De los Mozos: “La apuesta de Renault es clara, eléctricos en Francia e híbridos en España”

Afirma que las plantas españolas del grupo francés ya están preparadas para producir eléctricos

Avanza que la compañía negocia con una energética para un suministro con fuentes renovables

José Vicente de los Mozos, director industrial mundial del grupo Renault.
José Vicente de los Mozos, director industrial mundial del grupo Renault.

José Vicente de los Mozos es director industrial mundial del grupo Renault y miembro del comité de dirección del consorcio del rombo. Tras la salida de la compañía de Gaspar Gascón en enero del año pasado, se consolidó como el único español dentro de la cúpula directiva de la marca francesa. Además, a principios de este año, fue nombrado nuevo responsable del grupo en España y Portugal con el objetivo de mejorar el posicionamiento de la compañía en estos dos países a través de la creación de sinergias. Su papel como presidente de Renault España también evolucionó a presidente-director general.

¿Qué mensaje lanza Renault a España con este nuevo plan?

Un mensaje de confianza. El plan de hoy [por el martes] no es algo que sale como un conejo de una chistera. Es un plan de diez años de trabajo, el cuarto plan industrial. Renault ha cumplido al 100% su compromiso, con acuerdos sociales de referencia. Es un plan a 360 grados. En los últimos años, Renault ha fabricado vehículos de referencia, somos líderes en digitalización, hemos integrado plataformas de la alianza, hemos mejorado las competencias de los trabajadores, hemos formado a ingenieros y preparado a líderes en todo el mundo. El resultado de esto es el cuarto plan industrial, que va en línea con el futuro de este país. El plan tiene dos ejes: electrificación y descarbonización. Hemos adjudicado cinco nuevos modelos híbridos o híbridos enchufables, acompañados de motores y caja de velocidades. Además, atacamos la descarbonización con dos proyectos de referencia: somos el primer fabricante del país en comprometernos con una huella de carbono cero en todos nuestros centros de trabajo y pondremos en marcha un proyecto pionero de economía circular en Sevilla.

La compañía ha invertido 750 millones de euros en los tres últimos años en sus plantas españolas. ¿Qué inversión supondrá este nuevo plan?

No vamos a hablar de inversión porque estamos evaluando todo lo que vamos a destinar a los nuevos proyectos. Las inversiones que anunciemos van a ser 100% España, pero los productos llegan entre distintos años y cuando sea el momento las anunciaremos.

¿A cuántos años vista se asegura el empleo en las plantas españolas con estos nuevos modelos?

Cuando apuestas por un plan a cuatro años con cinco nuevos vehículos, nuevas apuestas industriales, nuevas plataformas... Para los próximos cinco y diez años.

Asegura que las plantas estarán a máximo rendimiento con el la nueva estrategia, ¿a cuánto se incrementará la producción anual?

Si los mercados van con normalidad, estaríamos hablando de volúmenes mucho más importantes de los que tenemos ahora, pero no se puede hablar de un volumen concreto. Lo que sí creemos es que vamos a estar en volúmenes bastantes más altos que en 2019 [último año antes de la pandemia].

De Meo ha dado la vuelta a la compañía y la ha dinamizado. Ha traído un plan industrial completamente nuevo

Con la adjudicación de cinco nuevos modelos híbridos, ¿se entiende que Renault descarta la producción de eléctricos en España en el corto/medio plazo?

Renault ha hecho una apuesta muy clara. El vehículo eléctrico se produce en Francia e híbridos en España. Nosotros ya fabricamos vehículos electrificados aquí, ensamblamos baterías en nuestras plantas… El día de mañana, cuando solamente haya que fabricar motores eléctricos, ya se verá. Nuestra apuesta actual es clara: coche 100% eléctrico en Francia e híbridos [convencional o enchufable] en España. No obstante, nuestras fábricas están ya preparadas para fabricar eléctricos.

Ha dicho que las factorías de Renault España tendrán una huella cero de carbono, ¿para qué año pretende alcanzarse este objetivo?

La huella de carbono de nuestras plantas está dividida en dos partes: consumo energético de electricidad y de gas. A lo largo de este año tendremos un abastecimiento de electricidad completamente renovable y la huella de carbono por esa parte va a ser cero. Estamos negociando con distintas energéticas para un suministro de energía verde y lo tenemos muy avanzado. También estamos trabajando para que cuanto antes, pero sin marcar una fecha, la parte del gas también sea neutral. El gas se utiliza para el secado de las cabinas de pintura y estamos analizando distintas tecnologías que nos permitan un mínimo nivel de inversiones y que nos permita afrontar el cambio, a sabiendas de que hoy por hoy el gas tiene la mayor eficiencia a nivel energético para esto.

¿En qué consiste el plan de economía circular de Sevilla?

Es muy simple. En nuestro mercado, nuestros coches tienen una necesidad de una segunda vida y queremos montar una línea para alargar la vida de estos vehículos. Por ejemplo, cambiar en un coche un motor diésel por otro eléctrico o GLP [gas licuado de petróleo]. Es una forma de que un coche pueda reducir sus emisiones.

¿Qué le trasladó Sánchez sobre el sector en la visita a la planta?

Hace un año, desde Anfac le presentamos el plan ‘Automoción 2020-40. Liderando la movilidad sostenible’. El plan del Gobierno está muy en línea con este y lo que pedimos desde Anfac es acelerar la implementación de estos planes. Veremos a ver qué pasa en los próximos días.

Estaremos en volúmenes de producción bastantes más altos que en 2019 cuando las plantas estén a máximo rendimiento

¿Cómo se está viendo afectada Renault por la crisis de los semiconductores?

Son todas las empresas del automóvil las que se están viendo afectadas. Vamos a estar con falta de suministro hasta mitad de año y, a partir de ahí, veremos una mejoría.

¿Qué supone la llegada de Luca de Meo a Renault?

Ha supuesto, por ejemplo, un plan industrial completamente nuevo. La compañía ha dado la vuelta, se ha dinamizado y pasará de volumen de ventas al valor. Me quedaría con la llegada de Luca con el lanzamiento de 24 nuevos modelos en los próximos años, de los cuales diez van a ser puramente eléctricos. También con la apuesta por la movilidad de diferentes formas, más allá de un car sharing convencional; la separación de las marcas [el grupo se divide ahora en Renault, Dacia, Alpine y Nueva Movilidad] para que cada una tenga su propio control. Es un soplo de aire nuevo. El plan está muy bien trabajado y a nivel interior, es decir, es un plan que se ha construido con la gente de la casa.

Normas
Entra en El País para participar