Las empresas podrán amortizar en tres años los coches eléctricos

Será posible gracias a una enmienda del PDeCat a los Presupuestos

Anfac lo celebra, pero pide más medidas fiscales

Un coche eléctrico en una electrolinera de Iberdrola.
Un coche eléctrico en una electrolinera de Iberdrola.

El pleno del Congreso ha aprobado este jueves una enmienda presentada por el PDeCat a los Presupuestos Generales del Estado, que supondrá reducir de seis a tres años de media el plazo de amortización en el impuesto de sociedades de las inversiones efectuadas por empresas en la compra de vehículos electrificados.

En concreto, la enmienda introduce una disposición adicional nueva a la Ley 27/2014, del Impuesto sobre Sociedades, para la amortización acelerada de determinados vehículos en este impuesto que entren en funcionamiento en 2023, 2024 y 2025.

La amortización acelerada se circunscribe a las inversiones en vehículos nuevos de las tipologías FCV y FCHV (pila de hidrógeno), BEV (eléctrico puro), REEV (eléctrico de autonomía extendida) y PHEV (híbrido enchufable), afectos a actividades económicas y que entren en funcionamiento en los periodos de los ejercicios citados, informa Efe.

Anfac, la patronal de fabricantes de coches, celebró la medida, aunque consideró necesario implantar más medidas fiscales para avanzar en la electrificación de la movilidad. En este sentido, la asociación indicó que había apoyado hasta siete enmiendas diferentes con carácter fiscal para impulsar la electrificación.

En concreto, reclamó la exención en el IRPF de las ayudas económicas del Moves III, que se pueda deducir la inversión en la compra de vehículos electrificados y de sus infraestructuras de recarga en el impuesto de sociedades, y la exención del IVA en las compras de vehículos electrificados para empresas. La patronal reclama en general una reforma fiscal orientada al uso y bonificación de la compra de coches electrificados para incentivar e impulsar su cuota en el mercado nacional.

Normas
Entra en El País para participar