Pacto de rentas

Garamendi cierra la puerta a la propuesta de máximos de UGT de subir los sueldos un 5%

Patronal y sindicatos arrancan hoy la negociación del acuerdo de negociación colectiva que incluirá las recomendaciones salariales para sectores y empresas

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, conversa con la presidenta de la Fundación CEOE y ex ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, conversa con la presidenta de la Fundación CEOE y ex ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

Los representantes empresariales y sindicales celebran hoy la primera reunión formal de contenidos para negociar el V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) en el que los interlocutores sociales incluyen las recomendaciones de sus cúpulas para más de 4.000 mesas de negociación de los convenios colectivos de sectores y empresas en España. El núcleo duro de estos acuerdos, que suelen tener una periodicidad de dos o tres años, son las directrices salariales y este año lo serán con especial importancia ante el desboque de la inflación, situada en el 7,4%, un encarecimiento de los precios que no se veía desde hace más de treinta años.

A esta presión inflacionista se une el freno de la recuperación económica mundial por la guerra en Ucrania, lo que ha llevado al Gobierno a instar a patronal y sindicatos a que acuerden lo antes posible un "pacto de rentas" que modere tanto los salarios como los beneficios empresariales, lo que implicaría no solo ajustar los incrementos de sueldos pactados sino también que las compañías no lleven el encarecimiento de los costes al precio final y reduzcan también sus márgenes.

En este escenario, y a la espera de conocer los resultados de esta primera reunión, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha sentado algunas bases para esta negociación y ha cerrado tajantemente la propuesta de máximos que venía defendiendo el sindicato UGT, que demanda incrementos salariales del 5% o superiores. "No es razonable" esta propuesta ugetista, ha dicho tajantemente el líder empresarial tras intervenir en la presentación del proyecto Es tu Fuerza de la Fundación CEOE y el Ministerio de Defensa para la inserción laboral de las Fuerzas Armadas.

Por su parte, el líder de CC OO, Unai Sordo defendió esta misma semana que los incrementos salariales de este año deberían tener como referencia mínima el 3%, que es donde está situada en estos momentos la inflación subyacente y es el IPC medio de 2021 (3,1%). Si bien este sindicato exige a la vez que este incremento la inclusión en los convenios de cláusulas de garantía salarial que compensen a los trabajadores de los desvíos al alza de la inflación, algo que también comparte UGT.

Garamendi se ha referido a las consecuencias de la guerra en Ucrania, que, según ha advertido, "nos va a afectar a todos". De ahí que haya destacado que es el momento de aplicar una "contención" salarial, para no generar efectos de segunda ronda en el IPC, porque "uno de los mayores problemas que podemos tener es la inflación", ha dicho.

"Si tenemos un proceso inflacionista con respecto a los salarios realmente vamos a generar un problema muy importante en España; y esa es la línea en la que queremos trabajar", ha añadido, sin refererise a la parte de contención de las compañías a la hora de trasladar al precio final el ya más que evidente aumento de los costes.

En cualquier caso, el líder patronal ha hecho otra advertencia para esta negociación con los sindicatos, al indicar que el acuerdo de convenios "debería estar cerrado antes del 30 de marzo (...) con o sin acuerdo", ha concluido.

Normas
Entra en El País para participar