Porsche firma la mejor salida a Bolsa en Alemania desde 1996 pero cierra en tablas

La acción marca su primer cambio en los 84 euros, tras situar el precio de estreno en 82,5 euros

Oliver Blume, CEO de Porsche y el director financiero, Lutz Meschke, en el toque de campana de la compañía en la Bolsa de Fráncfort.
Oliver Blume, CEO de Porsche y el director financiero, Lutz Meschke, en el toque de campana de la compañía en la Bolsa de Fráncfort. Reuters

Porsche ha entrado en Bolsa quemando rueda. El fabricante de coches de lujo se estrenó en la Bolsa alemana con fuertes subidas que fueron apagadas por una jornada de caídas generalizadas. Sus títulos cerraron con un alza del 0,24%, pese a que llegaron a subir un 5,2%. Pese a las turbulencias del mercado la empresa ha logrado llevar a buen puerto su colocación y firmar el mejor estreno en el parqué germano desde la de Deutsche Telekom en 1996.

Porsche marcó su primer cambio en Bolsa en los 84 euros, por encima de los 82,5 euros que había fijado para su estreno, en la parte más alta de la banda de precios orientativa. La compañía ha logrado así captar 9.400 millones de euros en la mayor OPV de la Bolsa europea desde la de Glencore en 2011. Parte de esa liquidez irá destinada al reparto de un dividendo extraordinario por parte de VW a sus accionistas. Además, la compañía prevé dar un dividendo ordinario anual a sus accionistas del 50% sobre su beneficio después de impuestos. Para el presente ejercicio, pagará un primer dividendo que se abonará en 2023 por un valor de 911 millones más un extraordinario de un céntimo por acción.

Para el estreno de Porsche, el grupo VW ha dividido las acciones de su filial, de forma que habrá un 50% de títulos ordinarios, que no han salido a Bolsa, y otro 50% de acciones preferentes, que no cuentan con derecho de voto. De estas últimas, han salido a Bolsa un 25%, lo que hace un total de 113.875.000 títulos –la marca en su conjunto está formada por 911 millones de acciones, un guiño al mítico modelo de la marca–.

La colocación ha resultado así un éxito. Fuentes consultadas por Bloomberg destacaron ayer que casi la mitad de las peticiones de títulos realizadas por los inversores quedaron desiertas por la falta de papel. En concreto, se habrían recibido unas 650 órdenes de compra. Además, la compañía ha comunicado que los inversores minoristas, a los que se les ofreció títulos de Porsche a través de bancos coordinadores, entre ellos el Santander, se han hecho con un 7,7% del volumen total de colocación. La marca ha afirmado que, como la oferta se ha suscrito en exceso, no todas las órdenes de compra de los minoristas pudieron considerarse en su totalidad.

Fuentes del mercado han explicado que los minoristas han acudido con interés a la oferta, si bien en el caso de España, no se ha producido una venta a gran escala, sino que ha contado con un carácter más exclusivo. A pesar de la euforia, los expertos no creen que el buen desempeño de Porsche anime a otras empresas a salir a Bolsa en este momento.

Por su parte, la matriz de la marca ha sufrido una importante pérdida de valor en Bolsa. Las acciones preferentes del grupo Volkswagen cerraron ayer con una caída del 6,85%, mientras que sus títulos ordinarios se desplomaron un 9,15%.

Normas
Entra en El País para participar