Los centros comerciales indios aprovechan el auge de los ricos

Blackstone sacará a Bolsa la socimi Nexus, dueña de 17 inmuebles en zonas elegantes de Bombay, Delhi o Bangalore

Tienda de Mango en el centro comercial South City de Calcuta (India).
Tienda de Mango en el centro comercial South City de Calcuta (India). getty images

Los indios están volviendo a toda prisa a los centros comerciales. Eso hace que los inmuebles que Blackstone va a ofrecer a los inversores de Bolsa parezcan atractivos.

Los centros comerciales, limpios y con aire acondicionado, son un lugar atractivo para comer, comprar y ver una película para los indios acaudalados que pasan la mayoría de los días atrapados en atascos y lidiando con una infraestructura deficiente. La calidad de estos complejos ha mejorado considerablemente en todo el país en la última década, desde que la India relajó las normas de inversión extranjera, una medida que permitió a marcas extranjeras como H&M y Zara, de Inditex, abrir tiendas independientes. Sin embargo, la oferta sigue siendo escasa porque a los promotores les resulta difícil conseguir terrenos en ubicaciones urbanas privilegiadas.

Ello respalda la demanda potencial de 17 inmuebles de Blackstone en zonas elegantes de ciudades como Bombay, Delhi y Bangalore. La ocupación comprometida para esta parte central de la cartera de Nexus Select, el fondo de inversión inmobiliaria que el gestor de activos estadounidense va a sacar a cotizar en Bombay, es alta, del 94%. La empresa espera obtener unos ingresos por operaciones de 19.500 millones de rupias (228 millones de euros), aproximadamente un 20% por encima de los niveles anteriores al Covid, al final de su ejercicio financiero hasta marzo de 2023. La demanda es fuerte también en ciudades más pequeñas y prometedoras, como Chandigarh. La firma calcula que los ingresos crecerán un 9,5% anual hasta 2025. La escasa oferta implica también que propietarios como Black­stone pueden cobrar alquileres más elevados por sus centros comerciales que por sus gigantescos parques de oficinas, que atienden a la floreciente mano de obra tecnológica del país. Los periodos de alquiler son más cortos en el comercio minorista, lo que permite a los caseros encarecer los alquileres con más frecuencia. Los contratos suelen incluir una parte de los ingresos de los inquilinos, por lo que los propietarios también comparten la buena fortuna de los comerciantes.

Ello contribuirá a que la oferta de Nexus –que se espera que implique la venta de 500 millones de dólares en acciones nuevas y existentes– se distinga del incipiente mercado de socimis (REIT) cotizadas del país. Este tipo de inversiones suelen ser menos atractivas cuando suben los tipos de interés, porque eso hace subir la tasa de rendimiento sin riesgo que los inversores pueden obtener en otros lugares.

Ello podría afectar a las otras tres socimis de la India que cotizan en Bolsa, dos de las cuales las lanzó Blackstone. Pero la combinación del enfoque en el comercio minorista, la participación en los ingresos y la revalorización del capital de la propiedad subyacente en un mercado de consumo de rápido crecimiento mejora la exposición de Nexus. La India anunció el miércoles un crecimiento económico interanual del 6,3% en el trimestre julio-septiembre.

Todo ello podría justificar cualquier impulso para fijar un precio superior a las aproximadamente 26 veces los beneficios futuros a las que cotizan los REIT indios. Sin embargo, ofrecer un descuento sería una forma atractiva de aprovechar el auge de los ricos.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías