_
_
_
_

La banca española acelera en el pago de los depósitos pero sigue a la cola de Europa

Las entidades ofrecieron a las familias un 2,22% por depósitos a un año en junio, todavía inferior del 2,73% de la UE y muy lejos del 3,46% de Francia

Depósitos banca Europa
Hugo Gutiérrez

La banca española acelera en la mejora de la rentabilidad que ofrece por los depósitos a plazo de hasta un año. Pasó del 1,64% de mayo al 2,22% de junio, según los últimos datos disponibles del Banco Central Europeo (BCE). Pese a ello, sigue todavía en el vagón de cola de la UE: está un 18,7% por debajo de la remuneración media en la Eurozona y muy lejos de Francia, donde se ofreció un 3,46%.

Si se compara con otros Estados del Viejo Continente, la banca española solo mejora la remuneración del ahorro de los hogares al sector en Eslovenia, Chipre, Croacia, Grecia y Portugal. Sin embargo, las entidades de las principales economías superan con holgura a las españolas: la ya citada Francia, Italia (3,35%) o Alemania (2,78%).

Donde la banca es algo más generosa es en la remuneración del pasivo de las empresas. En ese caso, la media de la rentabilidad ofrecida en junio fue del 2,78%. Esto es, retrocedió respecto a mayo, cuando se situó en el 2,84%. Entonces, la banca española casi convergía con la media europea en el pago por los depósitos empresariales, aunque en el inicio del verano se volvió a distanciar del 3,16% de la zona euro. Por países, Francia es la que más rentabilidad ofrece (3,61%). También están muy por encima Alemania (3,2%) e Italia (3,17%).

“Los depositantes están reaccionando a la ampliación del diferencial de tipos entre los depósitos a plazo y los depósitos a la vista desplazando sus tenencias de los segundos a los primeros y a otros instrumentos con una remuneración más alta”, recoge el último boletín económico del BCE. Sin embargo, la competencia en España está siendo menor, al menos entre los grandes bancos. El Gobierno mostró su preocupación por ello e incluso ha encargado a Competencia que estudie por qué no remuneran más los depósitos.

Por el momento, el sector sigue sin dar su brazo a torcer. Y eso a pesar de que los tipos de interés del BCE no han parado de subir desde hace ya más de un año (a final de julio llegaron al 4,25%) con el euríbor también por encima del 4%. Este cambio de la política monetaria tiene un efecto directo en las familias endeudadas, que ven como ascienden sus gastos en intereses. También repercute en la cuenta de resultados récord de la banca española “gracias al ensanchamiento de los márgenes producido por la subida de tipos y la ausencia de remuneración de los depósitos”, recoge un reciente informe de la consultora Accuracy.

Toca esperar

En las últimas presentaciones de resultados, los primeros espadas de la banca ya adelantaron que el pago por el ahorro no subirá con fuerza hasta 2024. “No pensamos que a corto plazo haya que remunerar los depósitos minoristas”, dijo Onur Genç, consejero delegado del BBVA. En la misma línea se pronunció Héctor Grisi, consejero delegado del Santander: “No esperamos una remuneración mucho más alta en el futuro inmediato”.

Esto se explica, principalmente, por la abundante liquidez que tiene el sector financiero, impulsada además por el freno en la demanda de crédito de los hogares. Es decir, al pedirse menos préstamos, la banca se queda sin apetito para captar más ahorro. La escasa remuneración de los depósitos es uno de los temas recurrentes de los últimos meses, con la fiebre por las Letras del Tesoro como alternativa para muchos particulares. La banca, mientras tanto, defiende otras opciones que considera más atractivas.

Esta crítica al sector no es única de España. De hecho, en Italia, el Gobierno ultraderechista de Giorgia Meloni ha justificado en parte el nuevo impuesto a la banca por la baja remuneración de los ahorros. “Ha habido un aumento de cuánto pide la banca al ciudadano por las hipotecas y los préstamos. En la misma medida deberían aumentar también las tasas activas a los depositantes”, justificó la primera ministra italiana.

Esta reprimenda llega a pesar de que los bancos del país transalpino sean de los más generosos con la remuneración del ahorro. Además, es uno de los cuatro países que paga más por los depósitos a familias que a empresas (0,18 puntos más). En España esto no ocurre: se remunera 0,56 puntos más a las compañías que a los hogares, también por encima de los 0,43 puntos de media en la zona euro.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez
Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.

Más información

Archivado En

_
_