37º Congreso Aecoc de Gran Consumo

El gran consumo afronta inversiones millonarias en plena “hostilidad legal”

Denuncia que se le “criminaliza” desde el Gobierno con nuevas normativas

Javier Campo, expresidente de Aecoc; Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca; Ignacio González, presidente de Aecoc, y Juan Roig, presidente de Mercadona, ayer, en la apertura del 37º Congreso Aecoc de Gran Consumo.
Javier Campo, expresidente de Aecoc; Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca; Ignacio González, presidente de Aecoc, y Juan Roig, presidente de Mercadona, ayer, en la apertura del 37º Congreso Aecoc de Gran Consumo.
Santiago de Compostela

El sector del gran consumo eleva el tono en sus reclamaciones al Gobierno. Este, que ya viene insistiendo en los últimos meses en que se reduzcan impuestos y no se eleve la complejidad normativa, da un paso más y habla abiertamente de una "criminalización" por parte de la Administración, en forma de nuevas regulaciones que elevarán costes, inversiones y que, según avanzan, acabarán trasladándose a los precios.

Así lo apuntaron los principales representantes de esta actividad en la 37ª edición del Congreso Aecoc de Gran Consumo. El presidente de la patronal, que aglutina a más de 30.000 empresas, tanto fabricantes como distribuidores, fue directo reclamando "seguridad jurídica".

"Nos criminalizan a través de la legislación, después de culpabilizarnos mediáticamente de las subidas de precios", dijo Ignacio González, también consejero delegado de Nueva Pescanova.

"Hemos asumido 30 nuevas normativas en el último año que exigen inversiones. Medidas que no tienen un estudio de impacto detrás, y las alternativas que proponemos no se escuchan", añadió.

Aecoc cifra en 6.270 millones de euros los costes asociados al real decreto de envases y residuos de envases que entrará en vigor en 2024, o en 690 millones el impuesto al plástico que llegará el 1 de enero. También mostró su contrariedad por el real decreto de transportes de mercancías, que está "encareciendo una de cada dos operaciones de carga y descarga. "Necesitamos un contexto menos hostil y seguridad jurídica que nos permita contribuir al crecimiento económico", dijo González. Este llamó a todos los eslabones de la cadena a hacer frente común en sus peticiones, que pasan por bajar el IVA de los alimentos esenciales al 4% de forma temporal; deflactar IRPF, aplazar impuestos que conlleven nuevas inversiones, o la mencionada seguridad jurídica.

Tensiones

Una llamada a la unidad, sabedor de las tensiones que se producen, y más en la actualidad, desde el campo a los supermercados. "Es imprescindible que las tensiones no las tengamos en el seno de la cadena. No podemos hacer la guerra entre nosotros", resumió.

Guante que recogió Juan Manuel Morales, presidente de la patronal europea de la distribución, Eurocommerce. "Las tensiones son naturales en la cadena, y así es por la búsqueda de competitividad constante. Pero no es el momento de tener tensiones internas, el sector tiene que estar unido", dijo Morales. Eso sí, el ejecutivo quiso señalar que la distribución "es el eslabón más visible" y el que más "está tratando de amortiguar el mayor impacto".

Este sector afronta unos próximos ocho años de inversiones millonarias, sobre todo en sostenibilidad y digitalización, para adaptarse a normativas comunitarias y también para que sus negocios sean cada vez más omnicanales. Un estudio de la asociación, elaborado con McKinsey, habla de hasta 600.000 millones de euros en el conjunto de Europa en los próximos ocho años. De media, los operadores necesitarán destinar el 5,2% de sus ingresos, hasta 1,6 puntos más que en la actualidad,.

"Son necesarias para que el sector sea relevante. Si no nos dan ayuda desde Bruselas, al menos que no pongan más obstáculos. Que no castiguen las cuentas de resultados con nuevas legislaciones, impuestos, o trabas", apuntó Morales.

Volviendo al contexto actual, los ejecutivos del gran consumo reclaman "un ejercicio de solidaridad" al Gobierno. Entienden que la recaudación fiscal extraordinaria generada por la inflación, y que cifran en 33.000 millones de euros, debería revertirse para "ayudar a los hogares para a tener una mayor renta disponible de cara a los próximos meses", dijo Ignacio González.

Necesitamos un escenario menos incierto, menos burocrático, menos cortoplacista", resumió el pr

Alertan del peligro de “latinoameri­canizar la economía”

Reclamaciones. El presidente de Aecoc, Ignacio González, también avisó de que una subida de salarios que vaya por encima de la recuperación de la economía hará entrar a esta en una “rueda de inflación” que, según el ejecutivo, “lleva a una latinoamericanización de la economía que es muy peligrosa”. El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, también tuvo palabras para la política económica y fiscal del Gobierno, que a su juicio “hará que estemos más cerca de la recesión, con un nivel de crecimiento cercano a cero a finales de año”. Este también apuntó que el ahorro acumulado por las familias será “clave para atenuar el impacto de la inflación”.

Normas
Entra en El País para participar