Llegó el día: Ford anunciará este miércoles si Almussafes fabricará o no coches eléctricos

Fuentes del sector han confirmado a este periódico que la automovilística dará mañana una rueda de prensa en la que informará de su decisión

A la izquierda, un trabajador de la factoría de Ford en Saarlouis, Alemania. A la derecha, un empleado de la fábrica de Almussafes, Valencia.
A la izquierda, un trabajador de la factoría de Ford en Saarlouis, Alemania. A la derecha, un empleado de la fábrica de Almussafes, Valencia. Getty Images

La cuenta atrás ha terminado. Este miércoles, la dirección de Ford Europa anunciará a cuál de sus plantas en el Viejo Continente dará los dos últimos modelos eléctricos que aún le quedan por asignar para esta década, según han confirmado fuentes del sector a CincoDías. Esos vehículos irán a parar a la fábrica de Saarlouis, en Alemania, o a la de Almussafes, en Valencia.

El anuncio pondrá así fin a largos meses de espera y aclarará, para bien o para mal, el futuro de la factoría valenciana (donde se emplean 6.000 personas), que espera como agua de mayo la llegada de unos modelos eléctricos que reactiven su actividad, muy mermada en los últimos años. Desde 2018, su producción se ha recortado un 54,5%, al pasar de casi 370.000 vehículos a 168.000 en 2021.

En caso de que la decisión sea negativa para la planta valenciana y los modelos eléctricos se vayan a Saarlouis, la factoría valenciana se enfrentaría a un escenario incierto, con una producción exclusivamente de combustión y muy centrada en un solo modelo: el Kuga. Este coche representó casi el 60% de los coches que salieron de las líneas de ensamblaje de la planta valenciana en los cinco primeros meses de este año. En cuanto al resto de sus modelos, la factoría perdió en marzo la fabricación del Mondeo y a finales de 2022 dejará de hacer la versión europea de la Transit Connect.

En 2023, está previsto que la planta deje de ensamblar la Connect que va hacia el mercado estadounidense, que es más potente que la versión europea. Ya en 2024, la factoría también dejará de hacer el S-Max y el Galaxy, con lo que para ese año la planta de Almussafes solo se quedaría con la fabricación del Kuga.

"Redimensionamiento" de las dos fábricas

El director de Ford Europa, Stuart Rowley, que será quien transmita este miércoles la decisión que ha tomado la automovilística, había avisado en una carta en mayo que tanto Saarlouis como Almussafes deberán afrontar un "redimensionamiento" de sus actuales estructuras, independientemente de qué fábrica se lleve los eléctricos. Además, en un intento de llevar tranquilidad a los trabajadores de ambas plantas, el directivo aseguró que la compañía está buscando alternativas para la planta que no resulte ser la elegida.

Para tratar de inclinar la balanza en favor de Almussafes, UGT, sindicato mayoritario de la fábrica, llegó a un acuerdo en enero con la dirección de Ford Europa para contener salarios y aumentar en 15 minutos las jornadas de trabajo a partir de 2025. Un pacto que solo entrará en vigor si se confirma la asignación de los modelos eléctricos para la planta española.

Normas
Entra en El País para participar