Renta fija

La deuda global entra en fase bajista por primera vez

El mercado de bonos europeo cayó un 4,7% en agosto

Sede de la Reserva Federal en Washington.
Sede de la Reserva Federal en Washington. EFE

La tarea de los bancos centrales de sofocar una inflación desbocada por la escalada de los precios energéticos se ha llevado por delante al mercado de bonos global, que ha entrado en fase bajista. El índice Bloomberg Global Agregate Total Return, que incluye todos los bonos corporativos y gubernamentales mundiales con grado de inversión, acumula ya una caída de más del 20% desde los máximos alcanzados en 2021, lo que implica su entrada en fase bajista. Se trata de su mayor caída desde la creación de este selectivo, en 1990.

Tras años en los que las inyecciones de los bancos centrales para estimular a las economías provocaron que una gran cantidad de bonos gubernamentales y empresariales cotizaran con rentabilidades negativas, la retirada de estos estímulos y la subida de los tipos de interés ha acabado con esta anomalía. Lejos queda ya cuando la rentabilidad del bono alemán a diez años se situaba en 2019 en el -0,7%. El bund roza ya el 1,6% tras haber tocado en junio los máximos del 1,8%. En el caso del bono español a una década, su rentabilidad ha llegado a alcanzar este año un máximo del 3,1%, frente al mínimo del -0,017% que registró en diciembre de 2022.

En agosto, el mercado de bonos europeo firmó su peor mes de la historia al recortar un 4,7%.

Benoit Anne, director del grupo de soluciones de inversión de MFS Investment Management, apunta que las valoraciones de la renta fija desde el punto de vista del inversor estratégico, siguen siendo atractivas. "La situación de las valoraciones en el ámbito de la renta fija se revela atractiva, especialmente para los inversores con un horizonte temporal a más largo plazo. Durante la última década, los reducidos rendimientos de la renta fija han desalentado a los inversores, y algunos de ellos han reducido sus asignaciones a esta clase de activos conforme buscaban activos que brindasen un rendimiento superior (y que posiblemente conllevasen un mayor riesgo)". El experto apunta que el reciente aumento de los rendimientos y la ampliación de los diferenciales "ha modificado considerablemente la dinámica" y las valoraciones actuales plantean un nuevo escenario para la inversión.

Cautela es la recomendación realizada sobre la deuda europea por Capital Group: "Seguimos manteniendo la precaución en los mercados de renta fija europea. Aunque mantenemos la infraponderación en riesgo de tipos de interés en bonos soberanos europeos, durante el segundo trimestre hemos incrementado la duración en el bund en respuesta al aumento del riesgo bajista. Asimismo, seguimos infraponderados en Francia e Italia debido a la reducción del soporte técnico del BCE a ambos países". Sí habría oportunidades en la banca: "pese a que permanecemos infraponderados en riesgo de crédito europeo, áreas como la deuda bancaria preferente se muestran actualmente atractivas debido a la ampliación de los diferenciales, la sólida posición de capital de los bancos y su capacidad para absorber un eventual incremento en los préstamos improductivos".

Normas
Entra en El País para participar