Renault España arranca la era Recasens con el desafío de pasar de fabricar híbridos a eléctricos

Nuestro país es el polo de vehículos híbridos del grupo

La prioridad de la compañía es llenar primero de eléctricos las plantas francesas

Josep María Recasens, nuevo director general de Renault España.
Josep María Recasens, nuevo director general de Renault España.

El pasado 29 de noviembre José Vicente de los Mozos sorprendió a todos al anunciar su adiós al grupo Renault. El entonces presidente de la compañía en España y director industrial del grupo abandonó todos sus cargos, entre ellos su puesto en el consejo de administración de la empresa, dejando así a España sin representación en la mesa donde se toman las decisiones de Renault.

De los Mozos cedió su puesto en España a Josep María Recasens, un traspaso que se hizo efectivo a mitad de este mes. El nuevo director general de Renault España es un hombre de la confianza de Luca de Meo, ya que se conocen de cuando ambos coincidieron en Seat (De Meo fue CEO de esta firma del grupo Volkswagen entre 2015 y 2020).

Recasens estuvo casi dos décadas en Seat, desde 2002 hasta 2021, un periodo en el que estuvo en diferentes puestos en las áreas de investigación y desarrollo, plan de producto y gestión de proyectos internacionales. Además, fue director de estrategia y de relaciones institucionales en un momento de grandes cambios para la compañía por el comienzo de la transición hacia el vehículo eléctrico. Sin embargo, en 2021, De Meo lo fichó para Renault como director de estrategia y desarrollo de negocio del grupo, un puesto en el que reportaba directamente a De Meo.

Ahora, su desafío es tomar las riendas de Renault en España, un país muy importante para la compañía a nivel industrial. Aquí, el grupo tiene una planta de motores, otra de ensamblaje de vehículos y un centro de I+D en Valladolid; una fábrica que es su centro mundial de producción de cajas de cambio para coches híbridos en Sevilla; y una planta de ensamblaje de coches en Palencia.

Actualmente, España es el polo de producción de vehículos híbridos del grupo, y se encuentra en plena ejecución del plan industrial ‘Renaulution España 2021-2024’, presentado en marzo de 2021. En ese entonces, Renault informó de la adjudicación de cinco modelos híbridos para las plantas españolas: tres para Palencia y dos para Valladolid. Con estos vehículos, las fábricas españolas del grupo tienen carga de trabajo asegurada para la próxima década.

Sin embargo, a futuro, el desafío de Recasens será traer a nuestro país vehículos eléctricos, algo que de momento Renault reserva para Francia. Esto último se debe al peso que tiene el Estado francés en el accionariado de Renault, que ha puesto como prioridad llenar de eléctricos sus plantas nacionales.

“El día de mañana, cuando solamente haya que fabricar motores eléctricos, ya se verá. Nuestra apuesta actual es clara: el coche 100% eléctrico en Francia y los híbridos [convencional o enchufable] en España. No obstante, nuestras fábricas están ya preparadas para fabricar eléctricos”, había asegurado De los Mozos en una entrevista con CincoDías cuando se anunciaron los híbridos para España.

Según explica Renault, hacer híbridos permite a las fábricas nacionales “acceder a volúmenes de producción”, porque estos se venden mucho más que los eléctricos (este producto aún es muy caro para el público general), y a su vez posibilita “una transición ordenada hacia el coche eléctrico”, ya que el híbrido es un escalón intermedio.

A pesar de que el empleo en las fábricas nacionales no corre riesgo, el paso al vehículo eléctrico es una transición que la industria nacional tiene que hacer, ya que a partir de 2035 no se podrán matricular vehículos de combustión en Europa.

“Tengan confianza porque Renault siempre tiene un ojo especial en España, ya que sentimos al país como nuestra segunda casa después de Francia”, había asegurado De Meo hace un año, durante la presentación de los resultados de 2021, en relación a la posibilidad de que el grupo hiciese eléctricos en nuestro país. En ese entonces, el directivo explicó que los vehículos eléctricos llegarán a las plantas españolas “tarde o temprano”.

Cambios profundos

Recasens llega a la dirección de Renault España en un momento de profunda transformación de la compañía. El pasado octubre, De Meo informó de que el grupo francés dividiría su negocio de combustión del eléctrico. Del primero venderá la mitad a la automovilística china Geely, aunque ambas empresas negocian para que se sume también la petrolera saudí Aramco, que se quedaría con un 20% de este proyecto conjunto denominado Horse.

Por su parte, la división de vehículos eléctricos del grupo Renault se denominará Ampere y la compañía planea sacarla a Bolsa en la segunda mitad de este año. El objetivo de la automovilística es conseguir liquidez para financiar la transición hacia la movilidad eléctrica, algo similar a lo que ha hecho el grupo Volkswagen con su marca Porsche, una firma que sacó a Bolsa en 2022 con el mejor estreno en el parqué alemán desde 1996.

La relación de Horse con España

El 28% de la plantilla. Con la creación de Horse, la planta de motores y el centro de I+D de Valladolid, así como la fábrica de cajas de cambio de Sevilla, pasarán a estar bajo el control de la nueva compañía que Renault compartirá con Geely. Esto supone que Horse gestionará unos 3.400 empleados, el 28% de la plantilla de Renault en España. “Los trabajadores afectados no deberán de firmar ningún contrato nuevo, ni está previsto movilidades geográficas. Se informará a título individual un mes antes de la entrada en la nueva entidad”, explicó el sindicato CC OO en un comunicado de noviembre.

Sede en España. Según informó La Tribuna de Automoción, el grupo francés (no lo ha confirmado de forma oficial) eligió a España como la sede de Horse, que se ubicará en las oficinas que Renault tiene en Madrid, en el municipio de Alcobendas. Esto era una petición de los sindicatos, que habían solicitado que la sede se situara en nuestro país, “con capacidad y poder de decisión, integrando responsables españoles”. “En el primer semestre de 2023, se pondrá en marcha todo un proceso de intercambio de documentación y de dialogo social en el seno del comité intercentros, aportando toda la documentación legal y resolviendo las dudas que se planteen, la nueva entidad se subrogará en todos los aspectos”, especificó CC OO.

Normas
Entra en El País para participar