_
_
_
_

Enric Asunción (Wallbox): “Europa se está quedando atrás con el coche eléctrico, no está a la altura de las ayudas de EE UU y China”

El fabricante de cargadores considera que no harán falta más recortes. El gran reto del sector es que no sean necesarias múltiples apps para usar distintos dispositivos

Enric Asunción, consejero delegado de Wallbox, antes de su entrevista con CincoDías.
Enric Asunción, consejero delegado de Wallbox, antes de su entrevista con CincoDías.Marta Jordi
Manu Granda

Dicen que de una boda sale otra boda. En el caso de la compañía catalana Wallbox, surgió una idea mil millonaria. Hace ocho años, Enric Asunción y Eduard Castañeda se encontraron en la boda de un amigo en común y comenzaron a gestar una idea, crear una empresa que ofreciera soluciones de carga para el incipiente mercado del vehículo eléctrico. Pronto se pusieron manos a la obra y en 2021, apenas seis años después de aquella conversación, ambos vieron cómo su criatura comenzaba a cotizar en Wall Street, transformándose en un unicornio que llegó a tener un valor de casi 3.000 millones de euros. Hoy, lejos de esa cotización (en su punto máximo, sus títulos se llegaron a vender por 18,5 dólares, frente a los aproximadamente tres dólares en los que cotiza actualmente), la compañía afronta un año clave, en el que ha reducido plantilla con 96 despidos, con la idea de empezar a ser rentable a partir del cuarto trimestre. Su consejero delegado, Enric Asunción, recibió a CincoDías en las oficinas de la entidad en Barcelona.

Pregunta: ¿Por qué fueron necesarios los despidos? ¿Puede haber más en un futuro cercano?

Respuesta: Gran parte de las ventas en nuestro sector son los cargadores para uso doméstico, algo que depende mucho de la evolución de las ventas del vehículo eléctrico. En noviembre, empezamos a ver que las matriculaciones de coches eléctricos no estaban siguiendo el ritmo previsto por nosotros y el mercado. Para 2023, las previsiones hablaban de 3,9 millones de coches eléctricos vendidos en Europa, luego 3,3 millones y finalmente 3,1 millones. Muchas veces tenemos una estructura adelantada a las necesidades de la compañía preparándose para el siguiente año. Lo acertado es que cuando ves que vas a vender un poco menos de lo que esperabas, aunque crezcas, ajustes tus gastos. Hicimos un esfuerzo muy grande en reducir los costes operacionales de la compañía, con más de 25 millones, pero aún así era necesario hacer recortes en la estructura del personal. El equipo directivo se bajó el sueldo. Yo, por ejemplo, me he bajado el salario un 25% este año también como medida de esfuerzo adicional. Creemos que el recorte que hemos hecho es el adecuado para la situación que prevemos y no esperamos recortes adicionales.

P: ¿Esto ayudará a conseguir antes el break even?

R: Adelantamos casi un año los beneficios al cuarto trimestre de 2023, porque al final somos capaces de ser más eficientes. El ajuste no solo va enfocado a recortar un porcentaje para ahorrar un dinero, sino que se enfoca en las áreas de la compañía que más beneficios dan y que antes van a acelerar.

P: El Gobierno prometió para el año pasado que habría un mapa de puntos de carga públicos. ¿Están colaborando con ellos en su elaboración?

R: Nosotros tenemos una compañía llamada Electromaps, que es la app líder en España y el sur de Europa en la carga pública. Tenemos mapeados todos los puntos de recarga, pero también hay otras apps que ofrecen ese servicio. La clave de Electromaps es que también permite pagar y acceder de forma cómoda a la carga. El gran reto y lo que tenemos que solucionar es que no se creen redes aisladas, que para cada cargador no se necesite una app distinta. Tiene que ser un requerimiento que cuando se instale un cargador público, que este sea interoperable con la app de cualquier fabricante. El reto es facilitar al usuario el pago y el acceso a ese punto de carga, no dónde se localizan. Eso es lo que urge.

P: Usted criticó el primer Perte del motor. ¿Se presentarán al segundo que prepara el Ejecutivo?

R: El Gobierno ha decidido que hay unos temas estratégicos en los que tenemos que triunfar. La cuantía del primer Perte me pareció insuficiente comparado con lo que se quiere conseguir. Como creemos que son insuficientes sí, claro, queremos participar en la segunda convocatoria.

P: ¿Europa se está quedando atrás en las ayudas al sector en comparación con EE UU o China? ¿Hay riesgo de perder inversiones industriales?

R: Nosotros tenemos una fábrica en EE UU no porque pensáramos en las ayudas que da el país, sino porque forma parte de nuestra estrategia de producir donde vendemos. Pero esto, obviamente, nos benefició y la Casa Blanca nos nombró como uno de los potenciales beneficiarios de estos planes, estábamos en una lista muy corta de compañías. Creo que Europa, comparado con la apuesta que están haciendo EE UU y China, se está quedando atrás. Tenemos la tecnología, los fabricantes, pero hace falta más, que Europa apoye esto desde el punto de vista del consumidor y del fabricante para liderar en vehículo eléctrico. De momento, no está a la altura.

P: ¿Preparáis la adquisición de alguna otra empresa [el año pasado compró Coil y Ares Electronics]?

R: Tenemos oportunidades y estamos analizando diferentes posibilidades. A corto plazo, lo que siempre miramos son tecnologías o empresas que puedan añadir valor a nuestro producto o visión. El ejemplo de Coil [un instalador de cargadores de vehículos eléctricos en el mercado estadounidense] es brutal. Uno de los problemas de los cargadores, además de hacerlos, es instalarlos, hacer los proyectos, los permisos. Una compañía como Coil, que es relativamente pequeña, cuando está integrada en Wallbox, gracias a su tecnología y servicios tiene un factor multiplicador, ese es el tipo de empresa que nos interesa.

P: ¿Cuál es la prioridad de la compañía, qué tipo de cargadores? ¿Cuál es la mayor fuente de ingresos?

R: El año pasado aproximadamente un 80% de los ingresos provino de la carga privada en casa. Esperamos que a medio plazo, en un par de años, la carga pública pase a ser casi un 40% de las ventas. Apostamos mucho por la carga pública. En los próximos cuatro o cinco años se va a instalar muchísimo y somos la compañía que más preparada está. La carga en casa es el negocio de hoy y en lo que estamos todavía creciendo, porque cada vez que una persona se compra un coche eléctrico, se compra un cargador. Pero vemos mucho crecimiento de la carga pública en los próximos años.

P: ¿Cuánto supone España y EE UU en el negocio de Wallbox?

R: España es menos del 10% y EE UU es nuestro principal mercado.

P: ¿En qué lanzamientos estáis trabajando ahora?

R: Recientemente hemos presentado el Supernova Generación dos, que es un cargador de hasta 150 kilovatios para carga pública que está disponible para el mercado europeo. En Europa ya tenemos un porfolio que nos permite dar el servicio de carga rápida. En EE UU estamos trabajando en el Supernova y el Hypernova [puede cargar completamente un vehículo eléctrico en menos de 15 minutos], que saldrá a finales de este año para el mercado americano.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

_
_