Guindos pide prudencia a los bancos: “No nos ceguemos con la ilusión de subidas de tipos a corto plazo”

El vicepresidente del Banco Central Europeo señala un escenario complicado por la inflación y el contexto de desaceleración económica

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, en una imagen de archivo.
El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, en una imagen de archivo.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha pedido prudencia a los bancos que tengan prudencia ante la alta inflación. Pese a la próxima subida de tipos, que se ejecutará a partir del mes de julio y que se ha recibido como un balón de oxígeno en el sector bancario, el supervisor europeo apunta a un escenario de desaceleración económica y de mayor dificultad para empresas y familias de hacer frente a los pagos.

"Los bancos tienen la parte positiva de que los ingresos subirán, pero hay una desaceleración económica y un contexto de dificultades para hacer frente al endeudamiento. Seguramente la morosidad va a subir y va a haber más dificultades para empresas y familias en el contexto de alta inflación. Por eso es importante que los bancos sean prudentes. El supervisor pide prudencia y está especialmente justificado. No nos ceguemos con la ilusión de subidas de tipos a corto plazo", explicó Guindos.

En ese sentido, durante su intervención en unas jornadas económicas organizadas por la APIE junto a la Universidad Menéndez Pelayo y BBVA, el vicepresidente del BCE instó a los bancos a que "continúen con niveles de provisiones adecuados". El exministro español detalló que el escenario central que maneja el BCE es de una desaceleración económica y de la inflación tras el verano. También puntualizó que hay "muchísima incertidumbre" y se ha plantado un escenario adverso de recesión en 2023.

Preguntado respecto a las medidas que pueda adoptar el supervisor en relación con la recomendación de no repartir dividendos o elevar las exigencias de capital, Guindos apuntó que "estamos preparados para tomar medidas, pero nuestro escenario central no proyecta ninguna actuación de esa naturaleza".

Fragmentación de los mercados europeos

Por otro lado, Guindos subrayó que una de las preocupaciones del BCE es evitar la fragmentación de los mercados europeos para extender la política monetaria "adecuadamente". En ese sentido, el vicepresidente del BCE expresó que espera que el nuevo mecanismo que prepara el supervisor logre paliar las divergencias "indeseadas" entre las primas de riesgo.

"La fragmentación implica que una familia o una empresa en España, en Italia o en otro país vulnerable y que es igual de solvente que en otros países tiene que pagar más por su endeudamiento como consecuencia del país donde está ubicada. Eso implica que los impulsos de política monetaria no se extienden adecuadamente. Suele empezar con las primas de riesgo y se extiende a todos los mercados de crédito y renta fija y pone en riesgo el proceso de transmisión de política monetaria y estabilidad financiera", ha destacado.

De este modo, ha explicado que se trata de un instrumento "contra la fragmentación indeseada" y cuyo objetivo es liberar a la política monetaria para actuar con más contundencia".

Normas
Entra en El País para participar