Negociación colectiva

CC OO y UGT pasan a la acción y tensionarán los convenios ante la "cerrazón" patronal con los salarios

Los líderes sindicales también descartan el pacto de rentas que les propuso el Ejecutivo "por incomparecencia" del propio Ejecutivo que ni les ha convocado, denuncian

Unai Sordo, secretario general de CC OO (izquierda) y Pepe Álvarez, secretario general de UGT.
Unai Sordo, secretario general de CC OO (izquierda) y Pepe Álvarez, secretario general de UGT.

Ni acuerdo salarial con los empresarios ni pacto de rentas con el Gobierno. Este es, de momento, el escenario inmediato que han dibujado hoy los líderes sindicales de CC OO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez. Ambos han calificado hoy la posición empresarial en la negociación del Acuerdo de Empleo y Negociación Colectiva (AENC) de "cerrazón" y "obcecamiento" ante la exigencia sindical de que los convenios colectivos incluyan cláusulas de revisión salarial que compensen los salarios por las alzas de la inflación. Ante esta situación de "bloqueo" en las conversaciones para alcanzar este acuerdo, los máximos dirigentes sindicales han anunciado que, "en las próximas semanas", trasladarán a todas sus unidades de negociación de los convenios (más de 4.000 mesas) una estrategia de "tensionar" esas negociaciones.

Así lo han avanzado Sordo y Álvarez durante la presentación de las movilizaciones del próximo Primero de Mayo que este año tendrán como lema La solución: Subir salarios, contener precios. Más igualdad. Según explicó el líder de UGT, "no vamos a dar dos meses más de plazo (a los empresarios), si no hay ni voluntad de negociación, ni nos sentamos en una mesa no vamos a esperar (...) la negociación colectiva está ya en marcha y nuestros negociadores necesitan saber la estrategia sindical y se la vamos a dar en las próximas semanas y no solo para los convenios sectoriales, sino que intentaremos que la estrategia confluya también en todos los de empresa".

Pero ¿cuál será esa estrategia? Pues claramente la de "tensionar" la negociación y en cierto modo bloquearla. Álvarez advirtió a los empresarios que ese bloqueo se producirá, sobre todo, en la negociación de cuestiones donde las empresas podrían suavizar la aplicación de la reforma laboral como es el caso de la aplicación de las nuevas contrataciones fijas-discontinuas o en el alargamiento a un años de los contratos temporales por circunstancias de la producción.

Sordo, por su parte, explicó cuáles serán los siguientes movimientos de los sindicatos. Consideró que ya existe "cierta situación de bloqueo" tanto en las negociaciones para el ANC con las cúpulas patronales como en las mesas de negociación de muchos convenios colectivos. Por eso, explicó que los sindicatos "plantearán una ofensiva en materia de negociación colectiva" y verán cómo pueden "tensionarla" y llevar a dichas conversaciones las reivindicaciones que no están logrando sacar adelante como criterios generales de negociación en el ANC.

Concretamente, el líder de CC OO se refería, sobre todo, a la exigencia sindical de incluir las cláusulas de revisión salarial de manera anual, porque la propuesta patronal de compensar la brecha entre las subidas salariales y la inflación, "no sería real y sí sería como no hacer nada", ha dicho Sordo. Dicho esto, ha añadido que "ante ese tensionamiento de la negociación de los convenios y el riesgo más que cierto del aumento de la conflictividad laboral", cuando esto lo vean los empresarios, quizás podamos retomar la posibilidad de retomar un acuerdo general, que ahora los sindicalistas no ven posible por la inmovilidad patronal con las cláusulas.

En este sentido, Sordo insistió en que los sindicatos "no transigirán" en esta demanda, debido a que esperan que en la segunda mitad del año los precios de la energía vuelvan a estar bajo control, "pero entonces las empresas, que ya han trasladado la inflación a sus precios en una segunda ronda, no van a devolver los precios a los de hace ocho meses y todo ese aumento de beneficios irá a parar a los márgenes empresariales", ha criticado.

Tampoco ven un pacto de rentas

Los líderes sindicales también han descartado hoy la posibilidad de sacar adelante el pacto de rentas que les propuso el Ejecutivo "por incomparecencia" del propio Ejecutivo que ni les ha convocado para ello, según han denunciado hoy Sordo y Álvarez.

Ambos han explicado que dicho pacto de rentas debería incluir hasta cuatro puntos: uno fiscal que incluyera cómo se exigiría a las empresas que no trasladaran todo el repunte inflacionista a los precios; un acuerdo salarial entre empresarios y sindicatos; medidas gubernamentales para controlar claramente el precio de la energía a través del tope al precio del gas; y la protección de los colectivos más vulnerables.

En este último punto, los sindicalistas reclamaron una prestación o algún tipo de ayudas para cerca de 9,5 millones de personas, ocupados, parados y pensionistas, cuyos ingresos rondan los 1.000 euros y, debido a la alta inflación, ya no pueden llegar a fin de mes, han indicado Sordo y Álvarez.

Si bien, no ven ni mínimamente viable este gran pacto de rentas porque el Gobierno "no ha puesto encima de la mesa qué estaría dispuesto a hacer y es el actor que más medidas puede tomar a este respecto", han dicho.

Normas
Entra en El País para participar