Doctor José María Mostaza: "Todo lo malo es tan barato que es difícil hacer una dieta buena”

Es esencial dejar de fumar, hacer deporte y comer sano 

Doctor José María Mostaza: "Todo lo malo es tan barato que es difícil hacer una dieta buena”

La prevalencia de las enfermedades cardiovasculares desarrolladas con arterioesclerosis se ha estabilizado en España en los últimos años. Hay aspectos en los que se ha mejorado, como la hipertensión y la hipercolesterolemia. Sin embargo, hay otros, como la obesidad infantil y la diabetes, que han empeorado. Es el diagnóstico del doctor José María Mostaza (Madrid, 1960), jefe de sección de medicina interna del Hospital La Paz-Carlos III y presidente de la Sociedad Española de Arterioesclerosis (SEA), quien pide un mayor esfuerzo en campañas de prevención, educar desde casa y actuar también con medidas legislativas.

¿Cuál es hoy la prevalencia en España de la arterioesclerosis?

En nuestro país, la prevalencia de enfermedades desarrolladas con arterioesclerosis se ha ido reduciendo de forma progresiva, pero desde hace aproximadamente tres años se ha estabilizado.

¿A qué se debe esta situación?

Los datos indican que mientras algunos factores de riesgo están cada vez más controlados, como la hipertensión y la hipercolesterolemia, otros como la obesidad, sobre todo infantil, y la diabetes se incrementan y hacen subir las enfermedades cardiovasculares, que siguen siendo la primera causa de muerte en España.

¿Estamos más concienciados que hace 30 años? ¿O los consejos caen en saco roto?

Creo que la gente no está suficientemente concienciada y eso implica un gasto económico brutal para el tratamiento de todas estas enfermedades derivadas de la obesidad y del sedentarismo. Si hiciéramos campañas en la población, el impacto que tendríamos sobre la reducción de la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares sería muy importante.

Lo que se trasladade padres a hijos no son solo los genes, sino también  las costumbres y los hábitos de vida

¿Qué se puede hacer desde la prevención?

Pues muchas cosas. Hay que concienciar a la gente que dejar de fumar es fundamental, que tiene que hacer deporte y moverse, hacer una dieta sana y mantener un peso lo más cercano posible al ideal. Y que se hagan un análisis de sangre y se tomen la tensión a partir de los 30 años y luego con cierta periodicidad. Porque actuar a tiempo evita muchos problemas después.

¿Qué relación tiene con el estilo de vida, la clase social, el nivel educativo…?

Tiene una relación íntima con todos esos factores. Con el estilo de vida muchísimo. La gente que no se cuida en general tiene mayor riesgo de arterioesclerosis y eso se asocia con niveles culturales más bajos, mayor prevalencia de tabaquismo, de obesidad fundamentalmente y de sedentarismo. Todos ellos son los que influyen en el desarrollo posterior de factores de riesgo como hipertensión, hipercolesterolemia o diabetes.

¿Qué es más importante? ¿La educación del colegio o la de casa?

Si bien creo que la educación en el colegio es importante, esta tiene que darse en casa. Por mucho que te cuenten en el colegio cómo deben hacerse las cosas o lo que tienes que comer, luego cuando llegas a casa haces lo que hacen tus padres y comes la comida que ellos preparan. Lo que se traslada de padres a hijos no son solo los genes, sino también las costumbres y los hábitos de vida. Si los padres hacen deporte, los hijos también. La educación tiene que venir desde casa.

Nadie ha demostrado que las estatinas produzcan dolores musculares de verdad, o no los producen la mayoría de las veces

¿Qué impacto tendría la reducción de raciones, grasas saturadas, ultraprocesados…?

Sería fundamental. Lo que pasa es que es tan barato todo lo que es malo, que al final es muy difícil que hagas una dieta buena y razonable.

¿Y una intervención legislativa reduciendo este tipo de cosas como se ha hecho con el azúcar?

Se hacen cosas, pero muy lentamente, ya que la industria alimentaria es muy potente. Por ejemplo, la UE puso en marcha el 2 de abril la nueva legislación que limita el uso de grasas trans a un máximo de 2 gramos por cada 100 gramos de grasa en los alimentos.

¿Qué fármacos innovadores se están usando ahora para combatir la arterioesclerosis?

Actualmente lo que hay es un desarrollo brutal de nuevas medicaciones para controlar y reducir los niveles de colesterol. Lo cual nos está llevando a darnos cuenta de que cuanto más conseguimos bajar el colesterol, menor es el riesgo de tener complicaciones cardiovasculares en el futuro.

¿Las estatinas se sobrerrecetan y producen efectos secundarios?

Nadie ha demostrado que las estatinas produzcan dolores musculares de verdad, o la mayoría de las veces no los producen.

¿Y los triglicéridos?

Ningún estudio ha demostrado de forma inequívoca que reducir los triglicéridos se asocie con una reducción de la tasa de complicaciones cardiovasculares.

¿Ha visto un cambio, ha aumentado la esperanza de vida y han bajado las complicaciones de los que llevan tratándose 15 años con respecto a lo que había antes?

Existen datos que indican que actuando de forma temprana sobre los factores de riesgo, el impacto sobre la enfermedad cardiovascular futura va a ser mucho mayor. Lo que hemos visto es que pacientes que empezaron el tratamiento de forma temprana tienen una esperanza de vida muy superior a aquellos que empezaron el tratamiento a una edad mucho más avanzada.

¿Qué tiene que importar España de fuera que se haga mejor?

Una cosa que podríamos traer aquí son los programas de hipercolesterolemia familiar que tienen algunos países. Nosotros no creo que tengamos identificados más de un 15%, y ellos tienen identificada a más de la mitad de la población con estos problemas.

Esto enlaza con su idea de crear una red nacional de lípidos.

En la SEA creemos que el manejo de algunos pacientes es particularmente complicado por las hipercolesterolemias familiares, una teórica intolerancia a las estatinas, etc. Esos pacientes deben ser vistos en unidades especializadas. El problema es que las unidades de lípidos en España no están implantadas de forma homogénea. Hay algunas comunidades que tienen cero o una y Cataluña tiene 25 o 30. Si estas unidades son las que diagnostican y tratan casos graves, ¿quién trata casos graves de comunidades que no disponen de estas unidades? Esta es mi preocupación.

 

Normas
Entra en El País para participar