_
_
_
_

Wooptix se apunta al Perte Chip para fabricar en España máquinas que inspeccionan obleas

Quiere competir con la líder del mercado: KLA Corp, de EE UU. Desarrolla una tecnología “más precisa y rápida” en la metrología de semiconductores

Marimar Jiménez
El ministro de Industria, Héctor Gómez, en las instalaciones de Wooptix en la Universidad de la Laguna.
El ministro de Industria, Héctor Gómez, en las instalaciones de Wooptix en la Universidad de la Laguna.. Emeterio Suárez

La compañía canaria Wooptix, especializada en metrología de semiconductores, aspira a beneficiarse del Perte Chip con el fin de establecer en Tenerife una fábrica de máquinas para inspeccionar obleas de silicio. Un negocio con gran futuro dado que empresas como Intel, TSMC, Samsung, Texas Instruments o Micron están construyendo nuevas plantas en EE UU, Asia y Europa, aumentando la demanda de herramientas para la fabricación de chips.

La empresa española presentó su participación valorada en 20 millones al proyecto europeo de interés común (IPCEI) por el que 14 países de la UE, incluido España, podrán destinar hasta 8.100 millones en ayudas públicas para revitalizar la industria europea de microelectrónica. Sin embargo, la CE autorizó solo por el IPCEI las ayudas a las empresas que presentaban proyectos valorados por encima de los 50 millones, mientras que para las restantes, como Wooptix, las ayudas eran autorizadas a través de los reglamentos de ayudas de estado aplicables. A efectos del Gobierno español el IPCEI es una acción del Perte Chip y prevé invertir 500 millones, y ahora habrá de preparar las concesiones de ayuda a las empresas que participan.

“Estamos a la espera de la concesión de la ayuda, y confiamos que el Real Decreto para ello sea aprobado en los próximos meses”, cuenta a Cincodías José Manuel Rodríguez Ramos, fundador y CEO de Wooptix, que cree que el nuevo gobierno, con independencia del partido que sea, deberá acelerarlo “pues al final hablamos de los fondos del Plan de Recuperación que deben gastarse en un plazo determinado”. El empresario también confía en que el nuevo Gobierno canario dé continuidad a la estrategia CanaryChip, aprobada en la anterior legislatura, contribuyendo de alguna manera a la potenciación de su empresa y el resto del ecosistema insular. “Los semiconductores son una esperanza para la diversificación de la economía canaria”, remarca.

Wooptix apunta lejos. Quiere convertirse en un competidor del gigante estadounidense KLA, fabricante de herramientas para inspeccionar las obleas de silicio para fabricar chips, que en el segundo trimestre de este año alcanzó unos ingresos de 2.360 millones de dólares (unos 2.139 millones de euros). La empresa es consciente de que deberá librar una batalla como la de David contra Goliat, pero defiende que su tecnología permite medir “con precisión subnanométrica” la forma de las obleas de silicio en menos tiempo y con una resolución más alta que los sistemas actuales para detectar defectos. “KLA tarda un minuto en medir la superficie de la oblea y solo mide 700.000 puntos; nosotros lo hacemos instantáneamente, porque manejamos luz, y damos hasta 80 millones de puntos”, continúa Rodríguez. El directivo señala que este avance podría acelerar los tiempos de producción de chips de un modo radical, incrementando la capacidad de la cadena de suministros. Algo vital en la situación actual de demanda de chips, un componente vital para cada vez más industrias.

Automatización

Hace dos semanas, Wooptix anunció una ronda de financiación de 10 millones, liderada por Bullnet Capital y el CDTI, en la que entraron los gigantes de la industria de los semiconductores Intel (que ya presente en su accionariado) y la japonesa Tokyo Electron. Igualmente, ha sido reconocida con un Programa Acelerador EIC y con una subvención de 2,5 millones.

Wooptix ya está fabricando en Canarias una máquina de metrología de semiconductores para laboratorio; son máquinas fabricadas manualmente, que se venden por cientos de miles de euros. Ya han enviado una a Japón y pronto enviarán otras dos a EE UU y Holanda. Pero el siguiente paso es automatizar estas máquinas para que las obleas sean manejadas por robots y no por operarios, con el fin de reducir la contaminación porque evitar el polvo en la fabricación de semiconductores es crucial. Sin este avance, no sería posible instalar estos grandes sistemas en las foundries (fundiciones) de semiconductores. “La robotización es lo que convertirá a nuestra máquina en una herramienta de fábrica y añadirá un cero a su precio, pasando a millones de euros”, continúa.

Rodríguez explica que la versión alfa de esta máquina robotizada la harán con la ronda de financiación ya cerrada y la subvención de los 2,5 millones. Los fondos pedidos al Perte Chip serán para hacer una versión más depurada y después la máquina definitiva para vender de manera masiva. Según el CEO de Wooptix, muchas empresas han mostrado ya interés en sus máquinas. “Somos una esperanza de libertad en este negocio, pues KLA es la compañía dominante en metrología, siendo poco transparente en política de precios y servicios asociados. Nuestro interés es darle al cliente la información necesaria en este campo”.

La tecnología de Wooptix va dirigida tanto a los fabricantes de chips, como TSMC, Intel o Samsung, como a los proveedores de estos como los fabricantes de obleas limpias, un mercado dominado por las japonesas Shengco y Shin-Etsu, y donde también opera la surcoreana SK Siltron. “La industria de los semiconductores es una de las más caras y opacas, así que está bien que llegue la competencia”, apunta el directivo. La asociación mundial de la industria de semiconductores SEMI prevé que los equipos de fabricación de obleas generen 87.800 millones de dólares en ventas para 2024, un 14.8% más. Y Wooptix quiere llegar a ser un gigante como ya lo es ASML en el grabado de los chips en las obleas.

La empresa fue fundada en 2016 como spin off de la Universidad de la Laguna. Actualmente ocupa 400 metros cuadrados de un edificio de esta universidad, impulsado por el Cabildo de Tenerife. Hoy son un equipo de 30 personas. La compañía irá aumentando plantilla e instalaciones, según avance la demanda de sus máquinas.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Marimar Jiménez
Redactora senior en la sección de Empresas de CINCODIAS. Sigue la actualidad del sector de tecnologías de la información y del ecosistema emprendedor español. Antes de incorporse al diario en 2000 trabajó en Actualidad Económica y los suplementos Futuro y Negocio en EL PAIS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Archivado En

_
_