Patronal y sindicatos rompen la negociación salarial: empresas y sectores pelearán sus subidas

Los sindicatos y la patronal oficializan la ruptura para acordar recomendaciones conjuntas para negociar las retribuciones en los convenios colectivo

 La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con el secretario general de CC OO, Unai Sordo (a su derecha) y el de UGT, Pepe Álvarez (a su izquierda).
La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con el secretario general de CC OO, Unai Sordo (a su derecha) y el de UGT, Pepe Álvarez (a su izquierda).

Las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT han dado por cerradas las negociaciones de cara a rubricar un nuevo acuerdo salarial para este año, según ha adelantado este jueves CC OO. El acuerdo salarial bipartito era una condicion impresicindible previa para una negociación posterior con el Gobierno para un posible pacto de rentas. Si bien las dificultades que venían registrándose en los encuentros bilaterales ya habían hecho anticipar al Gobierno que dicho pacto de rentas iba a ser inviable.

Los agentes sociales han mantenido este jueves una reunión para abordar la situación del V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), tras las últimas propuestas intercambiadas entre patronales y sindicatos en materia salarial.

La cláusula de garantía salarial, que actualice a fin de año los sueldos de los trabajadores conforme a la inflación, es imprescindible para los sindicatos ante la incertidumbre de los precios e inasumible para una patronal que considera que puede generar efectos de segunda vuelta.

Ante esta ruptura de las negociaciones los empresarios y los sindicatos han anunciado que elaborarán su propias recomendaciones que trasladarán cada uno a sus negociadores, lo que con toda seguridad generará una mayor conflictividad en la negociación de los convenios colectivos de este año. No obstante, desde CEOE eran cautos y aseguraban que "el acuerdo no parece posible en estos momentos" pero que discutirían esta situación en los órganos internos de CEOE "y en el caso de que no sea posible un acuerdo de los sindicatos, se formulará un documento propio de recomendaciones para la negociación colectiva".

La situación que se abre ahora puede ser la antesala de un inevitable incremento de la conflictividad laboral en la negociación de los miles de convenios colectivos pendientes aún de negociarse este año. A falta de conocer próximamente las cifras de abril, ya hay 4,82 millones de trabajadores que han cerrado sus condiciones laborales para este año, con un aumento salarial aún moderado, del 2,36% porque la mayoría de ellos fueron pactados en años anteriores, previos al estallido de la inflación.

Si bien, esta moderación prevé que vaya abandonándose a medida que pasen los meses, máxime tras la ruptura de las negociaciones que se ha producido hoy, porque los sindicatos intentarán presionar al máximo en sus sectores y empresas para compensar salarialmente el aumento desorbitado de los precios. De hecho, en marzo ya había un millón de trabajadores con un incremento salarial medio cercano al 6%.

Normas
Entra en El País para participar