Los inversores toman posiciones, con cautela, en el hidrógeno verde

Amundi o Invesco han lanzado nuevas estrategias con esta temática

Los expertos, divididos ante las expectativas de rentabilidad

Hidrógeno verde
Simulación de un sistema de producción de hidrógeno verde. Getty Images

Tras la invasión rusa en Ucrania, el aumento de los precios del gas y un enfoque renovado en la seguridad energética han resaltado el creciente interés en el hidrógeno como fuente de energía. Un mercado que tiene unas tasas de crecimiento de dos dígitos anuales, dado que ya se utiliza en refinerías, fertilizantes y otros usos; sin embargo, según Marcos Rupérez, ingeniero y colaborador de OBS Business School, es esencial distinguir entre el hidrógeno verde, que puede suponer la solución para la transición energética, y el que actualmente se usa mayoritariamente, que no proviene de fuentes renovables.

¿Es ya un negocio del que sacar rendimiento? “Prácticamente, todas las empresas que están metidas en la producción de energías renovables están estudiando proyectos conjuntos de generación-electrolisis-comercialización para aprovecharse del crecimiento de la demanda de hidrógeno”, indica Óscar del Diego, director de inversiones en Ibercaja. Pero lo cierto es que, pese a que hay muchas estrategias de inversión que tienen exposición al hidrógeno y su desarrollo, aún hay pocas gestoras con fondos centrados en esta temática.

No obstante, en el último año han aparecido nuevos productos que se han unido al Renta 4 Megatendencias Ariema, fondo español pionero lanzado en 2020. Es el caso del Invesco Hydrogen Economy Ucits ETF, con una cartera formada por unas 50 compañías del índice WilderHill Hydrogen Economy Index. “El comité de este índice está compuesto por eminencias del mundo de la ciencia climática, la tecnología, la política y las comunicaciones, que es clave para entender todo este ecosistema”, detallan desde la gestora, convencidos de que esta podría ser la energía limpia de más rápido crecimiento, dado que desde 2006 los costes de producción se han reducido a una tercera parte.

En cuanto al fondo CPR Invest-Hydrogen, lanzado hace un año, Arnaud Demes, especialista en inversiones de CPR AM, explica que se centra en dos dimensiones clave: “Invertir en compañías de todo el mundo involucradas en todo el ecosistema del hidrógeno, desde la exploración y producción hasta el refinamiento, transporte y comercialización, y en segundo lugar, hacerlo con un enfoque de inversión responsable consistente”.

La cifra

17% del consumo mundial de energía para 2050 será con H2, estima la ­Comisión de Transición Energética.

Tal Lomnitzer, gestor de recursos naturales globales de Janus Henderson, señala que, en su caso, están invertidos en empresas que producen pilas de combustible, así como electrolizadores, “y en productores de gas industrial que ya dominan la producción y el transporte”.

También Renta 4 Megatendencias Medio Ambiente tiene exposición a firmas de gases industriales que van a producir hidrógeno verde a medida que se incremente la capacidad de las renovables, ya que, “ante un entorno como el actual de alta inflación e incertidumbre en el mercado, hemos preferido apostar a través de compañías dedicadas a la generación de dicho gas, en lugar de empresas que se dedican a la producción de electrolizadores y pilas de combustible”, indican sus gestores, Beatriz Pérez y Jaime Vázquez.

Por su parte, Gerrit Dubois, especialista en inversión responsable de DPAM, cree que, para los inversores, la cadena de valor puede llegar a ser interesante porque diversifica las carteras. “Esto significa no solo enfocarse en la producción, sino también en la manufactura de equipos, transporte y almacenamiento. Los inversores en crédito también pueden tener oportunidades”, aclara.

Michel Wiskirski, gestor especializado en recursos naturales de Carmignac, espera que mejore la rentabilidad de este tipo de compañías, gracias, entre otros factores, al creciente apoyo de los gobiernos. En ese sentido, recuerda la puesta en marcha del plan RepowerEU, “que pretende sustituir el gas ruso, acelerando las inversiones en hidrógeno verde y desarrollando infraestructuras integradas, instalaciones de almacenamiento y capacidades portuarias”, algo que beneficiará a las empresas europeas de pequeña capitalización en la cadena de valor de la electrólisis.

Pero, en su opinión, el apoyo más importante procede de la Ley de Reducción de Infraestructuras (IRA) de Estados Unidos, aprobada por el Congreso este verano. El proyecto de ley establece un crédito fiscal para apoyar la producción de hidrógeno con bajas emisiones de carbono, lo que disminuye significativamente el coste de producción”, analiza el experto de Carmignac.

Sin embargo, otros expertos se muestran más cautelosos. “Las compañías dedicadas exclusivamente a hidrógeno son volátiles y las evitamos”, afirma Xavier Chollet, gestor de Pictet Clean Energy, quien cree que la mejor manera de estar expuestos “es mediante empresas de energías renovables, que son necesarias para generarlo, es decir, eólica marina, terrestre y fotovoltaica, que son baratas”.

Más escéptico se muestra Roberto Cominotto, analista de acciones de Julius Baer: “La lista de empresas que se pueden considerar puras de hidrógeno es reducida y está formada, principalmente, por compañías de pequeña capitalización. Unas se encuentran en una fase inicial y otras llevan más de 20 años en el mercado, pero todas ellas tienen un historial de rentabilidad nulo o limitado”.

Por colores

Clasificación. Hay diferentes tipos de hidrógenos. El gris se produce por el combustible fósil, por ejemplo, el gas natural, mientras que el azul es el hidrógeno gris combinado con carbón. Finalmente, el verde deriva de los electrolitos del agua que se usa en la energía renovable.

Del gris al verde. Xavier Chollet, gestor de Pictet Clean Energy, recuerda que hoy en día el 99% del hidrógeno que se produce es azul o gris. De hecho, para cambiarlo a verde todo el que se gasta para las industrias, fertilizantes y otros usos, “se necesitaría un parque renovable en exclusiva del doble del que ya existe en el mundo”.

Normas
Entra en El País para participar