Jefes en serie

Harvey Specter, a través del modelo de liderazgo de Goleman

El estilo de Specter en ‘Suits’ es autoritario, exigiendo cumplimientos inmediatos

Carece del modo afiliativo, que se apoya en crear buen ambiente y construir lazos emocionales

Gabriel Macht, en su papel de Harvey Specter para la serie 'Suits'.
Gabriel Macht, en su papel de Harvey Specter para la serie 'Suits'.

Harvey Specter [Gabriel Simon Macht] es un brillante abogado, socio de un impor­tante bufete de Manhattan. Derivado de su arrogante personalidad –“Yo gano. Eso es lo que hago”– y su extraordinaria autoconfianza –“No espero nada de nadie, espero todo de mí”–, su liderazgo es polémico porque, incluso asumiendo la realidad de su éxito, los detractores de su estilo podrían abrir controvertidos debates sobre qué es el éxito y cuál debe ser su precio. Specter se considera un ganador –“Va a suceder, porque voy a hacer que suceda”–, y su liderazgo es una clara derivada de esto –“Mi respeto no se pide, se gana”–.

Para analizar el liderazgo de este personaje de Suits (2011-2019) hay dos consideraciones importantes. La primera, determinar si el contexto y la aspiración estratégica del bufete en el que se desarrolla la serie requiere liderazgos como el suyo, porque la respuesta es la clave de la aplicabilidad de estas reflexiones a las organizaciones de sus lectores. La segunda, tener claro que hay una importante contraposición de tipos de liderazgo entre los socios de la firma, circunstancia que dificulta la articulación de una misión compartida creando una auténtica torre de Babel.

Visionario y maestro

Considerando la extraordinaria orientación a resultados del protagonista –“Yo no tengo sueños, tengo metas”–, vamos a analizar su liderazgo desde el modelo definido por Goleman, que parte de la premisa de que los líderes, además de determinar la estrategia, conectar los propósitos e impulsar una cultura para ser eficaces, también necesitan obtener resultados. Para ello, este experto estadounidense define seis estilos de liderazgo, complementarios entre sí.

Uno de estos estilos es el “visionario”, que se centra en movilizar a las personas hacia una visión. La fortaleza de este estilo en el protagonista es indiscutible. Tiene una visión holística privilegiada del acontecimiento jurídico y de la relación comercial. Algunas de las frases de Harvey Specter a lo largo de la serie lo ponen de manifiesto. Tal es el caso de: “Esta es la diferencia entre tú y yo. Tú quieres perder poco y yo quiero ganar mucho”, o de: “El éxito de tu cliente es un éxito tuyo”.

El estilo coach también se pone de manifiesto en este personaje en la relación con su tutelado, Mike Ross [Patrick J. Adams], aunque de una forma algo sui géneris y muy exigente. De hecho, el argumento central de la serie es el desarrollo profesional de este hasta convertirse en un brillante abogado bajo su supervisión. Aquí la relación entre coach y coachee es muy singular; por un lado, a través de las atípicas exigencias del primero en los tiempos de aprendizaje, y por otro, porque muy pocos coachees serían capaces de obtener valor en este tipo de escenario de desarrollo.

Algunas frases pronunciadas por Specter a lo largo de la serie son un reflejo de cómo ejerce este liderazgo: “No pienses como un novato, incluso si eres uno”; “Si lo intentas, entonces fracasarás. El verbo es hacer, no intentar”, o “Mira bien a ese tipo que está al lado del fax. Nunca llegará a ser socio. Él no lo entiende. No entiende que hacer bien su trabajo no lo es todo. El éxito depende de saber que hay cosas, como una cena, que sí importan, incluso cuando piensas que no”.

Jugador solitario

El estilo afiliativo, que se apoya en crear buen ambiente y construir lazos emocionales, es uno de los varios en los que el protagonista no invierte, circunstancia por la que es recriminado permanentemente tanto por su jefa como por los otros socios. Ocurre lo mismo con el estilo participativo, que se basa en impulsar el compromiso y la unidad de actuación a través de la participación, actitud que Specter hace gala de no tener.

No obstante, rescatando la idea de los “equipos de trabajo béisbol”, como los llamaba Peter Drucker, debemos destacar que él es un jugador solitario en un modelo de negocio en el que el peso que puede aportar la suma de los resultados individuales puede ser suficiente.

Autoridad, ante todo

El estilo timonel, en cambio, sí es muy utilizado por Specter. Consiste en crear altos estándares de rendimiento a través de hacer lo que hace el líder en aquellos momentos en los que está convencido de ser el único que tiene la visión adecuada, actitud que toma muy a menudo.

En Specter también encontramos el estilo autoritario, que se centra en hacer lo que el líder dice, exigiendo para ello cumplimientos inmediatos. Lo utiliza incluso para su relación con sus socios. “Jugaste sucio, y tú perdiste. Fin de la historia” o “Tú eres el que nadie quiere, pero hay que soportar”, son dos de las frases para definirlo.

Francisco Loscos es profesor del Departamento de Dirección de Personas y Organización de Esade

Los abogados de las grandes fortunas

Nueve temporadas jalonan el devenir de este drama legal emitido originalmente por la cadena USA Network entre los años 2011 y 2019, y que pasará a la historia por ser la producción que hizo popular a Meghan Markle, actriz que abandonaría la interpretación tras el anuncio de su compromiso con el príncipe Harry de Inglaterra.

Suits traslada el mito de Pigmalión a las series de abogados y sitúa la acción en uno de los despachos de abogados más importantes de Nueva York –aunque, excepto el piloto, todos sus episodios fueron grabados en la ciudad de Toronto– y a diferencia de otras ficciones similares, los casos que lleva la firma, la mayoría financieros, de grandes empresas y familias con elevado poder adquisitivo, en ningún caso criminales –de ahí su título Suits (trajes)–, no son el centro de la trama, sino la excusa para desarrollar las relaciones entre los protagonistas, que van evolucionando conforme avanzan los capítulos.

Actualmente en Netflix, la serie gozó de gran popularidad en el momento de su emisión y muchos rostros conocidos confesaron realizar maratones de visionado de cada una de sus temporadas. Algunos incluso solicitaron participar como estrellas invitadas, caso del nadador Michael Phelps o el jugador de baloncesto Charles Barckley.

Normas
Entra en El País para participar