El BCE pide a los bancos que tengan en cuenta una posible recesión a la hora de fijar el ‘pay out’

El supervisor insta a no depender de las subidas de tipos para mejorar su rentabilidad

El presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria.
El presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria.

El Banco Central Europeo (BCE) quiere que los bancos mantengan la prudencia para preservar el capital. El presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria, ha pedido a las entidades que tengan en cuenta un escenario de posible recesión a la hora de fijar el 'pay out' que repartirán entre sus accionistas.

"Solicitamos a los bancos que revisen sus trayectorias de capital para incluir escenarios macroeconómicos adversos suficientemente conservadores y actualizados que incluyan supuestos recesivos coherentes con las proyecciones oficiales a la baja. En línea con nuestra política habitual sobre distribuciones de capital, estas proyecciones económicas deberían ser utilizadas por los bancos al anunciar sus planes de dividendo", ha expresado Enria.

Los supervisores nacionales y europeos vienen pidiendo prudencia en las últimas semanas pese al nuevo contexto de alza de tipos de interés que se ha recibido con optimismo en el sector. Y es que las subidas de los tipos supondrán un impulso para los bancos en sus márgenes de intereses. No obstante, Enria ha avisado que los bancos "deben concentrarse en una serie de acciones más amplias que pongan su rentabilidad y modelos de negocio en un ritmo sostenible en un futuro predecible".

Por ello, el banquero italiano ha estimado que "el proceso de normalización de los tipos de interés requiere atención supervisora". Y es que, el supervisor ha avisado de que las subidas de los tipos de interés mejoran en general los márgenes de intermediación de los bancos, pero en una recesión económica sus beneficios se deteriorarían por el deterioro de la calidad de los activos y por una caída de los ingresos netos por interés.

Debido a ello, aumenta la presión sobre los costes de financiación de los bancos en la medida que el BCE deja de darles liquidez muy barata. Además, existen riesgos de contagio si los tipos de interés de mercado suben de forma desordenada. Enria calcula oportunidades financieras adicionales para los bancos globales de 2,3 billones de dólares (2,2 billones de euros) anuales como resultado de la transición verde.

Normas
Entra en El País para participar