Alfonso Villanueva (Paypal): “Si el BCE decide tener un euro digital, queremos ser partícipes”

El directivo de la compañía de medios de pago apuesta por la diversificación del ‘portfolio’ con el lanzamiento de nuevos productos  

Destaca la fortaleza financiera de la empresa ante la nueva coyuntura económica de alta inflación

Alfonso Villanueva, vicepresidente sénior de de global corporate strategy and venture en Paypal.
Alfonso Villanueva, vicepresidente sénior de de global corporate strategy and venture en Paypal.

Desde su inicial modelo de negocio basado en el intercambio de dinero a través de transacciones seguras, PayPal ha ido ampliando sus productos y servicios hasta convertirse en una de las grandes empresas de medios de pago a nivel mundial. Y es que, la fintech, afincada en Silicon Valley, cerró 2021 con una facturación de 25.400 millones de dólares. En su cúpula directa está el español Alfonso Villanueva como vicepresidente sénior de global corporate strategy and venture, que detalla la apuesta de la compañía por ampliar el portfolio de productos y trabajar con los bancos centrales para participar en el negocio de las divisas digitales.

¿En qué momento se encuentra la compañía después de la pandemia y ahora en el contexto de la alta inflación?

Todas las fintech han tenido una explosión enorme durante el Covid-19 y ahora estamos viendo desafíos. En la parte de los consumidores preocupa la alta inflación porque se resiente el poder adquisitivo, igual que desde el punto de vista de las empresas y más teniendo en cuenta que trabajamos sobre todo con pymes. Hay una parte buena para nosotros y es que PayPal es una compañía global y a diferencia de otras fintech gana dinero, es rentable. Eso permite hacer más cosas.

¿Cómo pueden competir en este entorno?

Hay competidores que estaban desarrollando solo una pequeña parte de negocio, y una ventaja nuestra es el portfolio, con un gran abanico de componentes. Además, nuestra propuesta de valor. Creemos que tiene mucho más sentido ahora que hace uno o dos años. Porque si los consumidores y las empresas están teniendo más desafíos y tienen que estirar el dinero del que disponen, PayPal ayuda a eso mismo.

En 2021 presentaron unos buenos resultados y unas guías para los próximos años que ilusionaron al mercado, pero en febrero suprimieron esos guidelines. ¿Qué previsiones tienen ahora?

Seguimos confiando mucho en el crecimiento. En febrero tomamos una decisión importante y dijimos al mercado que la guía que habíamos dado para los próximos tres años ya no valía. Es muy complicado saber qué va a pasar en los próximos 9, 12 o 18 meses. Tenemos mucha confianza en nuestro crecimiento y pensamos que vamos a crecer tanto en ingresos como resultados. Pero la incertidumbre es tal que sería erróneo dar una cifra. Casi todas las compañías del valle han hecho lo mismo. Desde Facebook a Google y Amazon.

¿Qué palancas impulsarán ese crecimiento?

Lo que hemos hecho ha sido enfatizar mucho que queremos incrementar la relación con el cliente y hemos puesto el foco en el engagement. Esto es ser capaces de ofrecer más productos y desarrollar más vínculos con los clientes.

¿Esa estrategia incluye el lanzamiento de nuevos productos?

"La tecnología ‘blockchain’ va a cambiar el sistema financiero y lo que queremos es estar ahí pronto"

Por supuesto. El producto más atractivo que hemos sacado desde el punto de vista del cliente es el buy now, pay later. Pero vemos empresas que solo se dedican a este segmento y ahora están sufriendo mucho. ¿Por qué? Si una compañía tiene como única propuesta de valor un producto que es de crédito a corto plazo, es un gran desafío. PayPal, sin embargo, puede combinarlo con otras opciones de crédito. Diversificar el portfolio ayuda mucho. No solo porque lo rentabilizas mejor, sino porque puedes responder a las necesidades distintas de los clientes. Nuestra propuesta es que el cliente pueda decidir la manera en la que quiere pagar y nosotros le ayudamos.

¿Hay algún producto nuevo en especial en el que estén trabajando?

Ahora estamos apostando mucho por una propuesta integrada del monedero digital con una tarjeta inteligente. Hace un par de años compramos Honey. Lo que hemos visto es que al monedero digital y a la tarjeta se le pueden añadir cupones, promociones y ofertas que el cliente no conoce. Hay oportunidades para ayudar a los consumidores a que gasten el menor dinero posible en las compras que quieren hacer. En este momento de inflación la propuesta ya no es solo darle la posibilidad al cliente de que pague como quiera, sino que ahorre en el momento del pago.

Dentro del mundo de los medios de pagos, ¿qué tendencias les interesa desarrollar?

Hay que diferenciar lo que es una criptomoneda con lo que es la tecnología blockchain. En la parte de los criptoactivos ofrecemos en un par de mercados la compra, venta y custodia. Pero nuestra apuesta es muy distinta a otras compañías. En primer lugar tenemos una obsesión por la educación. En segundo, estamos trabajando de la mano con el regulador, nunca vamos a hacer algo que no esté perfectamente alineado con el regulador. En EE UU cuando hemos lanzado este servicio hubo un comunicado nuestro y el regulador de Nueva York, que es el más avanzado.

Mencionaba la tecnología blockchain. ¿Por qué es interesante su aplicación en el sector financiero?

La tecnología blockchain va a cambiar totalmente el sistema financiero. Lo que queremos es estar ahí pronto y alinearnos con el regulador. Estamos invirtiendo mucho en todo lo que tiene que ver con divisas digitales. De esa forma trabajas con el banco central para asegurarte de que puedes distribuir esas divisas digitales. Si el BCE decide tener un euro digital, entonces nosotros queremos ser partícipes en ese negocio. Y la única manera de hacerlo es trabajar mano a mano con el regulador.

Cada vez hay más competidores que entran en este negocio de los medios de pago. ¿Cómo ven esa competencia?

Cuando eres el líder de un sector claramente vas a tener muchos competidores. No queremos ser soberbios y pensar que somos mejores en todo, pero sobre todo vemos que cada vez hay más competidores entrando en este espacio, aunque pocas compañías tienen la fortaleza que tenemos nosotros en la parte de seguridad y sabemos que eso es esencial. No solo que los pagos sean seguros, sino que los datos del cliente estén protegidos. En segundo lugar, cómo diversificamos y hacemos propuestas de valor que sean mucho más tangibles para el consumidor final y cada vez más robustas. Tenemos que hacer propuestas de valor que estén basadas en la fortaleza que tenemos y si lo hacemos bien no hay razón para pensar que no vamos a tener mucho crecimiento.

Normas
Entra en El País para participar