda que va a ser un país de futuro en el automóvil y para Renault, seguro”, ha añadido el directivo italiano. En marzo de 2021, la compañía había anunciado su Plan Industrial para España hasta 2024, en el que se asignaron a Valladolid y Palencia el ensamblaje de cinco modelos híbridos, de los cuales ya han llegado el Austral y el Espace a la factoría palentina. A estos se sumarán el Rafale en 2024 y los dos que aún faltan por llegar a Valladolid, de los cuales no se han dado a conocer sus nombres aún.

De esta forma, las factorías españolas de Renault tienen aseguradas la carga de trabajo para los próximos años, mientras el grupo llena de modelos eléctricos sus plantas francesas, una exigencia del Gobierno galo, que cuenta con aproximadamente un 15% de las acciones de la automovilística. Esta disputa por la producción de modelos entre España y Francia también se ve en Stellantis (el mayor fabricante en España). En este caso, el Ejecutivo francés tiene un peso menor en el accionariado, un 6%, y de momento no ha conseguido torcer el brazo de Stellantis para quedarse con la producción de los coches pequeños eléctricos del grupo, como el Peugeot 208, modelo que la compañía planea hacer en Zaragoza.

De Meo confía en que Aramco entrará en Horse

El CEO de Renault se ha mostrado confiado en que la petrolera saudí Aramco entrará finalmente en la empresa de motores de combustión e híbridos que ha creado junto a la china Geely. La petrolera firmó en marzo una carta de intención para sumarse a la compañía, aunque todavía tienen que pulirse detalles, según el directivo italiano. “Estas cosas son muy complejas, pido calma. Para hacerse una idea de lo que supone la creación de Horse [la parte de la compañía perteneciente a Renault, que tendrá centro operacional en Madrid], hemos tenido que cambiar 20.000 contratos con proveedores. Creo que Aramco terminará entrando”, ha señalado De Meo.

En cuanto a la otra rama de negocio, la del vehículo eléctrico, llamada Ampere, la compañía había señalado que la sacaría a Bolsa, pero no será este año. “Se abre una ventana de oportunidad en la primavera próxima para la salida a Bolsa, pero aquí hay que hacer lo mismo que con Horse, buscar inversores. Hay mucho trabajo aún por hacer”, ha dicho el CEO de Renault.

La marca del rombo (no se incluye a Dacia, que pertenece al grupo) se ha puesto como objetivo solo vender vehículos eléctricos en Europa en 2030, aunque De Meo ha afirmado que espera que el coche de combustión continúe durante décadas fuera del Viejo Continente. Por ello, ha considera a Horse como “una historia de futuro”.

Por otro lado, en relación a la competencia con las marcas chinas (MG consiguió tener el modelo más vendido de España en agosto, hecho inédito para una firma de ese país), De Meo no es partidario de poner trabas a su llegada. “Si quieren desarrollar su negocio tienen que ir fuera. Han llegado a un nivel importante de mercado en China y van fuera, y como no pueden ir a EE UU, van a Europa. Esto es un territorio de conquista. Si hacen coches que son buenos para el consumidor tenemos que darles la posibilidad”, ha defendido el directivo.

Sin embargo, ha destacado la ventaja de tiempo de la marcas chinas en cuanto al desarrollo de tecnologías como las baterías y su importante capacidad de producción. “Aquí en Europa se financia siempre el I+D, pero no la producción. Estamos en un punto donde hay que poner la inversión en la producción”, ha dicho De Meo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

_
_